X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de octubre y se habla de Marina d'Or RTVV obinesa congreso pspv
GRUPO PLAZA

BALANCE EN EL CICLO 'DIÀLEGS D'ESTIU'

Puig se vanagloria de haber cambiado 'la atmósfera' de la Comunitat: la económica y la social

15/07/2017 - 

ALICANTE. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha comparecido este viernes en Alicante para clausurar la segunda edición del ciclo de conferencias Diàlegs d'Estiu, en el que los miembros del Gobierno del Botánico se han sometido a las interpelaciones de los ciudadanos. Puig ha dicho estar satisfecho de haber cambiado la "atmósfera" de la Comunitat Valenciana, en especial, la económica y la social. "Tenemos mejores indicadores económicos y hemos abandonado la economía de la especulación; hemos conseguido la universalización de los derechos sociales,  y tampoco se persigue a nadie por decir lo que piensa". Aunque admitió que queda mucho por hacer, este es el balance que ha presentado.

La intervención de Puig fue precedida por las buenas palabras del rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, quien ha agradecido públicamente la bajada de las tasas universitarias. Y esas palabras de Palomar son las que han dado pie al relato de Puig, quien ha vuelto a destacado el hecho de haber superado ya la hipoteca reputacional de la Comunitat que se encontró el Gobierno del Botánico tras acceder a la Generalitat. Sobre las tasas, dijo que el objetivo era poner fin al distanciamiento entre el sistema y las personas y que nadie quede fuera de la universidad después de ocho años de subidas consecutivas de las tasas. "Esto nos ha permitido duplicar la partida destinada a las becas", ha destacado.

Derechos de la personas

Puig ha puesto en valor que otro de los objetivo ha sido recuperar los derechos de la ciudadanía. Y de ahí, ha destacado la labor de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, con sus medidas de universalización de la Sanidad y el fin de los copagos farmacéuticos. "La primera misión era que todos los ciudadanos tuvieran igualdad de oportunidades"

Gobierno municipalista

Otro de los aspectos que ha ensalzado Puig es que el Botànic es "un gobierno municipalista". Ha recordado que esta semana se ha transferido el dinero a los ayuntamientos del Fondo de Cooperación Local, un instrumento que se firmó en 1999 y que no se ha puesto en marcha hasta ahora, de la mano de las diputaciones de Valencia y Castellón. Alicante no lo ha suscrito. "Los ayuntamientos es la institución más próxima del ciudadana y el mejor instrumento para hacer política".

Fin a la economía especulativa

El jefe de Consell ha dicho sentirse orgulloso de haber acabado con el paradigma económico heredado tras 20 años de gobierno del PP. Puig ha defendido que su Gobierno ha puesto fin a la economía de la especulación y ha pasado a otro modelo económico basado en la innovación, con un peso industrial importante, que ya representa el 20% del PIB autonómico. "Universalidad, estabilidad y diálogo social; esas son las tres señas de identidad de este Gobierno", se ha vanagloriado. Pese a las advertencias "catastrófistas de algunos", Puig ha afirmado que, dos años después, "todos los indicadores económicos han mejorado: ha bajado el paro en 130.000 personas, han aumentado las exportaciones, pero pese a ello todavía hay cosas por hacer". Y ahí, el president se ha detenido "en el 20% de la población que todavía tiene problemas para llegar a fin de mes". "Los salarios y las pensiones siguen siendo bajos, están por debajo de la media estatal. No estamos en una zona de confort, como se puede ver", ha remarcado.

Infrafinanciación e inversiones

Puig se ha referido a la manida infrafinanciación y a las falta de inversiones por parte del Gobierno central. Pero aquí ha introducido un matiz que ya dejó entrever en un acto con empresarios de obra pública en Alicante: y es que las inversiones del Estado en la Comunitat tienen baja ejecución y por tanto no generan el empleo deseado, según ha expuesto.

El problema no es solo Cataluña

El president de la Generalitat ha considerado que "el problema territorial de España no es sólo Cataluña" y, aunque ha matizado que la Comunitat no tiene "un afán independentista ni soberanista", ha demandado una solución al problema de "infrafinanciación".  Ha recordado que, tras conseguir el acuerdo de todos los grupos políticos del Consell, el gobierno autonómico ha logrado situar este problema "en la mesa de España", gracias también al "apoyo social valenciano" de empresarios, sindicatos, universidades y ayuntamientos. "Lo que no vamos a consentir es que, aunque se planteen soluciones al problema territorial, la Comunitat Valenciana continúe invisible", ha agregado.  En su opinión, "los años de la crisis han evidenciado que lo que se quería limitando los recursos de las comunidades autónomas era recortar el Estado de Bienestar".

Pero, en definitiva, el jefe del Consell se ha mostrado satisfecho del balance, considera que su gobierno es reformista, y que, sobre todo, ha cambiado la "atmósfera" de la Comunitat Valenciana; "hay más capacidad de diálogo y hay más libertad. Hay margen de mejora, como ha reconocido; en lo económico y ha puesto el ejemplo de Alicante, que todavía puede crecer más". Pese a ello, Puig cree que el Botànic aún le quedan cosas por hacer.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email