X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de Cine portada financiación autonómica divalterra egevasa
GRUPO PLAZA

acuerdo sobre la Zgat en el consejo local de comercio

Las grandes superficies avalan la libertad comercial en Maisonnave pese al recurso de tres centros

Foto: RAFA MOLINA

Anged respalda la ZGAT que permite abrir todos los domingos sólo a El Corte Inglés, en menoscabo de Carrefour o Alcampo, presentes en Gran Vía, Puerta de Alicante y Plaza Mar 2. Todos los miembros 'puros' del sector votan a favor de la propuesta salvo las asociaciones de comerciantes de Pla Carolinas y Los Ángeles  

26/10/2016 - 

ALICANTE. La propuesta para que sólo los comercios instalados en el Centro Tradicional de Alicante, incluidas las dos tiendas de El Corte Inglés de la avenida de Maisonnave, puedan abrir los 365 días del año dio este martes un paso crucial para su plena implantación al superar el trámite de votación en el Consejo Local Comercio con el apoyo, incluso, del representante de las grandes superficies, agrupadas en Anged.

La nueva delimitación de la llamada Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) planteada por el alcalde y edil de Comercio, Gabriel Echávarri (PSOE), recabó 18 votos a favor, 8 en contra y una abstención. En otras palabras, sumó el respaldo de casi un 70% de sus miembros, lo que, según resalto el propio Echávarri al término de la reunión, da cuenta del nivel de consenso alcanzado en una propuesta que, además, supone el fomento del empleo y preserva los derechos de los trabajadores, dijo, en referencia al compromiso de conciliación de la vida laboral y familiar al que queda ligada la nueva delimitación.

Con ese balance, se cumplió el primero de los requisitos exigidos por la Conselleria de Economía y Comercio para refrendar, después, esa nueva declaración. La segunda condición -que sea avalada en Junta Local de Gobierno o en el pleno (más improbable)- quedará satisfecha en breve. Puede que incluso la próxima semana.

El desenlace se ajustó al pronóstico con el que se trabajaba desde la Concejalía de Comercio: una aprobación por holgada mayoría. Sin embargo, el acuerdo sorprendió por la cualidad de los avalistas. La propuesta logró el voto favorable de todos los representantes puros del sector salvo el de los colectivos de comerciantes de Pla Carolinas y de Los Ángeles. Según fuentes del consejo, las dos asociaciones mostraron su desacuerdo porque aspiraban a que la liberalización de horarios se extendiese a todo el término municipal (como se planteó en la propuesta de marzo, que fue rechazada en el pleno), y no sólo al centro. 

El resto de miembros vinculados a la actividad comercial votó a favor: tres colectivos de comerciantes del centro (Más que Centro, Corazón de Alicante y Mercados Municipales), la Cámara de Comercio, Cepyme, Asucova (los supermercados), la Asociación de Empresarios de la Hostelería (APEHA) e incluso la Asociación Española de Consumidores (AEC). Pero, sin duda, el respaldo más inesperado fue el del representante de Anged, Armando Antuña (por Alcampo). A priori, su situación era la más compleja. Tanto que se auguraba que se limitaría a guardar el equilibrio entre beneficiados y perjudicados por la nueva configuración de la ZGAT. No en vano, en la patronal de las grandes superficies se encuadra tanto El Corte Inglés, que seguirá teniendo libertad para abrir domingos y festivos, como Alcampo o Carrefour, implantados en tres centros comerciales de la ciudad (Plaza Mar 2, Puerta de Alicante y Gran Vía) que quedan excluidos de la nueva ZGAT, por lo que continuarán sin poder abrir, y que, precisamente, mantienen un recurso contra la primera ZGAT aprobada por el PP en 2013 para la misma zona centro.

El contencioso

Según las fuentes consultadas, esa impugnación -que se fundamenta en la arbitrariedad con la que fue adoptada y en el menoscabo a la igualdad de competencia- se resolverá en las próximas semanas con una sentencia que, muy probablemente, será favorable a los intereses de los centros comerciales. En su recurso, las tres grandes superficies anticipaban su reclamación de daños y perjuicios por las pérdidas que les habría generado esa situación de desigualdad al no poder abrir domingos y festivos, como sí se autorizó ya entonces a El Corte Inglés. 

Fuentes municipales confirmaron a Alicante Plaza que los representantes legales de esos tres centros comerciales mantuvieron una última entrevista con el alcalde, a primera hora de este martes, para solicitar que la propuesta de liberalización de horarios se extendiese a todos los operadores. A cambio, los tres complejos se comprometían a ampliar plantillas en la medida de sus posibilidades (aunque sin firmar un acuerdo por escrito ante el temor de que los sindicatos exigiesen extender esa medida de conciliación en sus cadenas a escala nacional) y, además, renunciaban a la reclamación de indemnizaciones anunciada en su recurso.

Las mismas fuentes precisaron que el alcalde mantuvo los requisitos de contratación y conciliación y descartó ese planteamiento. Sobre todo porque, como avanzó este diario, en el caso de que se dicte una sentencia favorable a los centros comerciales, el Ayuntamiento siempre tendrá la opción de agotar la vía de los recursos hasta llegar al Tribunal Supremo, de modo que los tiempos jugarían a su favor. Además, las fuentes consultadas insistieron en que es poco probable que un juez aceptase la exigencia de una indemnización que resulta prácticamente imposible de cuantificar. "¿Cómo se valora un perjuicio para el que no hay antecedentes?, ¿cuánto se puede reclamar por lo que se ha dejado de vender en domingos y festivos si nunca antes se ha contado con esa posibilidad?", recalcan las mismas fuentes.

El veto a hipermercados 

El Consejo Local también se dio por informado de la propuesta de modificación del artículo 95 del Plan General de 1987 por la que se pasa a impedir ahora la apertura de nuevos hipermercados (más de 2.500 metros cuadrados de superficie) en todo el término municipal y se reconoce sólo tres zonas aptas coincidentes con los que ya están asentados. Esa modificación ya fue votada en el consejo de hace un año (fue uno de los compromisos adoptados por PSOE, Guanyar y Compromís en su pacto de gobierno) y, este martes, sólo se daba cuenta de su redacción definitiva. El acuerdo quedará ratificado en próximas fechas, bien en Junta Local de Gobierno o bien en pleno, para que se complete su tramitación administrativa y logre plena eficacia, justo en un momento de cambios en el escenario de las grandes superficies.  

En esa modificación, además, se amplía la superficie de los supermercados (de 999 a 1.699) y se permite su encaje en todas las grandes avenidas de la ciudad, incluso en el centro. También se da cabida a medianas superficies (entre los 1.200 y los 2.499) en los frentes de los grandes viales: avenida de Dénia, carretera de Ocaña, Vía Parque y la avenida de la Universidad.

Además, el consejo dio el visto bueno (26 votos a favor y una abstención) a la modificación de la ordenanza de mercadillos (venta no sedentaria) con cambios como la bonificación del 90% de las tasas por traspaso de los puestos para los solicitantes con ingresos que no superen el salario mínimo interprofesional, por ejemplo. Por último, también se autorizó la instalación de un mercadillo en la Albufereta (24 votos a favor, 2 votos en contra y una abstención) y se informó de la construcción del mercado de la Zona Norte.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email