X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

País Valencià, igualdad...

Diez claves del libro de estilo de À Punt

7/12/2017 - 

VALÈNCIA. La presentación en Castellón tuvo algo de simbólico. El libro de estilo de la futura cadena autonómica valenciana À punt eligió como escenario para su puesta de largo la misma ciudad donde en 1932 se aprobaron las normas ortográficas valencianas. Allí se dio a conocer la versión definitiva de un texto del que ya se sabían algunas premisas y que deberá ser el manual de referencia para los trabajadores de la nueva corporación.

1. 200 enmiendas. Al margen de las críticas realizadas por el PP, vertidas por el diputado Jorge Bellver, si por algo destaca el libro de estilo es que tiene a gala lucir el mayor grado de consenso que ha sido posible al incorporar recomendaciones de todo tipo de asociaciones cívicas, profesionales, empresariales, e instituciones como las universidades valencianas o la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Eso se percibe en un texto en el que en sus 308 páginas resulta difícil encontrar aspectos polémicos y que sigue al pie de la letra las principales tendencias contemporáneas.

2. País Valencià, Regne de València. La cuestión nominativa sobre la autonomía apenas es aludida, al margen de una frase sintética: “Las denominaciones Comunitat Valenciana, País Valencià y Regne de València se usarán de acuerdo con el contexto comunicativo”. No se establece una jerarquía si bien poco antes se advierte que se evitará la tendencia de sustituir el gentilicio valenciano por la locución “de la Comunitat Valenciana o de la Comunitat”. En la nueva televisión no serán ‘los hosteleros de la Comunitat’, sino ‘los hosteleros valencianos’.

3. Comarcas. La nueva televisión tenderá a la comarcalización. Así lo afirma expresamente el libro de estilo, que sostiene e que “la información de proximidad y la cohesión y vertebración territorial” será uno de sus leit-motivs. Por este motivo se usará “de manera preferencial” la referencia a las comarcas en las informaciones porque se considera que es “lo más próximo a la ciudadanía”. Del mismo modo se soslayan los gentilicios castellonense y alicantino para referirse a las ciudades y pueblos de estas dos provincias. Castellonenses y alicantinos sólo serán los habitantes de “las respectivas ciudades”.

4. Laicismo. Quizá el aspecto más significativo del libro estilo es su apuesta decidida por el laicismo y la aconfesionalidad de la nueva televisión, “que será transversal en todos los contenidos de la CVMC y de las sociedades prestadoras de servicios”. Un laicismo que se lleva hasta las últimas consecuencias. De hecho, de una lectura estricta del manual se podría asegurar que los trabajadores no podrían llevar cruces o hiyabs, ya que se señala que “la plantilla de la CVMC (…) no podrá exhibir símbolos religiosos”.

5. Igualdad. La igualdad de género es uno de los elementos nucleares del libro de estilo y una de las prioridades de la nueva cadena. Así se habla de “garantizar el principio de igualdad efectiva”, “velar por la transmisión de una imagen igualitaria”, excluir “contenidos sexistas, especialmente en la programación infantil y juvenil” o “promover la presencia equilibrada de mujeres y hombres en los nombramientos y las designaciones en los cargos de responsabilidad que le correspondan”. Igualmente se invoca que a la elaboración de “programas donde las mujeres sean percibidas como sujetos históricos productores de cultura y avances tecnológicos y sociales, miembros de pleno derecho como ciudadanas (literatas, científicas, cineastas, políticas, artistas...)”.

6. Valenciano/Castellano. La preeminencia del valenciano queda consignada en diferentes momentos. De este modo se señala que los espacios publicitarios deberán ser preferentemente en valenciano, “que es la lengua institucional y vehicular de nuestros medios”. Para ello se pondrá a disposición de los anunciantes “servicios de asesoramiento lingüístico”. Sin embargo, se advierte que si los cortes de voz son en castellano, se dejarán “sin traducir”. Igualmente se fijan criterios para la traducción de los títulos de libros, óperas, películas o discos. También la premisa de que se doblarán películas, series, dibujos… con la habitual modalidad TAV, en la que los diálogos de la versión original se sustituyen de forma sincronizada.

7. Valencianos por encima de todo. La única Generalitat será la valenciana. La de Catalunya llevará gentilicio. La “referencialidad valenciana” de la corporación se aplicará al ámbito institucional. El gobierno será el valenciano, el nacional llevará el gentilicio español. Y el único parlamento serán Les Corts; el nacional también llevará el gentilicio español. “El termino valenciano se referirá prioritariamente al conjunto del territorio valenciano, y secundariamente a la provincia de Valencia y a la ciudad de València”. Valenciano es también el nombre que se le da a la lengua. En ningún momento se habla de catalán. Curiosamente, en la bibliografía se citan 33 libros diferentes sobre el uso del catalán, entre los que se encuentra el Diccionari català-valencià-balear de la Editorial Moll.

8. El Consell de Informatius. El libro de estilo mantiene muchas de las premisas del borrador, como por ejemplo la capacidad de veto de la redacción sobre el director de informativos, en los mismos términos que en el primer texto. El organismo encargado del control interno se llamará Consell de Informatius y entre sus funciones se especifica “velar por la independencia de los profesionales de la información delante de la dirección de cada sociedad, de las administraciones públicas y de cualquier otra organización pública o privada”. Dicho Consell estará compuesto por “el conjunto de los profesionales que intervienen en el proceso de elaboración de contenidos informativos”.

9. Veracidad y rigor. En la nueva televisión no cabrá mezclar opinión e información. De manera clara se alude a ello y se señala también que los profesionales de la CVMC deberán de evitar también “manifestar opiniones personales”. Igualmente se han dispuesto cláusulas antisensacionalismo, como una en la que se apunta a que en las informaciones judiciales “durante todo el proceso penal” los acusados serán siempre referidos como “presuntos”. “El colectivo de profesionales de la CVMC no hemos de condenar a las personas investigadas y hemos de evitar que nuestras informaciones inciten a la ciudadanía a una condena apriorística”. Bárcenas sigue siendo presunto.

 10. Autores. El libro de estilo ha sido realizado por una comisión que ha tenido de presidente al miembro del Consejo Rector de la CVMC Rafael Xambó, y como vocales a la profesora de la Universitat Jaume I Rosa Agost (coordinadora de la parte lingüística); la periodista Anna Peña (coordinadora de la parte periodística); la subdirectora general de Política Lingüística, Nathalie Torres; el miembro de l’Acadèmia Valenciana de la Llengua Josep Palomero; y la que finalmente ha sido designada como directora de Informativos, Remei Blasco. El secretario de la comisión ha sido el técnico lingüístico de la Generalitat Josep Garcia Illa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email