X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

discurso durante el acto institucional del 9 d'octubre

Sánchez pone a la Comunitat como ejemplo de "la mejor España, la de la convivencia"

9/10/2018 - 

VALENCIA (EFE). El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto a la Comunitat Valenciana como ejemplo de "la mejor España", "la que se construye desde el diálogo y desde la suma de voluntades, la que prima la convivencia sobre el agravio territorial".

Sánchez, que ha intervenido en el acto institucional por el Día de la Comunitat Valenciana, en el Palau de la Generalitat, ha destacado que esa España que ejemplifican los valencianos es "la que se encuentra y se reconoce en las oportunidades de consenso frente a los que buscan excusas para la confrontación y el enfrentamiento".

Tras señalar que la valenciana es una "tierra que ha hecho del autogobierno un catalizador histórico para reivindicar una identidad que no se define por lo que se opone, sino por lo que se puede construir y aportar", el presidente ha apuntado que esa es la España "por la que merece la pena luchar y dedicarse".

Ha asegurado que desde el diálogo y la búsqueda del consenso es como se deben abordar el déficit de infraestructuras que padece la Comunitat Valenciana, entre las que ha defendido la importancia del Corredor Mediterráneo, y "la justa reivindicación de una mejor financiación autonómica para este territorio".

Sánchez ha destacado que la Constitución aprobada hace 40 años permitió aprender "la lección histórica" de que no puede haber democracia si no se reconoce esa diversidad territorial en forma de estado autonómico, ni puede haber diversidad territorial sin democracia.

"Avanzar es seguir fortaleciendo esos lazos autonómicos y retroceder es volver a épocas pretéritas en las que se reivindicaba, de manera desafortunada, la recentralización como motor de progreso en nuestro país".

 
Sánchez ha avanzado que la propuesta de Presupuestos Generales del Estado de 2019 estará cargada "de vocación europea"; de cohesión territorial, "con esas infraestructuras que necesitan territorios como la Comunidad Valenciana", y cohesión social, "reconstruyendo el Estado de bienestar".

Las cuentas públicas también se centrarán, según el presidente del Gobierno, en la creación de empleo porque ese, ha asegurado, es el "principal objetivo" que tienen "todas las instituciones públicas en relación con un desafío que todavía está muy presente en la realidad cotidiana de muchísimos" ciudadanos.

En su discurso, Sánchez ha defendido la importancia de Europa para hacer frente a los desafíos globales, como el cambio climático o la inmigración, y ha asegurado que el compromiso de España con Europa es "firme y sincero".

Ha destacado la labor de las más de 2.000 personas que formaron parte del dispositivo para la acogida de los migrantes del buque Aquarius, un "despliegue humanitario ejemplar que llenó de orgullo al conjunto de la sociedad", ha dicho.

"Cuando en el debate público está más que nunca presente el discurso del odio, de la exclusión, del egoísmo, es muy importante reivindicar el valor de la democracia, la vigencia del proyecto europeo y de sus principios y valores, y, por supuesto, la fuerza la cohesión como catalizador del progreso y la prosperidad", ha subrayado.

También ha reivindicado la importancia del feminismo; ha felicitado las primeras rectoras de la Universitat de València y de la Universidad Jaume I de Castellón, ha agradecido a la exministra Carmen Alborch el haber levantado "durante tantos años el estandarte de la igualdad entre hombres y mujeres", al tiempo que ha reivindicado la lucha de las mujeres.

El presidente ha asegurado que la concordia es "un activo por el que merece la pena luchar" y ha manifestado que la Comunidad Valenciana tiene un ejemplo a seguir en los premiados hoy por la Generalitat, una sociedad con la que construir una década "no desde el enfrentamiento estéril y del bloqueo, sino desde espacios de concordia y convivencia". 

Tras comenzar hablando en valenciano con un "bon dia", Sánchez ha justificado su presencia en este "día grande" de la autonomía: "Consideraba un deber, una obligación estar entre vosotros, es un deber y un honor participar en un acto cargado de historia y de memoria, de presente y de futuro", un futuro "lleno de oportunidades con ese contrato social" que propone el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

"Castellón, Valencia y Alicante representan mucho más que la suma de tres provincias de España, representan desde su vocación mediterránea el compromiso de una tierra que mira al porvenir, orgullosa de sus símbolos, orgullosa de su lengua y de su cultura", ha dicho, con una vocación europeísta que ha reivindicado para, entre otras cuestiones, poder desarrollar infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, "que será imprescindible para conquistar el mañana de esta tierra y del conjunto del país" y en la que Gobierno y Generalitat trabajan "mano a mano".

"Esa es la mejor España, por la que merece la pena luchar, la que se construye desde el diálogo y desde la suma de voluntades, la que prima la convivencia sobre el agravio territorial, la que se encuentra y reconoce en las oportunidades para el consenso frente a quienes buscan excusas para la confrontacion y el enfrentamiento", ha indicado.

El presidente del Gobierno ha dedicado una parte de su discurso al europeísmo y a la defensa de los valores que encarna la UE y la necesaria cohesión como "catalizador del progreso y la prosperidad". "Cuando en el debate público está más que nunca presente el discurso del odio, la exclusión y el egoísmo es muy importante reivindicar el valor de la democracia", ha señalado, para agregar que en un momento de "dudas y dificultades es más necesario que nunca el compromiso con el proyecto europeo", un compromiso que en el caso español es "firme y sincero".

También se ha referido a la concordia, una reivindicación que está "muy de actualidad" y ha citado a Lluís Vives para recordar que el deber de los gobernantes es "poner todo el empeño en que los unos ayuden a los otros" y que "el más poderoso ayude al más débil y crezca la concordia entre ciudadanos".

Así, ha asegurado que el valor de la cohesión social es "un activo por el que merece la pena luchar" y se ha referido al dispositivo de recepción de la flota del Aquarius el pasado mes de junio en València
--que ha recibido la Alta Distinción de la Generalitat-- un "despliegue humanitario ejemplar que llenó de orgullo el conjunto de la sociedad española", lanzando un mensaje "por la dignidad del ser humano".

Además, se quiso poner entonces de relieve la necesidad de afrontar este asunto desde una perspectiva europea y "desterrar el mensaje de odio e intolerancia que desgraciadamente puebla buena parte del debate público" en el continente. Sánchez ha indicado a quienes se definen a si mismos como "adalides de la incorreción política por extender ese mensaje" que "la inmensa mayoría de la sociedad española no comparte ese discurso y no se dejará arrastrar por quienes viven de la retórica del miedo y la incertidumbre frente a la esperanza".

En línea con la otra Alta Distinción, entregada a la exministra socialista de Cultura y reconocida feminista Carmen Alborch, el presidente también se ha referido al feminismo, ha augurado que este será "el siglo de las mujeres" y ha deseado que "sigan cayendo techos de cristal". A Alborch le ha dado las gracias por "haber levantado tantos años el estandarte de la igualdad".

Estado de las autonomías

Pedro Sánchez, quien ha admitido el "déficit de infraestructuras" y la "justa reivindicación" de la financiación autonómica, también ha reivindicado en su discurso la vigencia del Estado de las Autonomías coincidiendo con el 40 aniversario de la Constitución porque "no puede haber democracia en nuestro país si no se reconoce esa diversidad territorial en forma de estado autonómico y no puede haber esa diversidad reconocida territorialmente sin una democracia".

"Avanzar es precisamente seguir fortaleciendo esos lazos autonómicos y retroceder es precisamente volver a épocas pretéritas en que se reivindicaba de manera desafortunada la centralizacion como método de progreso", ha dicho, tras un discurso de Puig en el que ha advertido de la necesidad de avanzar hacia un estado federalista y no recentralizador.

"Hemos superado grandes dificultades unidos ante la adversidad sin anteponer los intereses partidistas a los de Estado, hagamos posible que ese espíritu presida el futuro de la Comunidad Valenciana y de toda España", ha agregado el presidente, que ha instado a la región a construir tras "una década perdida" ese futuro "no desde el enfrentamiento estéril y el bloqueo, sino desde los espacios de la concordia y la convivencia en los que se encuentra inmersa la mayoría de la sociedad valenciana".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email