X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

caso valmor

Camps ordenó firmar "con urgencia" la prórroga de la F-1 la víspera de dimitir, según una asesora

Correos revelan que la Generalitat se negó a dar el contrato de compra de Valmor ante el temor de "remover todo"

10/10/2017 - 

VALÈNCIA. (EP). El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps dio "instrucciones" a su equipo para firmar "con urgencia" la prórroga del contrato de la Fórmula 1 en València un día antes de que dimitiera de su cargo al verse relacionado en la causa de los trajes dentro del caso Gürtel de la que finalmente resultó absuelto, según mantiene en una de sus declaraciones judiciales Belén Reyero, persona de máxima confianza del 'expresident'.

Esta declaración forma parte de la causa que se instruye en el juzgado en la que están investigados Camps, la exconsellera de Deportes Lola Johnson y el expiloto Jorge Martínez 'Aspar' y sobre la que este viernes se levantó parcialmente el secreto de sumario.

Una parte del procedimiento judicial investiga la prórroga del contrato de la Fórmula 1 en València pese a las pérdidas económicas. Al respecto, Pablo Landecho, exjefe de gabinete de Camps, afirma en una declaración, que en un viaje a Bruselas con motivo de la defensa del Corredor Mediterráneo, Camps le dijo que no volvían a València, que tenían que ir a Londres para reunirse con el magnate de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone.

Camps le manifestó entonces que iba a hablar en ese encuentro de la prórroga de la Fórmula 1: "El presidente quería como objetivo político que el único Gran Premio que hubiese en España fuese el de València y que la denominación fuese 'Gran Premio de España', ya que esta era la manera de que el Gran Premio celebrado en Barcelona llamado Gran Premio de España fuese el que cayese del calendario", afirmó.

El 19 de julio de 2011 se firmó el contrato de prórroga en la Conselleria de Turismo en el que, además, la Generalitat asumía el papel de garante frente a todas las empresas de la Fórmula 1. En el acto estuvieron presentes la exconsellera Johnson, el ex secretario autonómico Luis Lobón; el ex director general de Proyectos Eusebio Monzó y Reyero --"intermediadora principal" entre la Generalitat y la Fórmula 1--.

Reyero manifiesta en una declaración que no recordaba si fue Camps quien le llamó para que acudiera a la firma de la prórroga. Lo que sí recordaba es que "alguien" le llamó con "instrucciones" del 'expresident' para que se firmase ese contrato "con urgencia". Recuerda este extremo "como una cosa extraordinaria".

Aseveró que no le dijeron la urgencia por la que había que firmar el contrato y que sabía lo que se trataba en ese documento. No recordaba si la exconsellera Johnson puso alguna objeción al hecho de firmar como avalista en nombre de la Generalitat.

 

Respuestas a preguntas parlamentarias

El sumario del caso de la Fórmula 1 también recoge correos electrónicos relativos a posibles respuestas ante preguntas parlamentarias formuladas por diferentes partidos políticos en torno a los gastos y el pago del canon del evento deportivo.

Uno de ellos lo envía la exresponsable de Relaciones Institucionales y Protocolo del Circuito Ricardo Tormo Natalia Meneu a Esther Pastor, la entonces secretaria autonómica de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales en la época en la que Alberto Fabra era presidente de la Generalitat en sustitución a Camps.

El correo lleva fecha de 11 de diciembre de 2013 y Meneu indica a Pastor que la conselleria autoriza a dar el contrato de compra de Valmor. "Teniendo el contrato puede que lo denuncien ante el Tribunal Superior de Justicia y 'remover todo'". También le comenta que hay una cláusula que exime de toda responsabilidad a los antiguos propietarios de Valmor.

Pastor le contesta que ha despachado con el 'jefe' confirmando que se puede consultar pero no dar copia. También le señala que finalmente que "el vice llama a Catalá" --María José Catalá, exconsellera de Educación y exportavoz del Gobierno valenciano--.

Por otro lado, en el procedimiento judicial se recogen una serie de correos del año 2011 con Belén Reyero como interlocutora. En uno de ellos, interpelada por gastos y por el canon, responde: "He puesto dos opciones, la sincera y la otra". Así, la Opción A --sincera-- contemplaba que "los costes totales desglosados que permiten la organización del Gran Premio de Europa son los siguientes para el año 2011: Canon FOA (22.858.945,72 euros); superestructura (1.950.425,47 euros); infraestructura (44.425 euros); mantenimiento (256.915,48 euros); promoción (32.400) y tasas administrativas (1.374.417,91)".

La Opción B recoge textualmente: "El coste anual de la celebración del Gran Premio implica el pago del canon a la empresa tenedora de los derechos organizativos, con un coste inicial de 16,9 millones de euros. Igualmente, para la Generalitat implica anualmente un coste de tramitación de tasas de ocupación de los espacios públicos por los que discurre el circuito urbano, un coste de promoción institucional del evento, así como un coste de adecuación del asfaltado y puesta a punto de edificios para la realización del Gran Premio".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email