X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de HISTORIA CVMC à punt SANTO CÁLIZ plastic murs documental
GRUPO PLAZA

EL TINTERO / OPINIÓN

Tots a una veu?

La última semana de septiembre nos ha traído ‘chubascos alternos’ –me fascina la terminología climática–, en algunas zonas cayeron como ‘chuzos de punta’ especialmente en la calle Ferraz de Madrid. Pero si completamos el título de este Tintero encontramos paz y tranquilidad

2/10/2016 - 

Les pido disculpas por el uso, y abuso, del que me gusta denominar como sabio refranero popular español, pero cuando sus citas se cumplen al milímetro, no me resisto a utilizarlo. Un año más el veranillo de San Miguel se ha hecho presente en nuestra tierra, y disfrutamos de unas temperaturas casi veraniegas. En esas estábamos en el Levante feliz cuando estalló por los aires media ejecutiva del Comité Federal del PSOE, en la que esta(ba)n, nada más y nada menos, que nuestro presidente autonómico, Ximo Puig, y la Consellera de Sanidad, Carmen Montón. Para más morbo, cada uno en distintos bandos, ah! no, perdón, que son posiciones políticas. Puig entre los dimisionarios y Montón entre las fieles a Sánchez, aunque el pasado jueves no fue a Madrid.

En esta gravísima crisis en el PSOE, donde como suele ser habitual en los últimos tiempos, abundan los fotomontajes y se desata el ingenio y gracejo español, debemos sacar algunas conclusiones que sean realistas y por lo tanto políticamente incorrectas. A veces en la vida toca nadar contra corriente, aunque sólo sea por no caer en lo corriente, es decir, lo común y vulgar. Uno de los mantras que más se ha repetido desde que llegaron los treintañeros a liderar la política en España es que las primarias [y primarios] en los partidos políticos los convierten en mejores y más guapos. Y yo les digo: o no.

Si bajamos al terreno, mejor dicho, a las arenas movedizas de la política real, un proceso de primarias no es una asamblea donde se reúnen los miles de afiliados de un partido y los que se inscriben al entrar [a la asamblea]como elegibles, suben a una tribuna a presentarse y explicar su proyecto. Por pura lógica y pragmatismo no puede hacerse así salvo que sea un partido con unas decenas de militantes [recuerden el numerito en las asambleas de la CUP]. En consecuencia, las primarias no dejan de tener cierta estructura piramidal, pues se requieren avales, compromisarios y demás requisitos que se logran a base de contactos, favores (de ida y vuelta) y otras zarandajas. Caso paradigmático fue el aterrizaje en un fin de semana de Toni Cantó como nº 2 de la lista al Congreso por Valencia en las primarias de Ciudadanos en nuestra ciudad. 

Y aunque hay casos más mediáticos que otros, en todos los partidos que se vanaglorian de esta democracia interna sucede lo razonable en una organización formada por personas, hasta en las mejores familias. Los puntos de vista se enfrentan, las discusiones aumentan, las envidias florecen, las comidillas exacerban los ánimos. Todo ello en un entorno como el de la política actual, con actores ansiosos de poder y sobre todo de un puesto fijo –porque ser autónomo no apetece, ¿verdad Pedro?– se agravan y la crisis sale a la luz pública. Entonces las cámaras de TV, los periodistas micrófono o móvil en mano y las declaraciones con aire de solemnidad copan la actualidad de un país que debería estar centrado en problemas más serios y urgentes. 

La guerra abierta entre la militancia y la cúpula directiva en el PSOE nacional y la ruptura del pacto entre Podemos y los socialistas en Castilla La Mancha podrían contagiar a nuestra Comunitat, por ello los protagonistas locales salen a traernos la anhelada calma que emana de los acuerdos botánicos. El President Puig recordó que lo importante era “no continuar descendiendo”, a buenas horas; el líder autonómico de Podemos y apoyo al Consell Antonio Montiel, tira de argumentario podemita y considera que el PSOE puede “entrar en una deriva que le lleve a acuerdos con el PP, lo que acabaría con las políticas de progreso”. Otra clásica falacia es la de considerar progresistas sólo a los partidos de izquierda. No me resisto a recordar esta brillante frase: “progresista es a progreso lo que carterista es a cartera”. Y para completar la rueda de apoyos al señor Puig, la portavoz y presidenta del PPCV, Isabel Bonig, dejó a un lado sus ataques al Consell nacido del “Pacto del Titanic”, como ella lo denomina y dijo que “el PP como partido serio y garante de la estabilidad, siempre va a tender la mano al gobierno del señor Puig”. En honor a la verdad, este hipotético apoyo lo ha manifestado en otras ocasiones. 

Y mientras el socialismo se desangra en una cruenta guerra fratricida, los valencianos festejamos desde el inicio del mes de octubre la festividad del 9 d’octubre con un extenso programa de actividades, entre las que destacan conciertos y visitas a los palacios más representativos de nuestra ciudad. En esta edición el lema elegido es ‘Tots a una veu’, estrofa inicial de nuestro himno regional –tras el ‘Per ofrenar noves glòries a Espanya–, seguro que es la parte preferida por nuestro Consell. La idea es visualizar nuestra unión como pueblo en asuntos trascendentales como la infrafinanciación o el corredor mediterráneo, y aquí me atrevo a decirles a nuestros representantes que probablemente la sociedad, la gente de la calle, las personas normales y corrientes están más unidas y comparten más inquietudes que algunos miembros del Consell y ni que decir tiene, que los miembros de la ejecutiva socialista.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email