X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

a partir del lunes 5 de febrero

Cultur Plaza publicará íntegro 'Mundo Plasma', el último trabajo de Calpurnio

Cada lunes, desde el 5 de febrero, se publicará una nueva viñeta de este cómic con aires de whodunit en el que una serie de extrafalarios personajes se ven encerrados en una pensión en la que se ha cometido un crimen y todos son sospechosos

4/02/2018 - 

VALÈNCIA. Galardonado con el Premi Ciutat de Palma de Cómic 2015 y publicado en noviembre de 2016 por Reservoir Books, Mundo Plasma supuso un pequeño giro en la carrera de Calpurnio Pisón, alter ego de Eduardo Pelegrín (Zaragoza, 1959), padre del genial El bueno de Cuttlas (que publica mensualmente la revista Plaza). La diferencia con la primera edición, explica Calpurnio, es que "igual incluyo viñetas que en su día descarté y otras que se me han ocurrido después". 

Mundo Plasma, según explicó el dibujante "era algo que estaba haciendo en mis horas libres. No es que no me sienta a gusto con Cuttlas pero sí quería hacer. Empecé hace tiempo haciendo páginas sueltas al final del día, en el sofá, y tenía unas quince cuando se convocó el Premi Ciutat de Palma deCómic 2015, que era precisamente el número de páginas que pedían. El caso es que lo gané y gracias al premio pude estar cuatro meses dedicado a él y concentrarme en él".

La obra supone un cambio, por su parte, tanto en el estilo como en la forma de plantear una obra: "He querido hacer lo que me salía de los dedos. No sabía si hacer una novela gráfica, humor político..., pero me fui dejando llevar. Empecé dibujando unos personajes, luego los hice interactuar y de allí salieron los primeros chistes. Al principio también pensé que serían historias autoconclusivas pero al ganar el premio es cuando me planteé un guión más elaborado que se prolonga durante noventa páginas, pero en las que cada una de ellas es un chiste en sí mismo".

El planteamiento tiene algo de El ángel exterminador de Luis Buñuel (1962) pero "tiene más de novela tradicional de detectives, de esas en las que hay un asesinato en un sitio cerrado como el Orient Express o en un crucero; todos pueden ser el asesino y nadie puede huir. Y entonces empieza a salir a flote la personalidad de cada uno, su pasado..."

El resultado, como el autor lo ha definido es "un melodrama cuántico" en el que diez personajes absurdos entran en una pensión... que acabará siendo su cárcel. Aventuras, amores imposibles, marcianos, posesiones diabólicas, pareidolias y horrendos crímenes cada semana en Mundo Plasma.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email