X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los entresijos de la sesión de este jueves

Así será el pleno de investidura: ¿quién será el nuevo alcalde de Alicante?

18/04/2018 - 

ALICANTE. Todo (o prácticamente todo) está ya previsto para la celebración del pleno de investidura que elegirá al nuevo alcalde de Alicante, tras la dimisión oficial del socialista Gabriel Echávarri, el pasado lunes 9 de abril. Al menos, por lo que respecta al guión de su desarrollo y a sus flecos protocolarios. Eso sí, todo parece apuntar a que habrá que esperar hasta el mismo momento de la votación para conocer la identidad de la persona que accederá al cargo, ya que, a lo largo de toda la jornada de este miércoles, se están sucediendo múltiples contactos a varios niveles con el propósito de garantizar los 15 votos que permitirían la toma de posesión de Eva Montesinos: la actual alcaldesa en funciones y número 2 de la candidatura con la que el PSOE concurrió a las municipales de 2015.

Como viene contando Alicante Plaza, esa suma de votos (que marca la mayoría absoluta del pleno de la corporación) depende de la posición que adopte la edil no adscrita, Nerea Belmonte, con quien se continúa negociando su posible respaldo, a expensas de que se formalice un compromiso para impulsar su restitución moral: el impulso a la reforma del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP) que abriría la puerta a que se le concediesen los mismos derechos políticos y económicos que al resto de concejales de la oposición. Como viene contando este diario, los tres partidos que formaron el tripartito hasta el pasado noviembre están de acuerdo en impulsar la reforma de ese reglamento, ya que, de hecho fue uno de los compromisos alcanzados en la formación del pacto de gobierno de 2015. 

Las fuentes consultadas por este diario precisan que ese compromiso podría estar a punto de plasmarse por escrito, lo que facilitaría la investidura de Montesinos, aunque todo depende del desarrollo del resto de encuentros que todavía deben producirse en las próximas horas. Entre ellos, una cita prevista entre la propia Montesinos y Belmonte.

Eso sí, ese hipotético acuerdo no conllevaría, por el momento, que Belmonte pasase a percibir un sueldo de manera automática. Su posible concesión quedaría aplazada a una segunda fase, ya que ahora, tanto PSOE, como Guanyar y Compromís, insisten en que no se ha puesto formalmente sobre la mesa para negociar la investidura

La conformación de esa mayoría absoluta también sigue dependiendo de que el PSOE mueva ficha y tome decisiones respecto al secretario de Inmigración de su ejecutiva local, Ricardo Picó, en respuesta a la petición de medidas disciplinarias formulada por Guanyar, tras el altercado protagonizado por el dirigente socialista durante la visita protocolaria girada por el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, al Ayuntamiento de Alicante, el pasado miércoles. Si no existe un gesto contundente, al menos el voto de la edil de Guanyar, Julia Angulo, estaría en el aire.

Esos dos frentes abiertos podrían despejarse a lo largo de la tarde-noche-madrugada de este miércoles, cuando están previstos nuevos contactos y reuniones entre representantes de los tres partidos que compartieron responsabilidades de gobierno hasta el pasado mes de noviembre. Puede que incluso esos contactos se prorroguen en la misma mañana del jueves, antes de que se abra la sesión de investidura. Así que la única certeza que existe hasta el momento es que el portavoz municipal del PP, Luis Barcala, será quien tome la vara de mando como candidato de la lista más votada en las elecciones de hace tres años, en el caso de que las fuerzas de la izquierda no logren reunir esos 15 votos.

La única certeza que existe hasta el momento es que Barcala tomará la vara de mando si el bloque de izquierda no suma 15 votos

En este escenario, sobre la celebración del pleno sólo se da por cerrado su guión. La sesión comenzará a las 9:30 horas ante la presencia de alrededor de un centenar de invitados, entre los que figurarán responsables políticos de todos los partidos y dirigentes de colectivos sociales representativos de la ciudad. Todos seguirán las intervenciones del pleno desde el Salón Azul, donde se ha habilitado dos pantallas para que el público asistente pueda observar el desenlace de la elección.

En principio, no se prevé la presencia de las principales autoridades de la Comunitat. No asistirá el jefe del Consell, Ximo Puig, de visita institucional en Japón; tampoco el presidente de les Corts, Enric Morera, ni ninguno de los diputados autonómicos, ya que el jueves se celebra pleno en la cámara regional. El subdelegado del Gobierno, José Miguel Saval, también ha excusado su presencia por un compromiso previo. Así que la representación política quedará mermada y prácticamente limitada a los cerca de diez invitados asignados a cada grupo municipal.

En el orden del día de la sesión solo figuran dos puntos: primero, al toma de posesión del nuevo concejal socialista, Miguel Castelló (que ocupa la vacante dejada por Echávarri), y la elección de nuevo alcalde. Para ello, se dará paso a la configuración de la denominada mesa de edad que presidirá la sesión. Como marca la normativa, estará formada por el edil de mayor edad en funciones de presidente y por el más jóven, que actuará como vicepresidente. Esos dos papeles serán desempeñados por el concejal del PP José Ramón González y por el edil de Ciudadanos, Vicente Buades.

Después, habrá un turno de intervención para cada grupo político, de menor a mayor representación numérica de concejales en el pleno. Los ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre, dispondrán de un tiempo de tres minutos, mientras que los portavoces del resto de grupos contarán con diez

Tras las intervenciones, llegará el momento de la votación. En principio, todo parece indicar que los ediles de PSOE, Guanyar y Compromís mostrarán su papeleta para dar a conocer su posición de voto, sin dar lugar a posibles especulaciones. Belmonte también ha confirmado este miércoles que actuará de igual modo, enseñando su voto.

La votación la iniciará, igualmente, el partido con mayor número de representantes y siguiendo el orden en el que cada concejal figuró en la lista electoral del partido por el que resultó elegido. Así, la ronda la abrirá el PP (con 8 ediles). Acto seguido, será el turno de los 6 representantes del PSOE. Los cinco ediles de Guanyar votarán en tercer lugar. Y, justo después de que vote el número 5 de su lista, Daniel Simón, será el momento en el que Belmonte introduzca su papeleta, ya que figuró en el sexto puesto de la candidatura de Guanyar. Curiosamente, tras ella llegará el turno de Sepulcre, que logró el acta de concejal como número tres de la candidatura de Ciudadanos (el cabeza de lista, José Luis Cifuentes, dimitió y la número 2, Mari Carmen Sánchez, renunció al acta de concejal al tomar posesión como diputada en Cortes). En ese momento, la balanza ya se habrá decantado y se conocerá la identidad del nuevo alcalde de Alicante: Eva Montesinos o Luis Barcala.

Después de Sepulcre, votarán los cinco ediles de Cs y, por último, los tres concejales de Compromís. Una vez finalizada la ronda, se procederá al recuento de votos y a la proclamación del nuevo alcalde o alcaldesa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email