X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Burbuja no, pero sí reacción negativa entre los valores tecnológicos

El gestor de tendencias de Robeco considera que la posición dominante del póker de ases de la tecnología (Facebook, Amazon, Netflix y Google) sigue aumentando pero no por ello atisba una burbuja

6/09/2017 - 

MADRID. El estelar ascenso de los valores tecnológicos -que en general han impulsado a las bolsas hasta máximos históricos en 2017- ha hecho que algunos analistas teman que vuelva a producirse una burbuja como la del año 2000. No creo que estemos ante una posible burbuja, ya que estas empresas tienen una rentabilidad de locura, y eso es lo que impulsa sus cotizaciones y resultados. Pero hay que reconocer que el número de empresas ‘ganadoras’ que dominan el mercado es cada vez menor, por lo que la gente empieza a preocuparse por la capacidad de éstas de seguir obteniendo resultados tan impresionantes.

El obstáculo más importante procede del frente regulador, tal y como hemos visto en el caso de Google multada por la Unión Europea por prácticas contrarias a la libre competencia relacionadas con Google Shopping. Cabe esperar nuevos problemas asociados con la regulación. El dominio de estas empresas está empezando a suscitar reacciones negativas, basadas en la idea de que podrían estar ahogando a la competencia, lo cual podría dar lugar a una mayor desigualdad social.

La inquietud fundamental es si todo esto beneficia finalmente a la sociedad, o si la cantidad de multimillonarios que hay en Silicon Valley está aumentando mucho más rápido que nunca. Llaman la atención especialmente los impuestos que estas empresas pagan en el extranjero -actualmente casi cero-, por lo que muchos claman por una subida de su tributación, o por buscar algún modo de que devuelvan a la sociedad parte de lo que toman.

Una proporción cada vez mayor de la nueva riqueza está yendo a parar a manos de un porcentaje cada vez más reducido de personas. Esto es otro tema, pero sin duda va a ejercer un efecto negativo sobre estas empresas.

Pero lo cierto es que la posición dominante de los cuatro gigantes de la tecnología sigue aumentando, ya que parece que van a controlar también la próxima generación de negocios digitales. Facebook, Amazon, Netflix y Alphabet -Google- cuentan ya con cuasi monopolios en sus respectivos mercados de redes sociales, compras virtuales, vídeo digital y búsquedas en Internet. Pero es que además se encuentran a la vanguardia de las nuevas tendencias tales como los vehículos autónomos, la realidad virtual o la computación en nube, afirma.

Jack Neele es gestor de tendencias de Robeco

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email