X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

empiezan las elecciones

La carrera por el rectorado de la Universitat, bajo el signo del 'cambio' 

24/01/2018 - 

VALÈNCIA. La palabra, el tag de referencia, está claro: es ‘cambio’. El cambio que supone que una mujer como Mavi Mestre parta como favorita del establishment para que la Universitat de València tenga la primera rectora de su historia; el cambio per se que representa el candidato Vicent Martínez, la figura que se postula como heredera de la universidad más crítica; el cambio que inspiró en su día la candidatura de María Antonia García Benau, que sorprendió hace ocho años y forzó al actual rector Esteban Morcillo a una segunda vuelta, y que ahora se presenta por segunda vez.

La campaña para la elección del rector de la cinco veces centenaria Universitat de València empezó este martes bajo el signo del cambio. Un cambio al que Mestre aludió en su primer acto, en la Facultad de Derecho, donde advirtió que lo que dota de valor al cambio no es el cambio en sí mismo, sino la dirección en la que se quiere cambiar, el contenido de las propuestas. Por todo ello, su objetivo a lo largo de la campaña será demostrar desde la transparencia que su programa es el más adecuado para liderar ese cambio.

Mientras, su rival Martínez, pura renovación, abrió su campaña en el Centro Cultural la Nau, por ser éste, dijo, el “corazón” de la Universitat, por respeto a los estudiantes que aún se hallan en periodo de exámenes y en recuerdo de quien fuera vicerrector de Cultura, Josep Lluís Sirera, fallecido en 2015. Más discreta, García Benau ultima una candidatura en la que aspira a reavivar la esperanza que suscitó hace ocho años.

De los tres candidatos, Mavi Mestre es la que hizo este martes más fuerza presentando su programa, su página web, completísima, y equipo candidato. Mestre, a quien sus encargados de comunicación con habilidad llaman en las notas de prensa ‘Mavi’ para humanizarla ante el electorado, presentó las principales propuestas de un programa basado en 90 medidas concretas de actuación articuladas en siete ejes: una universidad para las personas, con una docencia de calidad, líder en investigación e innovación, con raíces en el territorio y con vocación global, una universidad por la cultura y la identidad, con valores y transparente, participativa, digital y con recursos.

En su primer acto estuvo acompañada por diversos miembros del equipo que propone para liderar esta transformación, como la actual decana de Derecho, María Elena Olmos; la profesora de esa facultad, Elena Martínez; así como los vicerrectores Isabel Vázquez y Juan Luis Gandía, los decanos de Filología, Carles Padilla, y de Ciencias Sociales, Ernest Cano, y los profesores Carlos Hermenegildo, Adela Valero y María Dolores Real, de Medicina, Farmacia y Biología respectivamente. 

Por su parte, Vicent Martínez en su primera intervención pública como candidato ya con derecho a pedir el voto, dio a conocer sus primeras promesas, como establecer una reducción de jornada laboral para el Personal de Administración y Servicios mayor de 60 años, tal como se ha llevado a cabo en otras universidades públicas valencianas como la de Alicante. Ante una representación del Personal de Administración y Servicios, Martínez recordó que a propuesta suya, el claustro de la Universitat aprobó por unanimidad en julio de 2015 una declaración a favor de establecer una reducción de jornada para el PAS mayor de 60 años, una medida que tanto él como el rector Morcillo llevaban en su programa electoral de 2014. “Esa propuesta fue aceptada por los dos candidatos y fue incluida en sus programas, pero ese compromiso, como otros, no se han cumplido”, señaló.

Adalid de la renovación, Martínez se pronunció contra la perpetuación en los cargos y puso en el punto de mira a los vicerrectores que, dijo, al igual que los rectores y los decanos, “han de tener una limitación de solo dos mandatos”. Irónico y afilado, apuntó a Mestre como la candidata a rectora “de la candidatura más continuista”, y le pidió a ella y a parte de su equipo (“personas a las que estimamos y valoramos el trabajo que han realizado”) que sean conscientes de que les toca dejar el paso a otros para que se pueda llevar a cabo una transformación en la Universitat. El candidato estuvo acompañado por el profesor Juan Vicente Martínez Luciano, quien lamentó el que actualmente haya “una desconexión muy grande” entre la actividad cultural que realiza la Universitat y los diferentes campus.

Con un perfil aún discreto, la candidatura de García Benau apuesta en positivo. Y mientras ultima su equipo y programa, anuncia un proyecto en el que se puede “ganar el futuro”, “y vamos a hacerlo”, sentencian optimistas. Con un mensaje en el que se repiten las palabras deber, voluntad, obligación, esfuerzo, García Benau impulsa una candidatura en la que son monedas corrientes ideas como “la transformación” o “el cambio organizativo” y en el que manifiesta su fe tanto en los trabajadores y profesores de la Universitat como en sus estudiantes, de quienes dicen desde su candidatura que “deben ser un agente de cambio esencial” de la Universitat del futuro.

El calendario 

Tal y como recordaron desde la Universitat de València en un comunicado, las votaciones serán el próximo 22 de febrero y, en caso de necesitarse una segunda vuelta, se repetiría el 6 de marzo. Las urnas se abrirán el 22 de febrero, entre las 10 y las 18 horas. Antes, sin embargo, habrá un debate entre los aspirantes, el día 5 de febrero, ante un claustro extraordinario que se celebrará en la sala Darwin del campus de Burjassot.

El censo está compuesto por 1.986 PDI doctores con vinculación permanente, 1.891 no doctores sin vinculación permanente, 546 profesores asociados de instituciones sanitarias concertadas y 437 de personal de investigación en formación; así como 44.773 estudiantes de grado y posgrado y 1.968 miembros del PAS. Los resultados se computan por el sistema de voto ponderado. La clave estará en el voto del profesorado doctor con vinculación permanente, que tiene el valor de un 51% del total de votos. El voto del profesorado no doctor o sin vinculación permanente tiene el valor de un 12,67%. Por su parte, el voto de los estudiantes y las estudiantes tiene el valor de un 25%, mientras que el del personal de administración y servicios tiene el valor de un 10%, y el del personal investigador en formación tiene el valor del 1,33%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email