X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La licitación a la que optan Torrescamara, Stadler y FGV se tramitará durante 2018

Colombia aprueba la financiación del tranvía valenciano para Bogotá

30/10/2017 - 

VALÈNCIA. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este domingo que el Gobierno de la nación ya ha garantizado "los recursos para la puesta en marcha del proyecto estratégico Regiotram de Occidente, que ascienden a 1,5 billones de pesos", tal y como informó la propia Presidencia de la República en un comunicado.

El importe reservado, del cual dos tercios correrán a cargo del Gobierno de Colombia y el resto, de la Gobernación de Cundinamarca, permite catalogar la infraestructura como proyecto estratégico de la nación y blinda su desarrollo incluso durante el proceso electoral al que se aproxima e país, según trasladan fuentes conocedoras del proceso.

Dado este paso, el Ejecutivo ya puede licitar el contrato para la construcción del la infraestructura, cuya puesta en marcha está prevista para 2022. Los trámites para"publicar en página" el contrato se desarrollarán en 2018 con el objetivo de que las obras comiencen en 2020, según el comunicado.

La alianza de compañías valencianas que ideó este servicio de tranvía para Bogotá y aspira a desarrollarlo -formada por la constructora Torrescamara, la fábrica de trenes Stadler Rail Valencia y la gestora del servicio FGV- deberá competir con otras compañías o alianzas empresariales que aspiren a su construcción y explotación.

Como informó este diario, las administraciones públicas colombianas decidieron hace unos meses reducir el denominado Regiotram a una sola línea ferroviaria (el original constaba de dos). La línea que sí se va a construir mediante la fórmula de Asociación Público Privada (APP) será la que conecta Facatativá con la capital, un contrato con un coste estimado de 2,5 billones de pesos -al cambio, alrededor de 800 millones de euros-.

Por contra, la conexión de tranvía entre Soacha y Bogotá no será desarrollada mediante esta herramienta. La necesaria expropiación de unos terrenos no previstos en el proyecto inicial elevan por encima del 30% la participación de la administración pública, circunstancia que imposibilita -según la legislación del país- que sea la iniciativa privada la que impulse el proyecto.

No obstante, la proximidad de las elecciones en Colombia ha favorecido el impulso de la línea que sí va a ser desarrollada, que movilizará "más de 125.000 pasajeros por día, y beneficiará a las habitantes de los municipios de Facatativá, Funza, Mosquera y Madrid, en Cundinamarca", según el presidente Santos. "Se trata de un proyecto integral porque conectará con el Metro, además comunicará al aeropuerto de El Dorado 1 con El Dorado 2", afirmó el dirigente. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email