X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

GRAND PLACE / OPINIÓN

Catalunya independent!

27/06/2017 - 

Ochocientos delegados y ministros de 37 países, observadores de la OCDE, OSCE, la Comisión Europea, Naciones Unidas y la Directora General del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, se dieron cita en Valencia para celebrar la asamblea plenaria anual del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). El tema central de esta sesión fue el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Con el Gobierno de España como anfitrión, estuvieron presentes el Ministro de Economía, Luis de Guindos, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, además del actual Presidente del GAFI, el director del SEPBLAC (Servicio Español de Prevención de Blanqueo de Capitales), Juan Manuel Vega Serrano, dependiente del Ministerio de Economía y adscrito al Banco de España.

Ésta, que sería una nota de prensa al uso, habría pasado inadvertida si no fuera por la importancia de sus protagonistas. Pero es que ni siquiera existió. Los medios locales no fueron informados hasta que se convocó a los gráficos a última hora y el días de antes para el posado del ministro De Guindos con Christine Lagarde. Extraoficialmente, el ministro Catalá atendió a los medios durante la apertura. La visita a València constaba en la agenda de Moncloa, pero sin convocatoria.

¿Y la Generalitat valenciana? Ni está ni se le espera. Como si nada hubiera pasado. Se reunieron en la Ciudad de las Ciencias. Como si nadie se fuera a enterar. Tuvieron que pedirle el espacio al Gobierno Valenciano. "Los vimos paseando por el centro", explicaba un alto cargo, altísimo, de la Generalitat. Pues pasaron por delante… ¿Y no les invitaron a nada ni les pidieron una reunión? Pregunto, ¿aunque sea por cortesía institucional…? "De momento, no nos dijeron ni que venían. Me extrañaría mucho que nos hubieron invitado a la cena". Y efectivamente, no pasaron ni para saludar, ni avisaron con un arcaico burofax, ni una mísera llamada telefónica, ni un socorrido email, ni un whatsapp de compromiso, ni siquiera una publicación en el Facebook… Y eso que habría tenido algunos likes

¿Es que era secreto de Estado? Nooooo. ¡Qué va! Si el FMI ya anunció dos semanas antes que Lagarde visitaría Valencia para este encuentro… ¿Y pensaban pasar inadvertidos? Pero si tomaron hasta la playa de la Malvarrosa y cerraron el Marina Beach… Policías de todos los colores y hasta la caballería montada participaron del evento, como escudo protector, ante la mirada atónita de los valencianos que cenaban en el Paseo Marítimo.

Es más, en la página web del GAFI se informaba sobre el evento con el programa y la participación de los miembros del Estado español, los dos ministros de arriba y Lagarde como estrella invitada. Recordemos, como se recuerda en esta información, bajo la presidencia del GAFI de Juan Manuel Vega Serrano, alto funcionario del Gobierno de Mariano Rajoy y Director del SEPBLAC.

¿Cortesía institucional? Yo más bien lo llamaría lealtad institucional o, en este caso, deslealtad institucional. ¿Es que venían a sus colonias? O, mejor, a provincias. ¿Es que no se le informó al GAFI de que aquí, en València, había un Gobierno con mando en plaza? Mira por donde, no hay excusa, porque, recordemos de nuevo, su presidente, Juan Manuel Vega Serrano, debía saberlo o recordarlo, lo del Estado de las Autonomías, digo. Porque ya hace casi 40 años que estamos en ello y porque hay algunos que aún nos los creemos. ¿O, mejor, hablamos del Estado de las Naciones? ¿Y qué hay del Estado Federal?, si puedo elegir… No son inventos ni utopías, son posibilidades que estuvieron sobre la mesa en el debate constituyente cuando se decidió el modelo territorial que regiría la Constitución de 1978. Y  nunca es tarde para retomar la cuestión…

Que era un foro intergubernamental con representantes estatales…, nos dirán. Sí, claro, como el G7 que se celebró unos días antes en la ciudad italiana de Taormina y en donde fue invitado, como anfitrión, el presidente regional de Sicilia, el governatore Rosario Crocetta. Sólo tienen que ver la foto que se colgó en su Facebook… Mira, precisamente con Lagarde, ¡qué casualidad! Y con unos cuantos likes. Bueno, y la otra foto… La del delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana —así, en español, pese a la denominación oficial—, Juan Carlos Moragues. ¿No había bastante representación del Gobierno central? Y eso que nadie le ha votado…

Y luego se extrañan de que por otros lares, no tan lejanos, se inicien procesos soberanistas y amenacen con declarar la independencia de forma unilateral. Que yo sepa, lo de la lealtad institucional es bidireccional y aquí se nos ha ninguneado a los valencianos en un foro internacional con presencia de la Unión Europea, donde también tenemos nuestro lugar bajo el sol, vulgo Comité de las Regiones. Pues, mira, hace menos de diez años, Kosovo se declaró independiente y aquí no ha pasado nada. Ni aquí ni en el corazón de Europa. Y luego van diciendo por ahí que si "som una nació", que si "somos una nación de naciones"… "Catalunya independent!" ¿O era Sicilia?

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
La nave de los locos

Lo terrible es hacerse viejo

Hacerse viejo es una práctica muy extendida. España es un país gagá. Esto tendrá consecuencias terribles para las pensiones y la sanidad pública pero los políticos, más pendientes en asuntos menores, no hacen nada por evitarlas. A los ancianos, decisivos para suavizar esta crisis, no se les reconocen los servicios prestados

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email