X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de enero y se habla de CASO GÜRTEL CABANYAL FORD ALMUSSAFES puzzle
GRUPO PLAZA

desayunos vP

Construir en la Comunitat: optimismo en el embudo de la burocracia

31/10/2017 - 

VALÈNCIA. El Hotel SH Valencia Palace acogió el pasado viernes un desayuno informativo organizado por la Feria Urbe y Valencia Plaza sobre el presente y el futuro del sector inmobiliario en la Comunitat Valenciana, un encuentro en el que los ponentes coincidieron en que el sector se encuentra en un escenario de mayor optimismo tras la crisis y en que las trabas burocráticas de la administración local son su principal escollo para desarrollar nuevos proyectos.

Asistieron al encuentro Juan Valero y Carmen Álvarez (Urbe), Teresa Puchades (Avanza Urbana), José Ángel Sospedra (CBRE Valencia), Pedro Villa (Urbitra), Vicenta Pastor (Urbem), José Manuel Martínez (Olivares Consultores), Augusto Monte (Haya Real Estate), Eduard Navarro (Net de Gerrers), Sergio Felip (Libertas 7) y Eva Figueroa (Engel & Völkers).

Juan Valero, presidente de la Feria Inmobiliaria del Mediterráneo (Urbe), abrió el encuentro subrayando el "buen momento" que vive el sector inmobiliario en la autonomía. "Hemos doblado el número de expositores hasta llegar a alrededor de 40. Estamos en un buen momento, con los tipos de interés bajos y los bancos volviendo a dar créditos", resaltó el dirigente, que instó a los agentes del sector a "regresar a lo esencial" tras la crisis atravesada. "Las promotoras se deben centrar en hacer lo que saben hacer, que es invertir 'x' cantidad -y no otra- en una promoción en función de la renta y lo que van a poder pagar las personas a las que van dirigidas. Tenemos que tender a que esto sea una industria más, no un objeto de especulación", afirmó Valero.

Teresa Puchades, directora general de Avanza Urbana, introdujo en el debate el problema del embudo burocrático. "El sector despertó en el 2016, pero va muy poco a poco. La administración tarda un año de media en permitir que salga adelante un proyecto. Falta digitalización y voluntad de cambio", dijo, al tiempo que valoró el periodo de crisis como "un filtro importante para profesionalizar el sector y salir adelante con solvencia" y lamentó circunstancias que se arrastran como consecuencia de la recesión. "Hay bancos que exigen el 60% de las ventas antes de financiar un proyecto. Hay que ser más precavido después de lo ocurrido, pero esto tampoco es lógico", criticó.

José Ángel Sospedra, managing director de CBRE Valencia, habló de "la escasez de suelo en València". "Se habla de La Punta y Benimàmet como únicas posibilidades de expansión de la ciudad, y las existencias actuales no son tantas. Va a haber un incremento de precios notable en la ciudad si no cambia este escenario", auguró, al tiempo que pronosticó un próximo impulso de la promoción en el área metropolitana de la ciudad "como efecto dominó". El directivo también reflexionó sobre los cambios del modelo de negocio. "El mercado ha cambiado totalmente. Lo que valía hace diez años no vale ahora, tanto a efectos de comercialización como a efectos de demanda".

Pedro Villa, presidente de Urvitra, subrayó las diferencias entre el sector promotor tradicional y "las operaciones financieras" que, a su criterio, están copando la actualidad del sector inmobiliario. "El negocio de otras firmas no es el nuestro, que consiste en poner ladrillos para crear viviendas y venderlas a los clientes. El de algunas empresas es comprar un suelo barato, hacer una gran labor de marketing para colocar las viviendas en el mercado, poner en valor esa nueva compañía promotora y, finalmente, vender la propia empresa en bolsa", afirmó. El empresario también alertó de que, "en cierto sentido la recuperación que estamos viendo es un espejismo, porque responde a una demanda que estaba estancada, y criticó que en la actualidad "hay 5.000 viviendas haciendo cola por una licencia en el Ayuntamiento de València".

Vicenta Pastor, consejera delegada de Urbem, se sumó "al mensaje de cautela de los promotores tradicionales". "Es cierto que hay una gran demanda retenida que ahora está comprando, pero los jóvenes que han de constituir la demanda de primer acceso a la vivienda no han consolidado sus empleos todavía", explicó. La empresaria destacó que durante la crisis "se construyó mucho sin atender a la demanda real, unos proyectos que constituyen actualmente la bolsa estancada en la Sareb", y se mostró crítica con la situación de las viviendas protegidas. "En estos momentos los compradores de VPO no tienen prácticamente ninguna ventaja, todo mientras ellos sí han de cumplir unos escrupulosos requisitos y nosotros tenemos la demanda de estos proyectos restringida. Respecto a las "trabas burocráticas", Pastor destacó que los promotores "no nos quejamos de la regulación, sino de los tiempos".

José Manuel Martínez, director del Área Residencial y subdirector de oficina de Olivares Consultores, replicó que buena parte de la bolsa de viviendas que acumula la Sareb "fue desarrollada por promotores locales". Respecto a la presencia de la sociedad en el mercado subrayó que su oferta -como la de los particulares- "no supone una interferencia negativa". "La Sareb es un actor que colabora a que se reactive el mercado", dijo. Como reflexión general, Martínez destacó que el sector inmobiliario vive "una situación muy bonita y esperanzadora en la que se están sentando unas buenas bases para que crezca y se estabilice".

Augusto Monte, director del área mayorista 'Sareb Levante y Cataluña' en Haya Real Estate, coincidió en que València "ha tenido una demanda no satisfecha en los últimos tiempos", si bien lo consideró un factor para ser "optimista" de cara a los próximos años. El dirigente, sobre el stock de vivienda en manos de la Sareb, afirmó que "su gran volumen de vivienda terminada por colocar está ahí porque no había demanda para ella". "Y quizá siga sin haberla ahora, porque la única manera de colocarla es hacer ofertas agresivas en precio, y no es nuestra política", dijo. En este sentido, Monte aplaudió la labor de la Sareb en su función de "servicio público" que rentabiliza activos en beneficio de los contribuyentes.

Eduard Navarro, CEO y fundador de Net de Gerrers, subrayó que "España es un referente a nivel mundial en urbanismo", y agregó en esta línea que "mejoras en los trámites burocráticos permitirían un gran lanzamiento para el sector". Respecto a las expectativas a medio plazo, Navarro advirtió que "la renta per cápita sigue estando baja". "Esto siempre va a ser una barrera que nos hace ser cautos con los precios. La oferta no puede ser desenfrenda", dijo, y recordó que "el sector inmobiliario está condenado a los ciclos". Sobre la crisis atravesada, también destacó que ha servido para sanear el sector. "Los que estamos aquí somos los que no llegamos tan lejos en aquella fiesta, los que no nos emborrachamos tanto", bromeó.

Sergio Felip, director comercial de promoción de Ficsa Grupo Libertas 7, advirtió que "las velocidades a las que se construye no son reales". "Tienen mucho de atención a la demanda con la que se han encontrado tras años de estancamiento", dijo, y agregó que "es muy importante en que no se contribuya al calentamiento del precio del suelo". "Es complicadísimo, pero es nuestra labor. El sector ha de pasar a atender la demanda del cliente, ajustarse el máximo a lo que reclama y hacerlo con el precio más ajustado posible. Por suerte la financiación es muy cauta", indicó

Eva Figueroa, directora de división de Engel & Völkers Valencia, alertó de cierta nostalgia de la especulación de los tiempos del boom. "Hay propietarios que anhelan aquellas situaciones, que aguardan a que se disparen sus propiedades por el ruido de los fondos", dijo, y agregó que "es muy peligroso que, a base de invocarse, esto llegue a producirse". Respecto a la demora de los trámites para obtener licencias, la dirigente subrayó que es un problema que no se produce en otros países. "Los extranjeros alucinan, no salen de su asombro, es impresionante la lentitud administrativa. Urge que se acorten los plazos", afirmó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email