X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

madrid debe convocar la asamblea ciudadana en los próximos meses

Berto Jaramillo presentará candidatura para ser secretario general de Podemos en València

11/11/2017 - 

VALÈNCIA. Tras un agitado Vistalegre estatal que dividió, aún más si cabe, a los afines a las tesis de Pablo Iglesias de los que simpatizaban con el proyecto de Íñigo Errejón, en la Comunitat Valenciana se celebró la II Asamblea Ciudadana Valenciana. Este congreso autonómico sirvió para que la candidatura Una Marea per Aprofundir el Canvi liderada por Antonio Estañ -ubicado entre los críticos con el liderazgo de Antonio Montiel-, relevara al exsecretario general de los morados en la autonomía.

Ahora, con un escenario aparentemente calmo, llega el turno de los congresos locales. Con Madrid teniendo que fijar aún la fecha para que se celebren las asambleas en distintas ciudades –todo apunta a que la de la capital del Turia se convocará en enero, ya que el día 2 de dicho mes finaliza el mandato de la actual dirección-, la contienda electoral interna de Podemos para elegir a su futuro líder en València ha comenzado. Y, de momento, ya hay un aspirante confirmado: Berto Jaramillo, actual concejal de València en Comú en el Cap i Casal está decidido a encabezar una candidatura.

La intención del también diputado de Transparencia en la Diputación de Valencia sería crear una candidatura con personas que provengan de la sociedad civil para fortalecer el proyecto morado en la ciudad. Como ya hiciera Estañ a nivel autonómico, Jaramillo apuesta por una portavocía coral, un Podemos abierto y plural en el que los círculos tengan cada vez más protagonismo. 

Un boceto en sintonía, según fuentes de Podemos, con los documentos organizativos que resultaron electos en el proceso estatal en los que quedaba fijado que un tercio de las ejecutivas -tanto locales como autonómicas- sería elegido por los inscritos de la formación. 

Escollos por el reglamento de incompatibilidades

Otras fuentes de Podemos advierten que el propósito de Jaramillo, no obstante, podría verse frustrado precisamente también por los documentos y normas internas que surgieron de aquel cónclave celebrado el pasado mes de febrero. Según dicta el artículo 6.f del reglamento de incompatibilidades de Podemos, "aquellas personas que habiendo dimitido de su cargo en un órgano pretendan optar a dicho órgano del que han dimitido, como mínimo para la siguiente convocatoria" podrían incurrir en una incompatibilidad. 

Así, conviene recordar que el actual concejal de Participación y Transparencia en el Ayuntamiento de València, dimitió del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos València -ejecutiva local del partido- en junio de 2015. Si bien en esta ocasión se presentaría a la Secretaría General, y no la lista para conformar la dirección, será el Comité Electoral nombrado para ese proceso electoral, así como la Comisión de Garantías Democráticas competente, los que estudien la posible incompatibilidad "política para sufragio pasivo dentro de la organización". 

No sería el único aspirante, sin embargo, a ocupar la dirección del partido a nivel municipal. Llegado el momento, el actual secretario general, Jaime Paulino, tendría intención de repetir en el cargo, ya que la concejala de Vivienda y Educación en el Ayuntamiento de València, María Oliver, y del círculo de Paulino, no podría presentar batalla a Jaramillo debido a que ya está integrada en el Consejo Ciudadano Valenciano -ejecutiva autonómica de Podemos en la autonomía- y los documentos políticos impiden la duplicidad de cargos orgánicos en la formación. Uno de los motivos que inclinan la balanza de Paulino para dar de nuevo un paso al frente. 

El secretario general de Podemos València, Jaime Paulino. Foto: EVA MAÑEZ

Ante la posibilidad de que surja una tercera candidatura del 'pablismo' en el proceso local -como sucedió en la asamblea autonómica con Obrint Podem-, este escenario reeditaría la historia vivida en 2015. En aquel momento la candidatura Claro que Podemos de Paulino se enfrentó a la liderada por Jaramillo, denominada Sí que Podemos.

A pesar de las numerosas diferencias que han acumulado ambos, los futuros candidatos comparten, al menos, una tesis: no hay motivos para volver a repetir con Valencia en Comú (ValC) -plataforma en la que se integró Podemos y otros partidos para las municipales de 2015 debido al carácter incipiente del partido-. Es decir, apuestan por que los morados acudan a los comicios bajo su propia marca y, en todo caso, en coalición con otras formaciones si así lo deciden las bases. 

Sin fecha concreta aún para el congreso local, las distintas opciones empiezan a tomar posiciones. Después de la resaca del Vistalegre II estatal y de la asamblea autonómica, las candidaturas para dirigir Podemos en la ciudad de València comienzan a calentar motores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email