X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de abril y se habla de valencia LEY DE MEMORIa patrimonio encuesta electoral
GRUPO PLAZA

opinión

China pasa de generar miedo global a ser una oportunidad de inversión

El analista de XTB entiende que al final chinos y estadounidenses enterrarán el 'hacha de guerra' en el enfrentamiento actual que están teniendo y que mantiene en vilo a los mercados financieros

16/04/2018 - 

MADRID. Asia en general está ganando un protagonismo interesante en el mundo inversor, siempre que las dos principales economías del globo (Estados Unidos y China) enfríen la guerra comercial existente en estos momentos. Se espera un repunte del capital hasta del 12% con la liquidación de operaciones que se han generado durante las últimas jornadas. Además, uno de los principales problemas en el pasado era el sobreapalancamiento financiero existente en la mayor economía asiática, que en estos momentos está bajo control, favoreciendo de una manera importante al sector bancario.

La renta variable de China está ganando protagonismo sobre los inversores a nivel global, lo que determina que el mercado ve muy remota una guerra comercial real entre norteamericanos y chinos, países que han ido calmando su tensión, según ha ido pasando el tiempo. La alternativa de compra sobre China es mucho más atractiva por rentabilidad que la estadounidense. Las acciones asiáticas podrían experimentar una subida aún mayor de la que ya han tenido en años anteriores; mientras las monedas asiáticas también podrían presentar una apreciación, principalmente frente al dólar, en cuestiones que serían más probables siempre que un acuerdo de negociación llegara por las partes afectadas. La probabilidad de un posible acuerdo de negociación comercial, se estima en el entorno del 70%, abre la puerta al optimismo.

Una señal de que las tensiones comerciales se están aliviando es que el presidente chino, Xi Jinping renovó esta semana sus promesas de abrir las industrias, desde la banca hasta la fabricación de automóviles, y recibió elogios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Ninguno de los países tiene ganas de una guerra comercial abierta, China necesita un largo período de crecimiento económico sostenible, acompañado de un ritmo más lento de acumulación de deuda, para que el comentado apalancamiento se siga reduciendo y la economía continúe dirigiéndose hacia la ampliación del sector servicios y no sólo a la industria. 

Una situación donde todos ganan

Estados Unidos necesita capital extranjero para financiar los aumentos de déficit a corto plazo y si Trump mantiene su amenaza arancelaria es solo para obtener una ventaja en las conversaciones y para conseguir concesiones que le proporcionen beneficios. Si China reduce los aranceles y abre su sector servicios, no sólo satisfará algunas demandas de los Estados Unidos, sino que también aumentará la propia productividad de China, creando así una situación en la que todos ganan.

Si se cumple la opción menos probable en la que las negociaciones no prosperen y se lleve a cabo las estrategias comerciales comentadas por ambas partes -como es la imposición arancelaria del 25%-, el crecimiento de China caería del 6,9% al 6,6%. La actuación por parte del país asiático seria dificultar el funcionamiento de las empresas estadounidenses que residen en China, principalmente en el sector servicios, y vender o finalizar la compra de bonos estadounidenses.

Las empresas más beneficiadas si la sangre no llega al río serían las tecnológicas chinas por el amplio mercado existente y la gran demanda del mismo hacia este tipo de productos; como también por el apoyo recibido por parte del Gobierno a estas compañías que generan gran cantidad de puestos de trabajo. Deberíamos mirar también a empresas del sector finanzas que se ven claramente beneficiadas por la calidad crediticia y la recuperación del margen de interés que tienen en la actualidad con respecto al pasado, favorecidas también por la ralentización de deuda frente al PIB, que se está dando en la economía y el crecimiento que otorga también un apoyo vía fundamental a la economía del país.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email