X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

al otro lado de la colina / OPINIÓN

Del turismo (FITUR) y la improvisación

Foto: ÁLVARO MINGUITO

Algunos se consideran 'meninfots' por mirar hacia Madrid, otros se acomplejan de tanto mirar a Barcelona, pero no cabe duda que el 'pensat i fet' es uno de los defectos que más nos desacredita, también en política turística 

21/01/2017 - 

El Turismo es uno de los sectores de la economía que más sinergias crea en los diferentes ámbitos productivos y de la sociedad, para nuestra Comunitat no hay duda que es muy importante. Empezó siendo de sol y playa, continuó con un mal aprovechado turismo de interior y finalmente es imprescindible un impulso del turismo cultural en Valencia.

En el estudio Turismo y Ciudad: el caso de Valencia (1997), se afirmaba la ciudad posee, desde el punto de visto turístico, importantes, decisivos y diferenciados recursos que están infrautilizados, y además también se decía, la ciudad no ha sido capaz de organizar o de acoger ningún tipo de evento extraordinario .... La lista de frustraciones es larga: Euro-Disney (París), Euro-News TV (Lyon), Juegos del Mediterráneo (Bari), Capital Europea de la Cultura Año 2000 (Santiago de Compostela) y Oficina Armonización del Mercado Interior de la U.E. (Alicante). Así lo expuso certeramente Emilio M. Obiol Menero, tercer teniente de alcalde socialista de Vila-Real.

En la actualidad y respecto a la primera afirmación Valencia sigue siendo una ciudad turísticamente infrautilizada, aunque se hayan pasado de unas 190.000 a 4.000.000 pernoctaciones desde que en 1991 Rita Barberá accediese a la alcaldía hasta que la dejó en 2015. Por otra parte nos hemos podido quitar la frustración por la cantidad de grandes eventos internacionales que se han organizado hasta ahora, teóricamente a coste cero para los valencianos, pero que después han costado un potosí como vemos en los juicios (paradójicamente el despilfarro no es delito), y que de una u otra forma nos han situado en el mapa turístico mundial, a pesar de no estar preparados para fidelizar, a ese turista de alto nivel de la Copa America o la Fórmula1, a través de diferentes experiencias culturales.

Un síntoma de esa falta de planificación —el pensat i fet— es la transformación de Valencia en un destino low cost respecto a España. El gasto medio nacional diario de un turista internacional es de 138€, y en la Comunitat Valenciana 97€ (INE), y en esa misma linea de low cost existen unas 5.000 plazas en apartamentos turísticos frente a las 16.000 plazas hoteleras.

Para evitar caer en la improvisación se debe planificar. Así es como después de casi media legislatura el ayuntamiento ha confeccionado al fin el Plan Estratégico de Turismo de Valencia para 2017-2020. Después de estar 24 años en la oposición parece que algunos llegaron sin los deberes hechos y eso que según el documento se considera al turismo como principal motor económico de Valencia.

Por otra parte estos días se ha celebrado la principal feria de turismo —FITUR—, donde como en otras ocasiones se han montado los stands de nuestra Comunitat exhibiéndose nuestro Patrimonio UNESCO (como las Fallas aunque sea con un pírrico monumento montado parece que deprisa y corriendo, cerca de una estupenda Foguera de San Joan) y donde Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo, ha declarado a los medios que potenciará turísticamente nuestra Comunitat y el Cap i Casal, a través de diferentes proyectos como las rutas de la Seda o del Santo Grial (una pena que no aprovechase el año pasado el jubileo), proyectos por otra parte ajenos y previos tanto al Acord del Botànic como al Govern de la Nau.

Una de las cuestiones que más sorprende es que el documento presentado por Sandra Gómez (y a mi que con su desparpajo, simpatía, rodeada por el empresariado —en la foto de la presentación del Plan— y defensora de eventos internacionales como la capitalidad mundial de gastronomía o la Cumbre Mundial de Agencia de Viajes me recuerda a Rita, perdón); como decía antes ese Plan Estratégico de Turismo de 123 páginas no incluye ninguna referencia a las Fallas Patrimonio de la Humanidad, ni a la Ruta de la Seda de la UNESCO, ni mucho menos al Santo Grial. Sorprendente pues si cita al Parque natural de la Albufera, al Jardín del Turia, al Bioparc o al Oceanogràfic. ¿Descoordinación entre GVA y Ayuntamiento?, ¿improvisación de unos o de otros?, o ¿es el pensat i fet de todos?

Y claro está esta improvisación, puede llevar a cometer graves deslices, ya saben aquello de que el infierno está empedrado con buenas intenciones, como los dos siguientes:

Primero; hace una semana en Valencia Plaza se informaba que Turismo trabaja en nuevos productos: la ruta de los Cátaros. Y ustedes se preguntarán: ¿la cruzada Albigense o contra los Cátaros no ocurrió lejos de aquí? Pues sí, en el sur de Francia. Y ¿qué pinta nuestra Comunitat? Pues parece que grupos de ellos, en su huida de Francia, se refugiaron entre otros lugares en Morella, casualmente la tierra de Ximo Puig. Por cierto, otro detalle curioso, nuestros vecinos del norte ya tienen creadas varias rutas de los cátaros a las que nos uniríamos. ¡Cuanto les gusta a algunos copiarles!.

Segundo; también la semana pasada se anuncio que la Generalitat subvencionará 40.000 noches de hotel en temporada baja. Parece que no se ha escarmentado con las ayudas públicas a los clubs de fútbol, ni con Ciudad de La Luz, pero existe algo que se llama artículo 107 del Tratado de Funcionamiento de la UE, sección segunda, capítulo 1 del Título VII que establece los limites (incompatibilidades lo llama) respecto a las ayudas otorgadas por los Estados a empresas en aras de la libre competencia y del mercado interior. Por eso debería (ojalá ya lo haya hecho) consultarlo con el servicio especializado que hay sobre competencia en la Conselleria de Economía, además de comunicarlo a la Comisión Europea, para que no nos sancionen de nuevo.

Y hablando de turismo, Valencia, y UNESCO, es inevitable hablar de nuestras Fallas. Justo antes de la declaración se produjo una mini crisis por la ocurrencia de la publicación por la JCF, responsabilidad de Pere Fuset, de unas normas de protocolo y actuación para las Falleras Mayores que recuerdan a viejas normas de urbanidad, prohibiendo escotes y faldas por encima de la rodilla, que hizo que su jefa, la lideresa de Compromis, nica Oltra, le advirtiera que esas normas son incompatibles con una democracia, y yo añadiría que incompatibles además con UNESCO, al constar en el expediente las acciones de genero.

Pues parece que el señor Fuset Tortosa otra vez puede estar poniendo en riesgo la relación entre las Fallas y UNESCO por sus continuos enfrentamientos con Lo Rat Penat, el último la casi no asistencia de la Fallera Mayor a la gala en el teatro Principal dels Jocs Florals. Y ustedes me preguntaran que tiene que ver Fuset, Lo Rat Penat, Fallas y UNESCO, pues resulta que en el Expediente de candidatura núm. 00859 para la inscripción en 2016 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en Addis Abeba de las Fallas, entre las medidas de salvaguarda, en el punto 3.a ('Esfuerzos pasados y actuales para proteger el elemento'), se encuentra la siguiente actividad: La asociación cultural Lo Rat Penat convoca anualmente un concurso para potenciar la literatura satírica vinculada a la fiesta escrita en la lengua propia. Y dentro del punto 4 ('Participación de la comunidad y consentimiento en el proceso de candidatura'), en el apartado 4.d. ('Organizaciones comunitarias implicadas o representativas'), también figura Lo Rat Penat.  

Esperemos que el señor Fuset rectifique su hostilidad hacia Lo Rat Penat, porque si no terminará siendo una caricatura de su colega el concejal Giuseppe Grezzi, con su polémica hostilidad hacia los coches.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email