X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los populares quieren nuevas caras al frente del partido 

El PPCV quiere que Rajoy se marche cuánto antes: los tres escenarios para la renovación

3/06/2018 - 

VALÈNCIA/ALICANTE. Con el tiempo, el dolor en el seno del Partido Popular se va apaciguando. La moción de censura siempre estuvo rodando la cabeza de Mariano Rajoy, pero lo que no creían en el seno de las filas populares es que saliera adelante. Ahora, todos quedan expectantes a la cita del martes, donde el ya ex presidente del Gobierno dejará entrever sus preferencias para el futuro, tanto el suyo como el del partido. Hay tres escenarios, pero, al menos, del Partido Popular de la Comunitat Valenciana se trasladará el mensaje de que hay que renovar la dirección nacional cuanto antes, y seguir el ejemplo que han adoptado tanto las organizaciones de Alicante y Castellón, y la regional, todas ellas con perfiles nuevos y alejados del pasado más comprometido del partido

Rajoy puede esbozar tres escenarios, aunque también puede optar porque todo siga igual y que el tiempo pase. Pero esta vez está abocado a tomar una decisión. Así, puede señalar directamente a un sucesor o sucesora y nombrarlo presidente del partido sin tener que ir a un congreso, por el momento. Puede anunciar su salida y convocar el cónclave extraordinario para el otoño, dejando la elección en manos de los propios aspirantes para que se busquen los apoyos y que decidan los delegados. Y por último, puede dejar el partido en manos de María Dolores de Cospedal y que sea ésta quien convoque el congreso a su conveniencia. Ahora, fuera del Gobierno, hay manos libres para actuar.

En el PPCV consideran que la gran prueba de fuego son las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019. Las generales son ahora incógnita: Sánchez las convocará cuando le convenga. En el seno de la organización se sostiene, que a pesar de perder La Moncloa, hay tiempo suficiente para rearmarse, tanto organizativamente como ideológicamente. Es más, sin el poder de Madrid, el partido pierde la presión de Cataluña, o de tener que defender unos presupuestos tan poco convincentes como los actuales para la Comunitat Valenciana.

Pero la clave, en su opinión, está en la renovación: Rajoy es un lastre en muchos territorios. Según algunas fuentes consultadas, no sería conveniente que Rajoy iniciara el curso político con la presidencia del partido sin despejar. ¿La razón? En lo que respecta a la Comunitat Valenciana, todavía hay varias sentencias del caso Gürtel por decidir y de ser condenatorias, las miradas se volverían otra vez sobre Rajoy por no ver actuado con anterioridad para limpiar el partido. Así que cuando más lejos esté mejor. El PPCV no quiere hipotecas de este tipo, pues bastante tiene que con hacer frente al pasado más inmediato de los Gobiernos de Camps, y desde hace unas semanas con Eduardo Zaplana, de lo que pueda salir del sumario del caso Erial.

La última visita de Rajoy de Alicante ya fue un foco de polémicas: no se acordó del nombre del alcalde en plena alocución y su jefa de Comunicación, Carmen Martínez de Casto, abroncó a unos manifestantes con un ¡Os jodéis! que fue captado por las cámaras. Ambas polémicas se viralizaron en las redes sociales, provocaron la dimisión de la editora del informativo territorial de TVE y Luis Barcala tuvo que pedir disculpas a los manifestantes al lunes siguiente. Lo que en un principio iba a ser un chute de moral para la militancia, con la reconquista de la Alcaldía de Alicante, acabó siendo un calvario para los dirigentes locales.

Por ello, al PP de la Comunitat le gustaría comenzar la precampaña con aire nuevo. En la medida de sus posibilidades ya lo está haciendo con el nombramiento de muchos candidatos a la Alcaldía. Sigue teniendo la gran incógnita de València, y de Castellón, pero en muchos municipios medianos de Alicante, la capital y Elche, por ejemplo, ya tienen candidatos a la Alcaldía. A excepción de donde se gobierna, el objetivo es comparecer con personas nuevas, sin relación con el pasado y, por esa razón, lo que se reclama es que haya un nuevo líder en Madrid que aporte aire fresco y que no tenga nada que ver con la etapa más dura del Gobierno de Rajoy, cuando se tuvieron que tomar las medidas más impopulares.

En el caso del PP de Alicante, cuenta entre sus cargos con el ex ministro José Manuel García-Margallo, que ha sido uno de los más críticos con la gestión de Rajoy en el asunto de Cataluña y quién ha pedido cambios tras la sentencia del caja b del PP. Tras conocerse el fallo, el exministro dijo que la sentencia de la trama Gürtel suponía "un alto en el camino" que exige reflexionar y tomar medidas: "Se impone hacer lo que haya que hacer para recuperar la confianza de los españoles en sus instituciones y de un partido". 

En este contexto, García-Margallo ejerce de escudo de lo que pueda hacer el PP de la Comunitat Valenciana, que ha sido aplicar la renovación desde los últimos congresos, en los que han desaparecido cualquier cargo vinculado a líderes implicados en casos de corrupción.

Alicante y Castellón tienen los deberes hechos y pueden reivindicar con el ejemplo. La otra gran incógnita sigue siendo València y la dirección provincial, que es la que todavía no se ha podido renovar. Si vuelve a ver atisbo de confrontación, no se convocará. Lo deseable es esperar a que los ánimos estén más calmados y que si hay nueva dirección en Génova, que salva fortalecida para poder afrontar el proceso. El nombre del candidato a la Alcaldía del cap i casal también marcará los tiempos. Y si es con Rajoy ya relevado, mucho mejor, concluyen en el PPCV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email