X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

letsbonus y groupalia

Cupones descuento: del chollo a la estafa

Buscaban nuevos clientes y decidieron ofrecer cupones-descuento a través de LetsBonus y Groupalia. El problema es que fue un éxito y las ventas se dispararon, pero la firma se niega a liquidar su parte. Algunos están a las puertas de la quiebra

16/12/2017 - 

VALÈNCIA.- En diciembre de 2016 —hace ahora un año— el coro de Rebeca Rods afrontaba uno de sus conciertos más importantes. El Black Light Gospel Choir actuaba en la sala BUT de Madrid con un aforo de 1.200 personas, y para vender las localidades, la cantante y directora volvió a confiar en LetsBonus, la web de descuentos con la que tan bien le había ido desde 2011. El funcionamiento era sencillo: la plataforma ofrecía las entradas más baratas y se quedaba un importante porcentaje, de alrededor del 50%; pero a cambio multiplicaba exponencialmente las ventas, proporcionando a la artista una mayor asistencia y, lo que es mejor, más recaudación.

La cosa iba más que bien antes del concierto. Tanto, que LetsBonus contactó con Rebeca en varias ocasiones para pedirle más entradas. Las colocaban como por arte de magia, hasta el punto de que la web de descuentos llegó a vender cerca de 900 —casi el 75% del total, muchas más que de costumbre—. Y el concierto fue genial, todo había ido sobre ruedas. El beneficio del evento le iba a permitir grabar un disco en Los Ángeles.

«Pero los meses pasaban y LetsBonus no pagaba», cuenta Rebeca. «Todo cambió de repente. No pagaban, y cuando les reclamaba el dinero mareaban la perdiz, hasta enredaron con facturas de otros conciertos, yo creo que para darme largas. Cuando por fin logré hablar con el área económica de LetsBonus me prometieron que a partir de abril nos pagarían mil euros al mes. Pero tampoco cumplieron. Se quedaron el dinero. En total, 12.000 euros. Y yo sí había pagado el concierto, que fue muy caro. Me tocó ir a Los Ángeles a pulmón, pidiendo un préstamo de 6.000 euros», relata.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El de Rebeca es uno de los cientos de impagos a proveedores que acumulan las webs de descuentos LetsBonus, Groupalia y Offerum hasta el punto de que una plataforma con sede en València está haciendo acopio de afectados para trazar una defensa legal conjunta contra el entramado empresarial de las tres firmas, tras las que sitúan al empresario Antonio Alcántara. La defensa la ha asumido el área legal del fondo Prisma Dos Inversiones, dirigida por José Vicente Frasquet, que ha decidido impulsar esta iniciativa «ante la multitud de casos de impago sufridos por proveedores de estas dos empresas». Por el momento, ya son un centenar los afectados adheridos a su plataforma.

* Lea el artículo completo en el número de diciembre de la revista Plaza 

Noticias relacionadas

el muro

Cultura de consumo

Tiramos libros, discos, recuerdos, vida. Aniquilamos soportes. Es la cultura del consumo. Mejor un mueble de chapa barata, un hueco, que una gran biblioteca o una espectacular discoteca. Estamos de saldo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email