X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La Armada escoltará al Aquarius en cuanto entre en aguas españoles

El 'Aquarius' se prepara para travesía con mal tiempo: "Muchos sufren nauseas y mareos"

Se busca no coincidir además con un concierto programado para la noche del sábado en La Marina

13/06/2018 - 

VALÈNCIA. La tripulación del barco "Aquarius" asiste a los 106 inmigrantes que quedaron en él tras el traslado de otros 523 a naves italianas y se prepara para una travesía hacia València en la que se espera lluvia y olas de hasta cuatro metros, explicó a Efe un cooperante a bordo.
El cooperante de SOS Méditerranée Alessandro Porro que se encuentra a bordo del "Aquarius" explicó a Efe que después de varios días de hacinamiento, ya que el barco había superado su capacidad, ahora se pueden dedicar a asistir con mayor atención a los inmigrantes que han quedado.

"Las condiciones de nuestros huéspedes son buenas, al reducir el número podemos cuidarles mejor y hemos podido empezar a distribuir zapatos, un cambio de ropa e incluso han podido ducharse", relató Porro.

El "Aquarius" lleva ahora a 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños, mientras que el resto lo hacen repartidos en la buque Orione de la Marina italiana y en la patrullera Dattilo de los Guardia Costera.

Todos ellos fueron rescatados el pasado sábado y llegarán según las previsiones el próximo sábado al puerto de València. Ahora, explicó el cooperante italiano, se están concentrando en las condiciones meteorológicas "que no son buenas".

"Durante la noche ha llovido, se ha levantado viento, navegamos a 25 nudos, se espera más lluvia, se está agitando el mar y durante la travesía esperamos olas de hasta cuatro metros", agregó. "Esta mañana, el mar está picado y muchos sufren mareos y nauseas", destacaba un miembro de la organización a bordo del Aquarius.

Por ello, además de la asistencia a los inmigrantes se están realizando "los procedimientos de seguridad" del barco ante estas perspectivas. El barco humanitario se dirige a València tras el ofrecimiento del Gobierno español y después del rechazo de las autoridades italianas y maltesas de hacerse cargo de él. 

MSF advierte de que la previsión de olas de cuatro metros podría retrasar la llegada a València

La ONG Médicos Sin Fronteras ha informado de que las llegada del 'Aquarius' y las dos embarcaciones italianas que trasladan a 630 migrantes podrían retrasar su llegada al puerto de València por la previsión de condiciones climatológicas adversas.

"La llegada al puerto de #Valencia dependerá de unas condiciones climatológicas que van a empeorar: se esperan olas de hasta 4 metros y viento de más de 35 nudos (65 kilómetros por hora)", según ha indicado la ONG en un tuit.

Asimismo, en el mismo mensaje, indica que esta embarcación, que salió la pasada noche sobre las 21.00 horas a una distancia de 27 millas de Malta, se encuentra actualmente al sur de Sicilia. La previsión de la ONG es alcanzar el Canal de Sicilia en la tarde de este miércoles.

La Armada escoltará al Aquarius en cuanto entre en aguas españoles

La Armada escoltará a la flotilla de tres barcos, entre ellos el Aquarius, que se dirige a España con 629 inmigrantes en cuanto entren en aguas territoriales españolas, ha asegurado hoy la ministra de Defensa, Margarita Robles.

En declaraciones a los periodistas tras visitar en la Base Aérea de Torrejón a la Unidad Militar de Emergencia (UME), la titular de Defensa ha indicado que la Armada se ofreció desde el primer momento a escoltar al barco de la ONG francesa SOS Mediterráneo y de Médicos sin Fronteras (MSF) y así se lo comunicó a las autoridades europeas.

Pero ha explicado que como ya se dirige al puerto de València escoltado por buques italianos, la Armada escoltará al Aquarius y los otros dos barcos en los que han sido distribuidos los inmigrantes una vez que entren en aguas españolas.

Preguntada si debería haber algún tipo de sanción a Italia por su negativa a acoger al Aquarius, ha recalcado que el Gobierno no tiene nada que decir al respecto y se ha limitado a destacar su decisión de actuar ante un problema en el que no se puede permanecer "de perfil".

"El Gobierno de España ha hecho lo que tenía que hacer en el marco del derecho internacional y de los principios básicos que tiene que haber cuando hay personas que pueden tener en riesgo su vida", ha subrayado.

Y ha destacado el "esfuerzo de generosidad" y la "solidaridad" de la sociedad y las instituciones españolas ante una inmigración que "no es casual, sino fruto de las injusticias y la pobreza en el mundo". 

   

Sin reforma del sistema asilo, el pasaje del Aquarius se enfrenta a la indigencia

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, defiende que la acogida del Aquarius es "una medida valiente" aunque alerta de que "cuando lleguen a España, esas personas tendrán una tranquilidad de seis u ocho meses, pero si no se reforma el sistema de asilo, tras ese periodo probablemente se enfrentarán a la indigencia".

Beltrán, que presenta este miércoles en València su obra "La jodida intensidad de vivir", ha repasado en una entrevista con EFE la actualidad en torno a las migraciones y ha asegurado que según investigaciones de AI, "las personas refugiadas se enfrentan, al cabo de máximo un año, a la indigencia", y ha agregado: "Hay que recibir a refugiados y hay que recibirlos bien, con garantías".

"Esta es la gran oportunidad para reformar el sistema de asilo. La ley de asilo en España es del año 2009 y no tiene reglamento", ha aseverado para calificar como "clave" la reunión que mantendrán los jefes de gobierno europeos a finales de junio sobre este sistema.

Preguntado por si se teme que la llegada de refugiados despierte reacciones de odio, Beltrán ha respondido rotundo que no: "Al contrario, Amnistía Internacional hizo una encuesta hace año y medio en 29 países, y uno de los más receptivos a recibir refugiados es España". 

"Las políticas de gobierno durante los últimos años se han apartado de la opinión pública, que quiere recibir refugiados"; la cuestión, ha dicho, es que el problema es estructural del sistema: "España no ha sido un país de acogida para refugiados, hemos incumplido nuestra cuota", y ha recalcado que España junto otros países deben apartarse de esa tendencia xenófoba y racista de Italia.

Además, ha apuntado que Amnistía Internacional se ha dirigido a los gobiernos valenciano y central para "asegurarse de que se revise la solicitud de asilo de las personas que lleguen y que no se interne en los centros de acogida de refugiados como medida automática".

Asimismo, ha anunciado a EFE que AI estará en el puerto para recibir a los refugiados, aunque consideran que es el Estado quien tiene que ofrecer los recursos necesarios para la recepción.

En su libro, Beltrán refleja "una jodida intensidad" porque de la vida, subraya, "uno recuerda las cuestiones extraordinarias, viajes, relaciones amorosas, aunque en el fondo sean ordinarias".

"Recordamos como extraordinaria la más ordinaria de las acciones, que es la muerte de los seres queridos, la peor muerte", ha manifestado Beltrán sobre una obra basada en un periodo de dos o tres años de su vida.

"No pensé en escribir ningún libro, ni siquiera fue un deshago porque no me hizo feliz escribirlo. No tuve más remedio que narrarlo, para analizar el caos", comenta el autor de un libro que define como poemario, novela y una suerte de diario. 

 

Cáritas anuncia que cuenta con 200 plazas para los migrantes 

El delegado episcopal de Migraciones de Cáritas, Olbier Hernández, ha explicado que esta entidad actualmente cuenta con 200 plazas para acoger a los migrantes que se hallan en el buque humanitario Aquarius rumbo a València y que tienen "disponibilidad ilimitada", pues "todos los recursos de la Iglesia" se adaptarían en función de la acogida.

Así lo ha manifestado Hernández en la presentación de la "Memoria Institucional de 2017" en la sede de Cáritas Diocensana de Valencia, donde ha declarado que entre estos últimos días y la tarde de este miércoles se acabará de perfilar las 200 plazas disponibles y "organizar los equipos de atención".

Además del proceso de acogida durante los primeros días, se debe precisar el "acompañamiento a medio y a largo plazo", que implica necesidades como clases de castellano, atención médica e incluso "momentos de ocio para los menores". 

También ha destacado que el perfil de acogida en Cáritas es habitualmente de "personas mayores o de menores", pues "el criterio de acogida es el de mayor vulnerabilidad". 

En la misma línea, ha subrayado la labor de Cáritas, que cuenta con 43 viviendas destinadas a migrantes y a familias vulnerables, algunas ofrecidas por el Arzobispado, pero también " hay cooperativas religiosas que han puesto a disposición viviendas".

Hernández ha remarcado que no se puede precisar todavía el número de pisos disponibles ni de personal involucrado en la acogida, pero ha señalado que cuentan con "trabajadores sociales", técnicos que acompañan a las familias, médicos y traductores.

Ha señalado que normalmente en los casos de acogida participa un equipo que se encarga de la recepción; también se involucra el personal diocesano que acompaña a las personas migrantes y, además, hay que tener en cuenta el equipo local donde se sitúa el piso de acogida.

"Podemos hablar de que en cada parroquia puede haber una docena de personas implicadas en el acompañamiento del piso, más el técnico de Cáritas y el sacerdote de turno. Cada familia puede tener una media de entre quince y veinte personas pendiente de ella", ha expuesto. 

Por su parte, el obispo auxiliar de Valencia, Arturo Pablo Ros Murgadas, ha remarcado que todavía están "pendientes de una segunda reunión" y ha subrayado que aún les tienen que indicar la capacidad de acogida. 

El obispo auxiliar ha criticado la actuación de Italia frente al buque Aquarius y ha defendido que Europa está "aburguesada" desde hace mucho tiempo. 

"No hemos estado al margen de la situación de los migrantes", ha afirmado Ros, quien ha añadido que se trata de "una situación dramática e injusta", por lo que se requiere "no solo colaborar, sino hacer lo necesario para que estas personas puedan tener la dignidad que merecen", y ha indicado que "Cáritas va a estar en primera línea y haciendo seguimiento". 

Los técnicos recomiendan que los migrantes desembarquen en el muelle de cruceros

Los técnicos han recomendado que el 'Aquarius' y los otros dos barcos que transportan hacia València a 629 migrantes atraquen finalmente en el muelle de Cruceros del Puerto valenciano y no en La Marina debido a razones de "operatividad" y a que el sábado por la noche, cuando se prevé que lleguen los buques, hay un concierto programado.

Así se ha puesto de relieve en la reunión de coordinación para preparar la llegada del buque 'Aquarius' y los otros dos navíos que ha tenido lugar este miércoles. Según han explicado a Europa Press fuentes conocedoras del encuentro, los expertos han puesto sobre la mesa que por razones de operatividad y funcionalidad el mejor lugar para que atraquen los barcos es en el muelle de Cruceros, tanto por cuestiones de capacidad como por el hecho de que en la noche del sábado hay un concierto programado, en concreto de Fito.

En la reunión --presidida por el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues-- se ha tratado el dispositivo de llegada y primera atención de las personas que migrantes que llegarán en los próximos días en València.

A la reunión han asistido representantes de los diferentes ministerios implicados en el dispositivo como son Interior (a través de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la subdirectora de Protección Internacional del Ministerio); Fomento (Autoridad Portuaria y Capitanía Marítima); Defensa (Comandancia Naval); Trabajo (subdirectora general adjunta de integración de los inmigrantes del Ministerio) y Política Territorial con las áreas de la Delegación de Gobierno de
Sanidad Exterior y Trabajo y Extranjería.

Asimismo, han acudido representantes de la Generalitat Valenciana, del Ayuntamiento de València, de la Fiscalía y de la Cruz Roja con el objetivo de intensificar la coordinación entre todos los actores que están implicados en el operativo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email