X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de enero y se habla de CASO GÜRTEL elena cebrián verds-equo JULIÀ ALVARO
GRUPO PLAZA

Julià Álvaro pretende reducir a cero la cantidad

Cemex propone a Medio Ambiente reducir a 35.000 toneladas la incineración de residuos peligrosos

21/12/2017 - 

VALÈNCIA. Cemex está dispuesta a reducir en su cementera de Buñol tanto la cantidad de residuos peligrosos como los tipos de residuos no peligrosos que valoriza  -que incinera a modo de combustible-. Así trascendió en la reunión que mantuvieron este lunes con la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente representantes de la Plataforma Aire Limpio de la Hoya de Buñol-Chiva.

La propuesta de la multinacional consiste en reducir la cantidad de residuos peligrosos que incinera de forma escalonada: 75.000 toneladas el primer año, 45.000 el segundo año y 35.000 el tercer año y los siguientes, una propuesta con la que la cementera pretende adaptarse a las políticas del departamento dirigido por Compromís, contraria a la incineración de residuos.

No obstante, su propuesta está lejos de la actual posición de la conselleria. El secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, recordaba esta misma semana en su blog que su objetivo es reducir a cero la cantidad de residuos peligrosos. El dirigente ha llegado incluso a decir que, a largo plazo, las cementeras han de dejar de incinerar cualquier tipo de residuo.

En la misma línea, la plataforma considera insuficiente esta reducción. "Parte de una cantidad (75.000 toneladas) falsa, pues Cemex Buñol no tiene ahora ese permiso para incinerar esa cantidad y, de hecho, nunca ha llegado a incinerar más de la mitad de esa cantidad (37.736 toneladas en 2014)", según afirman.

La plataforma agrega que, en la propuesta de Cemex, "se imponen unas condiciones que distan mucho de lo que exige en otros países a los residuos que se incineran: menos del 2% de halógenos totales (cloro), menos de 100 ppm de mercurio, contenido en metales pesados menor al 1%, contenido en azufre inferior al 6%, etc.". "Es difícil que se pueda cumplir con ese cóctel de condiciones, pues la mayoría de sustancias orgánicas cloradas son cancerígenas o mutágenas", afirman.

Por otra parte, Cemex plantea reducir a alrededor de 50 los actuales tipos de residuos no peligrosos que valoriza, que en la actualidad se sitúan en 193; y propone crear en la cementera una instalación de trituración de 16 tipos de residuos (papel, cartón, plásticos, neumáticos, envases, madera, etc.) que se triturarían en las propias instalaciones de Cemex para preparar el Combustible Derivado de Residuos (CDR).

La previsión es que el expediente de Cemex se someta al trámite de información pública después de navidades y que en 2018 se publique la Declaración de Impacto Ambiental (que estimará si el proyecto es compatible y viable. Posteriormente se tramitaría la Propuesta de Resolución de la AAI previa audiencia a los interesados (hasta ahora el Ayuntamiento de Buñol y Ecologistas en Acción).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email