X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

¿Algo no funciona bien?

La seguridad absoluta, muchas veces lo hemos recogido en estas líneas, no existe, pero en el caso de los últimos atentados parece que podría haber funcionado mejor

26/08/2017 - 

VALÈNCIA. En España hasta ahora hemos tenido la suerte a favor en cuanto atentados se refiere, gracias al buen trabajo de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía; después de aquel 11M, el mayor atentado de la historia de Europa Occidental, del que por cierto aún hay muchos cabos sueltos, sobre todo quien fue el autor último/intelectual (cosa que parece no preocupar a la opinión pública, ¿síndrome de la avestruz?), no habíamos sufrido atentados.

Los actos terroristas del 16 al 18 de agosto en Alcanar, Barcelona y Cambrils, han traído a nuestra piel de toro imágenes que ya habían sufrido nuestros vecinos europeos en Berlín, Niza, Londres... Y que a muchos les lleva a rememorar e incluso compartir las palabras de Vladimir Putin –"os iremos a buscar al fin del mundo y allí os mataremos"– cuando se confirmó el derribo terrorista de un avión repleto de turistas rusos sobre el Sinaí, palabras que en parte nos recuerdan a las palabras de aquel ministro del Interior Juan Jose Roson sobre ETA –"Perseguiremos a los terroristas hasta el centro de la tierra"– pero como ya dijimos la semana pasada vamos a intentar escribir en frío, pues como dijo Gaspar Melchor de Jovellanos "acaso porque ellos fueran frenéticos seremos nosotros estúpidos".

Estudiemos lo ocurrido por etapas. Existía una ocupación ilegal de un chalet en Alcanar, que según las diferentes informaciones incluso hacia uso de los suministros de la vivienda, y no les pasó nada ni nadie les requirió a los terroristas nada, eso es que algo no funciona bien.

Que el chalet ocupado salta por los aires en una terrorífica explosión con decenas de bombonas de butano acumuladas, ¿que gente de bien puede hacer tal acopio?, y según la nota de prensa conjunta del SUP (Policía) y AUGC (Guardia Civil) las autoridades autonómicas catalanas de interior más preocupadas en la Seguridad del procés que en otras cosas no permiten investigar a la GC el tipo de explosión, que sería a la postre la espoleta que desencadenarían las otras acciones terroristas, perdiendo un lapso de tiempo de 17 horas, que quizás hubiera servido para evitar todo el resto de la secuencia terrorista. Eso es que algo no funciona bien.

Que en la explosión muere Abdelbaki es Satty, el Imán de Ripoll, reclutador y adoctrinador de la celula terrorista, y del que la Policia belga había hablado a la Policia autónoma catala, cuyas autoridades recién nombradas más que  en compartir información con las FCSE (que alguna información sobre el Iman tenían ya) estaban más preocupadas en el procés. Eso es que algo no funciona bien

Que en el atropello masivo de las Ramblas, la furgoneta no encontró obstáculos de bolardos o maceteros, cuya instalación había aconsejado la administración central en diciembre anterior, pero que el ayuntamiento presidido por Ada Colau no los quiso instalar. Eso es que algo no funciona bien.

Foto: EFE

Que Jaume Asens, de Barcelona en Comú, lograse que el Supremo absolviera en 2011 al líder espiritual del imán de Ripoll, Mohammed Mrabet  y evitase su expulsión según nos cuenta el diario Decano ABC, mientras la actitud, según las imágenes, de la alcaldesa Colau en el homenaje a las víctimas en las Ramblas con los Reyes Felipe VI y Dª Leticia es cuanto menos que sorprendente, a la par que su partido matriz o coaligado, Podemos, al igual que los nacionalistas no firmaron el pacto antiyihadista ni lo quieren hacer. Eso es que algo no funciona bien.

Que la segunda y tercera generación de musulmanes europeos son los que vienen realizando los atentados, significará que las políticas de integración no están funcionando con este colectivo. Eso es que algo no funciona bien.

Que como recogía en Valencia Plaza nuestra compañera Regina Laguna al hablar del sometimiento "voluntario" de mujeres musulmanas europeas a sus maridos y a su cultura, por ejemplo con el uso del burka, recordaba a su vez las palabras del catedrático Antonio Bar Cendón: "La esclavitud no es una elección en Europa”, aunque esos signos visibles de sometimiento se prodigan cada vez más en Europa. Eso es que algo no funciona bien.

Y así un largo etcétera. Y miren, todo el fenómeno del terrorismo yihadista es muy muy complejo, con perspectivas internacionales, como Al Qaeda versus ISIS, o sociales, como esas juventudes en el MENA (Medio Oriente y Norte de África) con pocas salidas en sus países de origen y que vienen a Europa en busca de un estatus mejor, pero que a la vez tienen en su imaginario una amarga y fóbica visión  anti Occidental. Pero vuelvo a insistir, alguna vez lo he recogido en estas líneas, al igual que hicimos con ETA, a todos los actores políticos vascos se les obligó a condenar la violencia para ser legales, gracias al pacto de José Luís Rodríguez Zapatero y José María Aznar, ahora se debería obligar a todos los Imanes que desde sus minaretes condenasen la violencia yihadistas, y al que no quisiera se le aplicase la solución Batasuna, ilegalización. Y claro está mucha mucha coordinación, que como hemos visto es más que mejorable.

Por cierto es triste que después de aconsejarlo el Gobierno central y de que lo haya pedido algún partido de la oposición como Ciudadanos de Fernando Giner, tengan que morir 15 personas para que el ayuntamiento de Joan Ribó estudie seriamente la colocación de bolardos y maceteros en nuestro Cap y Casal para que tengamos más Seguridad.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email