X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

reordenación de la exposición permanente

Adiós Vicente López, hola Velázquez: estas son las obras que dejará de exponer Belles Arts

13/09/2017 - 

VALÈNCIA. La reordenación espacial que acometerá en los próximos meses el Museu de Belles Arts de València (Mubav) supondrá que un buen puñado de piezas pasen de las salas de exposición a los almacenes, tras años a la vista del público general. La inclusión de la colección Delgado en el museo, que pasará a formar parte de la exposición permanente en su totalidad,  y el hecho de que se vayan a despejar espacios como el pasillo que hoy en día acoge pintura francesa del siglo XVIII –que pasará a ser una zona de paso- provocará que aproximadamente medio centenar de obras dejen de estar colgadas en los muros de la pinacoteca valenciana. La reordenación, apunta David Gimilio, conservador del museo, responde a una necesidad de hacer hincapié en el aprendizaje frente a un “afán de mostrar todo” que “dificulta” la comprensión de lo expuesto.

Fue el pasado mes de abril cuando el Mubav presentó la Dama de perfil, históricamente firmada por ‘anónimo italiano’ y ahora atribuida a Diego Velázquez, la pieza estrella de una colección privada que desde entonces custodia el museo, un acuerdo por cinco años que pasa por una exposición dedicada expresamente a ella –que todavía se puede visitar- y finaliza en la exhibición de las piezas dentro de la exposición permanente. Para acomodar las 32 pinturas que suman la colección y teniendo en cuenta la reordenación de piezas derivada de las obras que se llevarán a cabo en la primera planta de la pinacoteca, varias de las piezas expuestas será reubicadas y otras tantas pasarán al almacén. Las buenas noticias son para la Piedad de Gaspar de Becerra, el Calvario de Luis de Morales, San Juan Bautista de El Greco y Condestable de Borbón, atribuido a Tiziano Vecellio, que se trasladan a la planta baja.

Foto: KIKE TABERNER.

Por otra parte, el Museu de Belles Arts retirará las nueve pinturas anónimas que ahora ocupan el pasillo que pasará a ser de paso, ocho grabados de Piranesi,  dieciocho paisajes flamencos, distintas obras de Camarón y de Vergara, una de las Inmaculadas de Maella y algunos de los retratos de Vicente López. El resto de obras que a partir del 15 de diciembre no se podrán ver en los muros del museo son: San Sebastián y Cristo con la Cruz de Vicente Carducho, Entierro de Cristo de Francisco Camilo, Modellino de Antonio Palomino, Virgen del Carmen de Antonio Ponz, San Vicente y San Lorenzo de García Hidalgo, Presentación de la Virgen de Lucas Valdés o Fernando de Aragón de Rolan de Mois.

Completan el listado Florero de taller de Van der Hamen, retrato de Juan Pantoja, Cupido frenando al instinto de Giovanni Baglione, Los martirios de san Pedro y san Pablo de Mario Minitti, Jesús entre los doctores de Nicola Ruso, Aparición de la Virgen de la Merced a san Pedro y san Pablo de Nicola Malinconico, Virgen con el Niño y santos (boceto) de Pietro Bardellino, Milagro de santa Zita de pintor boloñés, María Magdalena de Il Rusticino, Calvario de Orazio Ferrari, Gedeón y el milagro del vellocino de Domenico Corvi, Judith y Holofernes de Bartolomeus Spranger, Halconerode un pintor nórdico y Santa Ana, la Virgen y el Niño de Núñez de Villavicencio.

Nuevos inquilinos

 Unos vienen, otros van. El renovado discurso expositivo del Museu de Belles Arts incluirá las 32 piezas pertenecientes a la colección Delgado, una relación que no nace con mentalidad “cortoplacista”, recalcó el director del museo, José Ignacio Casar Pinazo, durante la presentación de la exposición. “La existencia de una joven colección que se dedique al arte barroco es excepcional”, incidió. Así las cosas, la colección cuenta con piezas como como la Magdalena penitente, Oración en el huerto y un Salvador de Bartolomé Esteban Murillo; Bodegón de dulces y frutos secos, de Tomás Yepes, o San pedro, de José de Ribera. De igual forma, también se tiene previsto incluir algunos tapices, esculturas y piezas de artes suntuarias, procedentes algunas de ellas de la colección Orts Bosch, que no se exhiben desde que terminó la presentación de la colección, elementos con los que el museo quiere "superar" el concepto del centro entendido únicamente como pinacoteca para que sea concebido como un auténtico museo de Bellas Artes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email