X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

es incompatible con la ley de costas actual

Benidorm niega la licencia de apertura al bar de la isla tras 50 años abierto: el derribo planea

15/09/2018 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm rechaza darle licencia de apertura al bar enclavado en la isla más de 50 años. Así lo ha comunicado la concejal de Aperturas, Lourdes Caselles, en un decreto fechado el 12 de septiembre al que ha tenido acceso este diario. Lo hace en base a la resolución por parte de la Dirección Territorial de Costas por la que deniega esta posibilidad al Consistorio por chocar con la normativa vigente de Costas. 

Hay que tener en cuenta que desde el 2005 con el nuevo deslinde, este terreno pasó a ser de dominio público marítimo-terrestre. Asimismo, se incluyó dentro del Parque Natural de Serra Gelada, por lo que está protegido por la propia Conselleria de Medio Ambiente.

Con todo, ahora la propietaria de este establecimiento se queda en un limbo, así como el resto de administraciones. No tiene licencia de apertura, pero ha estado durante más de 50 años funcionando y este mismo verano sus puertas han estado abiertas para todos los visitantes del pequeño islote. La dueña del bar, en declaraciones a À Punt, dijo haber tenido esta licencia en su momento, pero no había guardado una copia. No obstante, en el Ayuntamiento no consta que se la concedieran.

De este modo, el paso siguiente que parece dar las administraciones es legalizar dicho servicio en la isla. Según consta en este mismo decreto, tanto el Ayuntamiento como Costas quedaron en un acuerdo en la última reunión: la corporación municipal tenía que presentar una propuesta de demolición de todas las estructuras que no se puedan legalizar, y solicitar el título que la "permanencia de las restantes".

Como se recordará, el concejal de Playas, Lorenzo Martínez, ya sobrevoló la idea de que parte de la estructura se tendría que derribar porque la ley exige que sean desmontables, y no es el caso del restaurante fijado en la isla en un edificio propio. En estos momentos, el Ayuntamiento está viendo la viabilidad de introducir el bar dentro del proyecto de explotación de playas que se suele entregar el primer mes del año.

La última finalidad de todo es sacar a licitación el bar de la isla que daría legalidad a todo el servicio.

En este sentido, el concejal de Compromís, Josep Bigorra, se cuestionaba cuál será el futuro de las instalaciones si está claro que no pueden tener licencia de apertura. Asimismo, se plantearon si habrá que pedir con carácter retroactivo algún requerimiento a la empresa por haber estado abierto sin licencia durante tantos años. Por último, preguntó cuáles serían los elementos permanentes legales y cuáles no. "El Ayuntamiento parece que está prolongando hasta la extenuación este tema para proteger ciertos intereses privados que pueden contradecirse de los intereses públicos de protección del medio ambiente y la conservación del territorio, por ejemplo".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email