X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la multinacional explica que apoyaría un SDDR "bien diseñado"

Coca-Cola contempla promover en Escocia un sistema de envases como el que estudia el Consell 

24/02/2017 - 

VALÈNCIA. El sistema de depósito devolución y retorno de envases que la Conselleria de Medio Ambiente aspira a implantar en la Comunitat en 2018 podría recibir un importante espaldarazo en Reino Unido. La filial de Coca-Cola en ese país ha anunciado esta semana que, entre las medidas que se plantea impulsar para mejorar las tasas de reciclaje de envases, se encuentra la posibilidad de probar un sistema de depósito "bien diseñado" para envases de bebidas. 

La compañía explica a través de un comunicado que a pesar de las medidas impulsadas e los últimos años para mejorar las tasas de reciclaje, éstas se están frenando en Reino Unido. Por ello, anuncia que revisará su estrategia de embalaje sostenible y que a final de este año anunciará medidas.

Entre las alternativas que se plantea se encuentra el SDDR. Al respecto, asegura haber comprobado que el 63% de los ciudadanos apoyaría la introducción de un sistema de depósito en el Reino Unido. Por ello, aunque sostiene que se trata de una cuestión aún en estudio, considera que podría ser el momento de "poner a prueba un sistema de depósitos bien diseñado para envases de bebidas" en Escocia, donde ya existe un debate al respecto.

La Conselleria de Medio ambiente ha abierto recientemente un proceso de negociación con la patronal Cierval para estudiar cómo mejorar el reciclaje debido a la frontal oposición de esta organización al SDDR.

De implantarse en la Comunitat, el SDDR sacaría del circuito actualmente gestionado por Ecoembes, el de los contenedores amarillos, verdes, azules y los iglúes que gestiona Ecoembes, algunos tipos de envases de bedidas -agua, zumo, cerveza y refrescos- en formatos de vídrio, pet (plástico), latas y tetrabrik, que pasarían ser gestionados directamente por los comerciantes.

El consumidor pagará 10 céntimos más por cada envase que recuperará en el momento de la devolución del mismo, mientras que el comercio obtiene dos céntimos con la gestión. Según la Conselleria, el pequeño comercio manejará alrededor de 35 millones cada año con la implantación de este sistema.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email