X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

colegios profesionales

Alicia Sellés: «Es urgente que las bibliotecas dejen de ser santuarios»

28/04/2018 - 

VALÈNCIA.-Alicia Sellés escogió la carrera de Biblioteconomía y Documentación como primera opción, pese a reconocer que muchos lo hacen como segunda para prepararse una oposición. Su caso es curioso, porque además ha pasado más de quince años trabajando en una empresa privada que ofrece soluciones documentales a otras. Esto le permite tener una visión renovada de hacia dónde debería dirigirse la profesión, en pleno tránsito de las estanterías de madera a los sistemas digitales. Defensora de las bondades de Wikipedia y de la lectura en ebook, implementa su filosofía en el Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana (COBDCV), donde ejerce de presidenta desde 2016 y promueve que la salvación reside en el cambio. 

—¿Son un colectivo en riesgo de extinción?

—No, y no me considero una persona especialmente optimista. El concepto de bibliotecario y documentalista puede parecer obsoleto pero nosotros somos profesionales de la información. No la generamos, pero facilitamos el acceso a los datos, y eso es muy necesario en el entorno digital. Tal vez sea una labor menos visible, pues en lugar de estar resolviendo dudas en la biblioteca, estamos diseñando una arquitectura web, pero aquí está la evolución de la profesión. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

—Información y Documentación fue el único grado ofrecido por la Universitat de València que se quedó con plazas por cubrir en las últimas convocatorias, casi veinte.

—Se convocaron más plazas que nunca, en concreto cien, cuando en realidad se suelen cubrir setenta. Más que en la caída de la demanda, el problema está en la concepción de la titulación, que bajo mi punto de vista es muy repensable. ¿Qué sentido tiene una asignatura de historia cuando puedes hablar de Big Data? Otro problema es que el grado se ha enfocado demasiado al sector público, pensando en ser funcionarios, y ha habido dos años sin convocatoria.

*Lea el artículo completo en el número 42 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email