X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de ley de vivienda TEMPE inditex AEROPUERTO DE MANISES
GRUPO PLAZA

PRIMERA JORNADA DEL LOW FESTIVAL

Low Festival 2017, viernes: los padres del indie rock y el protagonismo de los grupos españoles

29/07/2017 - 

BENIDORM. Primer día de festival; primer día de Low Festival en el que había un cartel para cubrir las expectativas, porque el cartel lo merecía. Y en ese sentido, desde el indie rock americano, hasta parte de rock&roll español, pasando por momentos de lisergia, de momento el primer día ha sido una fecha superada con holgura y con buena música para demostrar que a pesar de que falte un poco de electrónica, el Low siempre tiene buena música que ofrecer.

Como ya indicaba la ruta específica de Alicante Plaza, una de las opciones diferentes era empezar con Kokoshca, el grupo que de Navarra que siempre ha supuesto un pequeño conjunto de himnos generacionales. Y eso fue lo que ofrecieron en el escenario Wiko, que empezaron con ‘Mi Consentido’, el disco que abre su nuevo y notable álbum, Algo Real. Un tema para empezar con su espíritu joven, porque es lo que ofrecían los navarros. De hecho, la tardaron en soltar algunos de los temas importantes como ‘Eres mi chica preferida’, aunque eso sí, la sección vocal no se escuchaba mucho. Pero en cualquier caso, con ellos siempre es más una cuestión de fe, de hecho después de la chica preferida, sonó uno de los grandes temas del nuevo disco, ‘Yo Nací’, una de esas letras sutiles que habla de política con segundas, como hacen.

Después vinieron temas como ‘RBU’ en los que sonaban a puro Pixies, y de hecho comentaron algo del concierto que llegaba después. Al final la cabra tira al monte, y después de su momento de guitarras de Boston, llegaron momentos de golpear la patata como ‘El Escultor’. Porque no sólo son el rockanroleo, también llegó algún hit como ‘Directo a tu Corazon’ y cuando aún estábamos todos con el flow en el cuerpo, llegó ‘La Fuerza’ para recordar que somos jóvenes y que la juventud es un estado de ánimo. Pogo en las primeras filas y coreo en algunos momentos. Eso sí, cuando pensábamos que habían acabado, empezó a sonar ‘No Volveré’ más rock&roll para darnos en la cara e irnos con las ganas a Pixies.

Porque Pixies fueron el punto y aparte, como se suele decir en lenguaje cuñado, "el que tuvo retuvo", y aunque ahora está Paz Lechantin en lugar de Kim Deal, los tonos de voz son similares, y eso se notó, aunque no tocaron ‘Gigantic’, que no lo suelen hacer desde que ella no está. Eso sí, empezaron muy fuerte con temas como ‘Rock Music’, ‘Gauge Away’ o ‘Wave og Mutilation’. Una muestra de que ellos saben lo que su público pide, que es nada más y nada menos que los clásicos, porque hay una línea abismal entre los temas clásicos y los nuevos. Además, eligieron un buen repertorio, correspondieron la falta de ese tema, uno de los indispensables del grupo, con un setlist que traía temas que no solían tocar tanto. 

Entre ellos, la instrumental del Bossanova ‘Ana’ o ‘Blown Away’, conocedores de que después de tanto tiempo, hay que jugar con el amplio repertorio que construyeron y que sirvió para moldear gran parte de la música de los 90s. Aunque eso signifique que también por el tiempo, los temas no suenan como hace treinta años, como fue el caso de Ana, que en la parte instrumental flaqueó, aunque luego cuando sonó ‘Where is My Mind’ o temas frenéticos como ‘Ed is Dead’, se olvidaban las penas. Y de cara al final, con el clásico bis, Lechantin cogió su parte de protagonismo y cantó ‘Into the White’, y con ese tema nos fuimos todos con la sonrisa en la cara por haber visto un set impecable. En cuanto a la parte vocal y la música, ya sabíamos lo que hay, la edad pasa factura, pero rindieron como se les exigía.

De vuelta hacia el Wiko, allí estaban sobre el escenario los estadounidenses Golden Dawn Arkestra, una multitud encima con panderetas, guitarras, una gogó, batería y cualquier instrumento que sirviera para dar más sensación de lisergia. A pesar de que lo suyo era psicodelia, más que lisergia lo que transmitían era buenas vibraciones, como estaba previsto. Sus temas grandes como ‘Stargazer’ y la forma que tenían de tocar, bailando y con el público enchufado, hacía que fuera un gran momento para estar allí. Como indicamos desde Alicante Plaza, el guitarreo, la danza y sus coros multitudinarios dando empaque a las canciones, era un momento muy top.

Como top fue también el directo de Biznaga, incendiario, en el que no se anduvieron con chiquitas y tocaron todos los temas que se esperaban de ellos. Temas de mecha corta y con letras bastante explicitas, en las que se cagan en paseos de la política, en el postureo y en otras actitudes que siempre está bien criticar desde un prisma punk como el suyo. Con temas como ‘Las Brigadas Enfadadas’ y sus estribillos contundentes, a pesar de la hora en la que actuaron, pusieron patas arriba el escenario Wiko. Es cierto que también tuvieron problemas con la parte vocal, pero se solucionó rápido con los acordes que golpeaban como una explosión de dinamita. Directos, inmediates y efectivos, que es lo que se esperaba de ellos. Bien por su hostia punk. En resumidas cuentas, una jornada bastante completa que habrá que redondear el sábado con todos sus solapes. Que no es poco.                         

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email