X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tensión entre accionistas

Atitlan y Grupo Montoro se lanzan a comprar a los minoritarios de Navisa, dueña de Aqua

16/07/2018 - 

VALÈNCIA. Suena el teléfono. Es un banco. "Solicitamos su consentimiento para cederle sus datos a un socio de Navisa interesado en sus participaciones", explican al accionista, que tras aceptar recibe otra llamada de Nuevas Actividades Urbanas (NAU), la sociedad inmobiliaria de Atitlan y Gesfesa que controla cerca del 50% de la compañía. La oferta en cuestión es de 10 euros por acción, según relata a este diario la persona que recibió esta propuesta.

En paralelo, Grupo Montoro, cuyos títulos superan por un estrecho margen el 50%, hace lo propio. Las ofertas, según ha podido saber este diario, las hacen directamente los hermanos Montoro, que conocen desde hace años a muchos de los accionistas en liza -y a sus herederos, en caso de defunción-, una importante ventaja competitiva tratándose de un accionariado con más de 9 millones de títulos.

Este es el 'minuto y resultado' de Navisa, la sociedad propietaria del complejo hotelero, comercial y de ocio Aqua Multiespacio y de otros valiosos activos como la antigua sede de Iberdrola en la calle Isabel la Católica de València. La empresa, con ambas partes tratando de reforzar sus porcentajes, celebrará una Junta General de Accionistas el próximo 24 de julio en el escenario de mayor tensión desde que accediera Atitlan a su accionariado hace cerca de dos años.

El motivo, más allá de la búsqueda de minoritarios para engrosar cada accionista su participación, es el contenido a tratar en dicho cónclave. Entre los puntos del orden del día se encuentra la petición del "cese, si procede, de las administradoras mancomunadas" de la sociedad, que son las hermanas Mónica y Noemí Montoro. Además, se propone cambiar el modelo organizativo de la sociedad. En concreto, pasar de dos administradores mancomunados a "un consejo de administración". Ambos puntos fueron introducidos mediante un complemento a petición de Atitlan.

Preguntadas al respecto, fuentes oficiales de la sociedad inversora de Roberto Centeno y Aritza Rodero restan importancia a la las ofertas realizadas a accionistas minoritarios, que recuerdan a su modus operandi cuando trataron de hacerse con la mayoría en Hospitales Nisa, donde finalmente fue Vithas quien se llevó el gato al agua.

"Pueden haberse producido estas ofertas, pero no hemos comprado nada", asegura Atitlan sobre los contactos con minoritarios de Navisa, y agrega que "no hay una carrera por la propiedad porque no es posible disputar el control de la sociedad al Grupo Montoro, ya que tiene mayoría". "Simplemente, si la valoración que ofrece el minoritario es buena, se contempla invertir", afirman.

Antigua sede de Iberdrola en la calle Isabel la Católica, propiedad de Navisa. Foto: KIKE TABERNER
Sobre los movimientos propuestos en la junta, Atitlan subraya que "reconoce la mayoría de la familia Montoro". Su propósito, aclaran, es "que la administración de Navisa refleje la realidad de su sociedad dominante, Osito Park SL".

Según los datos del Registro Mercantil, esta sociedad ostenta el 64,28% de Navisa, y su accionariado está repartido a partes iguales entre la sociedad Valencia Residencial SL, de la familia Montoro, y el tándem Atitlan-Gesfesa, motivo por el que Atitlan pretende trasladar esta equidad a un eventual consejo de administración en Navisa. Con este movimiento, al formar un consejo 'dos a dos', lograría la administración conjunta de la empresa y acabaría con la mayoría relativa que ostenta actualmente la familia Montoro.

"Esto no es respetar mayorías"

Estos movimientos de Atitlan y otras acciones posteriores han molestado mucho a los Montoro, según afirma el propio grupo preguntado al respecto por Valencia Plaza. "La nueva estrategia de Atitlan, tras varios intentos por lograr la mayoría en Navisa, consiste en la instrumentalización de las sociedades que son titulares de los activos inmobiliarios de mayor valor. Están creando posturas encontradas a sabiendas de que se trata de sociedades de gestión muy sencillas en las que nunca ha existido ningún bloqueo. Son sociedades constituidas hace décadas, con patrimonios sólidos que se han logrado con mucho esfuerzo y profunda dedicación", denuncia la compañía.

"En Osito Park ya se están implementando, de la mano del letrado Jon Palomero, las medidas necesarias para documentar el bloqueo y la paralización de los órganos sociales. Esto no es respetar mayorías, esto no es crear valor, esto tiene otro nombre", critican abiertamente desde la mercantil de los Montoro, que interpreta que la incorporación de este dirigente, ex consejero delegado y vicepresidente de Astroc, coincide con un nuevo modo de actuar en Atitlan.

Por contra, la mercantil de Ariza Rodero y Roberto Centeno -este último yerno de Juan Roig-, insiste en que no tiene ningún afán de confrontación. "De hecho Atitlan aportó paz a Navisa al eliminar un pleito que existía por parte de Bankia", destaca, y subraya que tan solo persigue "una representación justa en Navisa de la sociedad Osito Park".

Noticias relacionadas

finaliza la reforma de todas sus instalaciones durante el mes de Julio

Ocine Aqua se moderniza

Por  - 

El cine con más de 12 años termina la actualización del complejo que empezó hace un año con la instalación de las salas Dolby ATMOS, únicas en la ciudad de Valencia, e instalará las novedosas salas de cumpleaños

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email