X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La Policía tuvo que mediar en Urbem al intentar Carlos Turró tomar el control de la promotora

11/09/2018 - 

VALÈNCIA. El más difícil todavía. El sainete que vive Urbem, promotora en la que a día de hoy tanto José Pastor como Carlos Turró reivindican por separado ser el administrador único tras la celebración de dos juntas de accionistas paralelas, acabó el pasado 4 de septiembre con la intervención de la Policía Nacional al intentar el segundo acceder a la empresa como nuevo administrador.

Ambos empresarios salieron este martes al paso de la información revelada por Valencia Plaza: la celebración de dos convocatorias consecutivas, cada una en un lugar distinto y con una composición accionarial diferente, tras la que los dos dirigentes afirman haber obtenido el respaldo suficiente para acceder al cargo.

Como explicó este diario, las juntas tuvieron lugar los días 3 y 4 de septiembre. La primera convocatoria fue de carácter extraordinario y se produjo a instancias de Turró por la vía judicial. Las últimas ofensivas del empresario se producen tras lograr el pasado mes de octubre que el Tribunal Supremo tumbara las ampliaciones de capital realizadas en su día por su rivalSu baza es este pronunciamiento de la justicia, en función del que se arroga el control de un 55,2% de la mercantil.

La segunda junta fue la réplica de Pastor, quien afirma haber revalidado su cargo de administrador único haciendo valer un 64% de la mercantil -al estar todavía por suscribir las ampliaciones de capital anuladas, según su criterio-.

El encuentro en la sede

Según explicó este martes José Pastor, Turró acudió el día 4 a Urbem pero no con el objetivo de acudir a la segunda junta, sino con el de tomar el control de la promotora como nuevo administrador único haciendo valer lo ocurrido el día anterior. Según relató Pastor, lo hizo acompañado de seguridad particular y de su abogado José Antonio Noguera.

La familia Pastor rechazó sus pretensiones con el argumento de que la junta celebrada un día antes no era válida, y el choque de posturas -que en ningún momento fue más allá de las palabras- acabó requiriendo la intervención de la Policía Nacional (a la que habrían recurrido ambas partes).

Las dos ramas accionariales trataron de hacer ver a las fuerzas del orden que ostentaban la administración única de la mercantil, si bien los agentes, quizá abrumados, optaron por no ser ellos quienes resolvieran un conflicto que lleva más de una década sin resolverse en los tribunales.

Al respecto, Turró, en un comunicado, denunció este martes que los Pastor "impidieron la entrada del Administrador de Urbem y del accionista Inversiones Mebru SA, al parecer con modificación a su antojo de documentos esenciales de la compañía". Según defiende el empresario, la junta del día tres se celebró "en cumplimiento de lo ordenado por decreto judicial de 18 de julio de 2018" y se desarrolló "con todas las garantías".

Por contra, José Pastor replicó este martes que la junta irregular fue la que eligió a Turró, por lo que estudia acciones legales contra el empresario y contra el administrador concursal de Inversiones Mebru, Fernando Lesmes, al considerar que podrían haber incurrido en delitos como falsedad documental y administración desleal para atribuirse la mayoría sin ostentarla realmente.

Como explicó este diario, Turró logró forzar la junta del día 3 en la que -de forma válida o no- logró desbancar a José Pastor como administrador único de Urbem. La cita tuvo lugar en la notaría de Don José Alicarte y había sido convocada el 1 de julio, según reza en la convocatoria. El empresario, solo tres meses antes -el pasado mes de junio- había perdido en un primer intento por lograr el control tras la sentencia.

En la mencionada junta de junio Pastor conservó la mayoría con el siguiente argumento: si las ampliaciones de capital de 2006 y 2011 quedaban anuladas por la sentencia también lo estaba de momento la suscrita entonces por Inversiones Mebru, la sociedad de Turró. En consecuencia, todas las ampliaciones se consideran actualmente 'por suscribir', según argumentan, motivo por el que los Pastor se atribuyen el 64% de la mercantil -el porcentaje que tenían antes de la primera ampliación-.

Con esta arma, y en respuesta a la junta convocada por Turró, el mismo 1 de julio Pastor también convocó la junta general de Urbem, prevista en el número 50 de la Avenida de Francia, para el día 4 de septiembre, el siguiente al fijado por Turró. Y fue así, en base a los porcentajes que constan en el Registro Mercantil, como José Pastor se atribuyó la mayoría del capital de la empresa para ser elegido de nuevo administrador único en la última junta.

Nuevos litigios

Ahora, como cabia esperar, el escenario es de rechazo de ambas partes al resultado de la junta convocada por el contrario. Turró, de hecho, ha recurrido la segunda junta, circunstancia que suma un nudo más al enredo judicial en el que se haya inmersa la promotora.

Cabe apuntar que los problemas de Turró para acceder al control de Urbem pese a contar con una sentencia a favor son de carácter económico. Su empresa, Inversiones Mebru, se encuentra en concurso, de modo que resulta poco probable que suscriba las millonarias ampliaciones de capital anuladas.

Además, como en cualquier concursada, quien está al mando de la firma no es el propietario (Turró), sino su administrador concursal; y para colmo los principales acreedores de Mebru son Vicenta y Maribel, las hijas de José Pastor, que adquirieron los créditos de su rival en una astuta maniobra para lograr una postura de fuerza en la pugna por la empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email