X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Decenas de miles de mujeres claman contra el machismo en una histórica jornada de huelga

La lucha contra la desigualdad llena las calles de València en la mayor manifestación en 15 años

9/03/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EFE/EP). Una manifestación en València como no se recordaba desde las multitudinarias marchas del "No a la guerra" (2003) puso el colofón este 8 de marzo a una histórica jornada de protesta contra el machismo y por la igualdad, seguida con éxito en toda España y con repercusión internacional por la novedad de la huelga feminista. No fue un Día Internacional de la Mujer más, fue un día de reivindicación que quedará como un hito en la historia de la lucha contra la desigualdad.

La manifestación reunió a centenares de miles de personas, la gran mayoría mujeres, en las calles de las ciudades valencianas para rechazar las desigualdades y reclamar derechos, en una jornada que registró cortes de tráfico y mayor seguimiento en los servicios públicos de la Comunitat Valenciana. La organización cifró la participación en la marcha de la tarde en el centro de València en 400.000 personas. La Delegación del Gobierno, en contra de lo que es habitual, no facilitó una estimación, cosa que sí hizo en Madrid, donde se celebró la mayor manifestación, con 170.000 asistentes, según el Gobierno.

La marcha del Día de la Mujer partió con un ligero retraso, sobre las 18.15 horas, por la gran cantidad de gente concentrada desde el Parterre. Los manifestantes llenaron las calles Colón y Xàtiva durante más de las dos horas previstas para todo el recorrido hasta la plaza de la Virgen. A las 20.30 horas seguía sumándose gente al recorrido por otros accesos sin que la cabecera hubiera finalizado.

Los lemas feministas y los cánticos por la igualdad, así como el color morado, dominaron las movilizaciones y las múltiples concentraciones en ayuntamientos, universidades, centros sanitarios y hospitalarios como La Fe, en una convocatoria en la que confluyen huelga laboral, educativa, de cuidados y de consumo.

Incidentes en la Universitat

Por la mañana, las universitarias valencianas recorrieron las calles principales de València al grito de "Valencia será la tumba del machismo", y a su paso se tuvo que desviar el tráfico en un cruce de la céntrica calle Colón por el carril bici.

En el Rectorado de la Universitat de València, un cordón de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía impidió el acceso a un grupo de manifestantes que pretendía celebrar una asamblea feminista en el interior del edificio.

Para la Conselleria de Educación, el seguimiento fue del 17,24 % por parte de las maestras y profesoras, mientras que el STEPV lo elevó al 50 %, y destacó la participación de personal no docente.

En el sector sanitario y sociosanitario, CCOO cifró el seguimiento del turno de mañana de la huelga de 24 horas en el 32 %, una participación que se triplica en el caso del paro de dos horas, con un 80 % de seguimiento.

Foto: EVA MÁÑEZ
La Conselleria de Sanidad informó de que no facilitará datos del seguimiento hasta este viernes, cuando tenga contabilizado el seguimiento de los turnos de mañana y tarde.

Los líderes sindicales, Arturo León (CCOO-PV) e Ismael Sáez (UGT-PV) calificaron la huelga de "éxito", con paros importantes sobre todo en transporte público y administraciones públicas, y en industrias como Ford Almussafes, donde los trabajadores pararon la producción en la planta y el parque industrial Juan Carlos I durante dos horas.

Según estos sindicatos, convocantes del paro de dos horas, los sectores con mayor seguimiento fueron el agroalimentario, limpieza (80 %), educación secundaria y universitaria (100%) y administración local (65 %), en tanto que ha tenido una menor repercusión en hostelería, comercio y el sector bancario.

En el puerto de Valencia el seguimiento mixto de la huelga fue del 28 %, con una concentración que ha reunido a más de un centenar de trabajadores y al presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez.

Entre el 5 % y el 10 % del comercio urbano secundó este jueves la huelga general feminista, que se caracterizó en las primeras horas de la mañana por la normalidad, según los datos recabados por la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco).

Otros sindicatos como Intersindical también hablaron de "éxito" de la convocatoria tanto por la repercusión mediática como por los numerosos piquetes, actos y concentraciones que se han realizado desde primeras horas del día en muchos centros de trabajo.

Rajoy, con lazo morado en València

Desde el ámbito político, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en València por unas jornadas del Partido Popular Europeo (PPE), se comprometió a seguir trabajando en la defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres "sin regatear ni un solo esfuerzo".

Con un lazo morado en la solapa del traje, defendió que esa lucha debe ser una tarea común en Europa todos los días del año, mientras que la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, leyó una declaración en la que los populares admitieron que queda mucho por hacer en materia de igualdad.

La huelga general fue secundada por las mujeres del Gobierno valenciano: su vicepresidenta, Mónica Oltra, y las cuatro conselleras que conforman el Consell, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que participó en una concentración en la puerta de Les Corts Valencianes, aseguró que trabaja para acabar con la violencia machista y la discriminación laboral y salarial.

En el parlamento valenciano, que este jueves tuvo como único punto la sesión de control al president, estuvieron ausentes las diputadas del PSPV, Compromís y Podem, que colocaron en los escaños carteles de "yo paro", siguiendo el lema de la huelga, "Si nosotras paramos, se para el mundo", en tanto que las diputadas del PP y Ciudadanos decidieron no secundar el paro.

En el Ayuntamiento de València, las concejalas del PSPV, Compromís y València en Comú se sumaron a la huelga -no así las del PP y Ciudadanos- y el alcalde, Joan Ribó, asistió a la concentración de la plaza del Ayuntamiento, donde destacó la "fuerza inusitada" de las reivindicaciones este 8 de marzo.

Foto: EVA MÁÑEZ

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email