X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la generalitat ha aportado 780.000 euros 

Los regantes se deshacen en elogios ante Ximo Puig: les pagó el 30% del último trasvase vía decreto

11/08/2018 - 

ELCHE. A veces, la política logra poner de acuerdo a colectivos que han mantenidos discusiones y batallas eternas. Y el agua ha sido una de ellas. Los regantes, tradicionalmente alineados con el Partido Popular, han exhibido este viernes sus elogios con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, después de que el propio Gobierno valenciano sacara la chequera a principios de semana y desembolsara los 780.000 euros que hacían falta pagar los seis hectómetros que debían salir del Júcar camino de los embalses del Vinalopó. "El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha hecho un trabajo notable para conseguir este riego de socorro", ha dicho Ángel Urbina, el presidente de la SAT y portavoz de los usuarios del Trasvase, Ángel Urbina. ¿Una decisión en clave electoral? Cuando menos necesaria, pero sí que es verdad que el PSPV se apunta un buen tanto con esta operación al ganarse, de momento, la simpatía de los agricultores. Y además, en una ciudad donde socialistas y Compromís van de la mano:  es decir, difícilmente el gasto de los 780.000 euros aportados por Presidència serán cuestionados en una decisión sin antecedentes en el Gobierno del Botànic.

El colectivo de los regantes es clave en el sur de la provincia de Alicante, que además últimamente había mostrado su descontento con el Gobierno de Mariano Rajoy: el trasvase del Tajo-Segura seguía cerrado por falta de lluvias; además se les quería por un tasazo por recibir esa agua a través de la Mancomunidad de Caudales del Taibilla, y las desaladoras, que debían sustituir los caudales del Tajo, no acababan de arrancar. La de Torrevieja funciona a mitad de rendimiento; la de Mutxamel, está paralizada.

Y ante este descontento en un sector de la población muy vinculado al PP, tanto Puig como el alcalde de Elche, Carlos González, han sabido moverse con agilidad para conseguir que el trasvase se desbloqueara: la factura ascendía a 2,5 millones de euros y a los regantes les faltaban 800.000 euros que finalmente ha puesto la Generalitat vía decreto del president.

Urbina ha extendido los elogios hacia el alcalde de Elche, Carlos González. "Me siento muy arropado por el Ayuntamiento de Elche y por nuestro alcalde, y muy agradecido a la Generalitat porque, por fin, hoy, los regantes de San Enrique podemos mantener los cultivos de los cítricos que tenemos y dar una buena noticia a los cultivadores de hortalizas, decirles que pueden plantar alcachofas y seguir produciendo los alimentos que la sociedad nos demanda", ha dicho Urbina, un dirigente agrario que siempre ha sido muy crítico con las políticas hídricas del PSOE o que en su día respaldó los nuevos límites del trasvase Tajo-Segura, aprobados por el PP, y que situaban en 400 hectómetros la cantidad mínima para poder trasvasar agua al Segura.

Urbina ha señalado que, como portavoz de la Junta Central de Usuarios, les "queda un convenio muy importante" que tienen que "cerrar antes del 31 de diciembre" y ha manifestado que espera que "tanto el alcalde de Elche como la Generalitat" les apoyen para "poder darle una solución definitiva al tema del Júcar-Vinalopó".

El alcalde de Elche, Carlos González, ha destacado, por su parte, "el papel que ha jugado la Generalitat", así como el president Ximo Puig, "ha sido determinante para conseguir estos 6,3 hectómetros cúbicos para la provincia de Alicante, de los cuales 700.000 metros cúbicos vienen al Camp d'Elx", ha indicado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email