X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de abril y se habla de HORTA VALENCIANA diseño uch ceu series netflix
GRUPO PLAZA

DEUDA DE 250.000 euros

Afema inicia un Erte que afecta una decena de trabajadores por los impagos de la Administración

23/12/2016 - 

VALENCIA. La junta directiva de Afema (Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Alicante), empresa cuyos contratos dependen en buena medida de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha iniciado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por el que se prescindirá de una decena de empleados. Esto es, una cuarta parte de su plantilla. Se trata de la resolución a la que han llegado después de meses de impagos por parte de la Generalitat, pero también de la Diputación, desde donde precisamente ahora se estaba comenzando a regularizar la situación.

Concretamente, la Conselleria adeuda dos meses de servicios a Afema, pese a que anuncian nuevos ingresos durante el mes de diciembre. Por su parte la empresa achaca la congelación de nóminas de los trabajadores a esta situación. Si bien el departamento que dirige la vicepresidenta Mónica Oltra ha abonado ya la cantidad del mes de septiembre, y el pasado viernes se aprobó por el Consell el pago de octubre, los empleados aseguran que a la mayoría de ellos les deben los sueldos octubre, noviembre y diciembre. Es por ello que a la situación de quedarse sin trabajo se debe sumar el retraso en los cobros.

“Hemos hecho reuniones para evitarlo, pero nos han dicho que el Erte ya está presentado ante el Ministerio”, asegura el portavoz de los trabajadores. Siguen a la espera de una respuesta, que tardará todavía unos días debido a las fiestas navideñas. En caso de que sea positiva, amenazan con denunciar a la empresa. “Creemos que ha habido diferentes irregularidades, desde cambios de personas de programas hasta movimientos injustificados”, aseguran. De entrada, harán una protesta el día 29 frente al Ayuntamiento de Valencia.

Por su parte, la empresa indica que todavía no se ha efectuado el trámite del Erte de manera formal, pero justifica la decisión en la pervivencia de la empresa. “Si queríamos continuar prestando servicios en la provincia de Alicante, y creemos que era lo correcto por el bien de los usuarios, era inevitable recurrir a ello”, explica el presidente de Afema, Alfonso Rodríguez. En cualquier caso, insiste en que los despidos son temporales “e iremos recuperando puestos conforme vayamos pudiendo”.

De los 10 trabajadores despedidos, tres pertenecen a un centro concertado por Conselleria, el CRIS-Centro de Día. “En su lugar quieren situar a personas de otros programas y eso es algo que no entendeos”, denuncian los trabajadores. La empresa, por su parte, lamenta la “situación de irregularidad” en la que se encuentra el contrato con dicho centro, pendiente de renovación, sin que todavía se hayan presentando los pliegos para un nuevo concurso.

En total, trabajadores y empresa cifran la deuda en cerca de 250.000 euros. Alrededor de 120.000 corresponderían a la Conelleria de Igualdad, 47.000 más a la Conselleria de Sanidad y una cantidad adicional estaría a cargo de la Diputación. “Todo pendiente de la llegada del FLA, según nos responden desde la Administración”, dice Rodríguez.

Una negociación frustrada

Cabe recordar que los empleados de Afema presentaron el mes pasado ante el juez la solicitud para declararse en concurso de acreedores al acumular cinco meses de retrasos en las nóminas. “Nosotros ya habíamos presentado el preconcurso antes para evitar cualquier embargo”, indica el presidente de la asociación, Alfonso Rodríguez.

En cualquier caso, la decisión de interponer el recurso derivó en que los créditos que se estaban negociando con entidades bancarias privadas, con la mediación de la propia Conselleria y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), quedaran paralizados. Un último viraje que también encendió la relación entre las partes, en tanto que los empleados entendieron que se les estaba “culpando” de una situación donde eran "afectados".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email