X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Cae Paterna y se une a otros 'miniBotànics' fracasados en toda la Comunitat Valenciana

31/08/2018 - 

VALÈNCIA. Este jueves se produjo en Paterna una grave -aunque no novedosa- ruptura en un gobierno de izquierdas en la Comunitat Valenciana. Todos los pactos que fueron sellados con ilusión en 2015 no han alcanzado los objetivos: es más, muchos de ellos sobreviven en condiciones precarias y, otros, se han visto abocados a una ruptura irrevocable como el acordado en su día en Paterna y que ayer tocó a su fin.

En este caso, la tensión que ha llevado al municipio al desastre municipal ha tenido como protagonista el proyecto empresarial de Puerto Mediterráneo. El PSPV, que ostenta la alcaldía a través de Juan Antonio Sagredo gracias -entre otros- a Compromís, ha impuesto su criterio respecto a la iniciativa frente a la coalición, que ha venido recibiendo soporte desde la Consellería de Agricultura y Medio Ambiente que también dominan. Los rifirrafes han sido constantes hasta el último paso del socialista Sagredo, quien ha asumido las competencias de Compromís para agilizar un proyecto al que éstos se oponían. Conclusión: la coalición ha decidido romper el pacto y abandonar las responsabilidades de gobierno.

No es la primera vez que ocurre esto con las fuerzas de izquierdas. Es más, esto ha ocurrido en situaciones de mayor gravedad: la crisis abierta en el Ayuntamiento de Alicante terminó con la caída del socialista Gabriel Echávarri y, ante el desacuerdo de las fuerzas de izquierda y de la exmiembro de Podemos Nerea Belmonte, el triunfo del partido mayoritario en la ciudad, el PP, que alcanzó la alcaldía con Luis Barcala.

En el centro, Juanma Ramón (Compromís) y Juan Antonio Sagredo (PSPV) cuando existía acuerdo consitorial

Otros municipios relevantes en los que el pacto de izquierdas no funcionó fue L'Olleria y Callosa d'En Sarrià. En el primer caso, el alcalde de Compromís retiró las competencias a dos concejales socialistas tras distintos rifirrafes y una amenaza física en el pleno del consistorio. En el segundo, los socialistas no apoyaron los presupuestos del presente ejercicio, lo que supuso la gota que colmó el vaso en unas relaciones en las que venían sucediéndose una escalada de tensión.

No son los únicos casos. Uno de los primeros pactos en romperse fue el de Llíria en noviembre de 2015, donde precisamente uno de los tenientes alcaldes, Paco García, es coportavoz en Iniciativa, partido de Mónica Oltra. En aquel momento, el dirigente ya anunció que la intención era un acuerdo de cuatro años con una base que respetara "asuntos a corto y a medio plazo" pero que la entente resultó "imposible".

Como muestra, otro botón. En julio de este año fueron los socialistas los que rompieron el acuerdo de gobierno en Favara tras ser destituido su portavoz. Así, según se informó en su momento, la alcaldesa perteneciente a Compromís retiró sus funciones al dirigente socialista por grabar una Junta de Gobierno.

Son solo algunos ejemplos de los problemas que atraviesan algunos ayuntamientos gobernados por acuerdos de fuerzas de izquierdas. En este sentido, algunos problemas de importante gravedad vienen produciéndose en el propio Ayuntamiento de València, donde Compromís, PSPV y València en Comú -la filial de Podem- mantienen un pacto que, aunque se mantiene vivo, ha transmitido fuertes sensaciones de inestabilidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email