X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

baja a medida que presenta resultados

El beneficio de CaixaBank va a más mientras que su cotización va a menos

28/07/2018 - 

VALÈNCIA. CaixaBank ganó un 54,6% más en el primer semestre del año hasta alcanzar los 1.298 millones de euros, según informó ayer en València su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, mientras las acciones de la entidad presidida por Jordi Gual repuntaban más del 2%. Finalmente las ganancias se redujeron al 0,70% cerrando en los 3,862 euros. Todo ello pese a presentar "unos resultados con incrementos en todas las líneas y en algunos casos más rápidos de los que preveíamos" como advirtió el 'número dos' de la entidad domiciliada en Pintor Sorolla.

Lo curioso es que desde que CaixaBank (CXB) viene presentando sus resultados en la 'city' valenciana el beneficio -midiéndolo trimestre a trimestre- va a más mientras la cotización va a menos. Así, cuando dio cuenta de las cuentas del pasado año -en el que fue el mejor de toda su historia-, la cotización marcaba los 4,15 euros; mientras que, por poner otro ejemplo, en la presentación de los resultados del primer trimestre del presente ejercicio, cuyo beneficio se disparó casi un 75%, los títulos se cruzaban a 4,03 euros.

En ambos casos unos precios por encima de los 3,862 euros del cierre de ayer -donde Gortázar en esta ocasión no hizo mención a la marcha de la cotización-, pero a pesar de todo CXB todavía registra una subida anual del 1,3% frente a las caídas a doble dígito de Bankia (-15,6%), Banco Sabadell (-14,3%), BBVA (-10,7%) y Banco Santander (-10,2%). Bien es cierto que tres bancos más presentan mejor resultado en lo que va de año que el presidido por Jordi Gual como son Unicaja Banco (+8,6%), Liberbank (+8,1%) y Bankinter (+6,4%).


Conviene recordar que Gortázar es de los consejeros más activos a la hora de comprar acciones dentro de todo el consejo de administración como viene contando este diario. De hecho pocos, muy pocos, son los que han aumentado su participación pese a la caída del valor en los últimos tiempos.

Un sector, el bancario, que sigue con la mosca en la oreja por las intenciones del Gobierno de Pedro Sánchez de ponerle un impuesto a la banca. "No es buen momento ni una buena idea", advertía ayer el propio Gortázar; mientras incidió en la necesidad de abrir "una reflexión sobre la situación de las cuentas públicas". "Llevamos cuatro año de crecimiento económico en el entorno del 3%. Son cuatro años de bonanza económica pero, sin embargo, por la herencia de la crisis nuestro déficit público todavía está cerca del 3% y tenemos que hacer un esfuerzo por reducirlo", apuntó, para subrayar que esta cuestión debe ser "una prioridad de todos". A su juicio, reducir el déficit público es "la mejor receta para mantener el Estado del Bienestar" porque éste "se ha agrandado por la crisis".

Del impuesto a la banca a los 'tipos negativos'

Pero el impuesto a la banca no es el único obstáculo que acecha a la banca porque, sin duda, el más grande que sigue sorteando es el de la política monetaria ultralaxa del Banco Central Europeo (BCE). O lo que es lo mismo: unos tipos de interés negativos porque no hay que olvidar que la institución presidida por Mario Draghi les cobra el 0,4% del excedente de liquidez. "Está claro que los tipos de interés acabarán subiendo pero nosotros trabajamos con la hipótesis de que no van a subir porque es una buena estrategia de cara a la plantilla el no esperar una ayuda desde el exterior". Y no le falta razón al consejero delegado de CaixaBank.

Gortázar puso en valor la transformación interna que ha experimentado la entidad, así como el avance en sus capacidades digitales, la innovación y el "espectacular" crecimiento de la actividad comercial en los recursos que gestiona a clientes. Asimismo, destacó la recuperación de la rentabilidad que mejora hasta el 10,4%, en línea con el objetivo del Plan Estratégico para 2018 que estaba entre el 9 y el 11%, y que ha sido posible "gracias al trabajo llevado a cabo en los últimos años" tras caer hasta el 1,3% en 2012. 


No obstante, admitió que en este momento no aspiran a recuperar los niveles de antes de la crisis, que estaban en más del 20%, porque el capital que necesita para apoyar las operaciones "se ha doblado", pero enfatizó que actualmente están a un nivel "adecuado y razonable. Seguiremos luchando para que en la parte buena del ciclo mejorar la rentabilidad", agregó.

En otro orden de cosas, el 'número dos' de CXB advirtió que "la sociedad tiene que acostumbrarse a que las mayorías políticas pueden ser menos estables"; mientras recordó que "hemos tenido inestabilidad política en distintos frentes en el pasado y hemos conseguido seguir creciendo. Creo que la sociedad tiene que acostumbrarse a que las mayorías políticas pueden ser menos estables y, a pesar de ello, seguir creciendo de manera relevante como estamos haciendo ahora y hemos hecho en el pasado".

Asimismo Gortázar consideró "positivo" cualquier paso hacía el diálogo para llegar a un acuerdo que sea "beneficioso" para Cataluña y el conjunto del Estado. Al respecto recordó que CaixaBank, que trasladó su domicilio social desde Barcelona a València en octubre pasado, siempre ha defendido la necesidad de establecer "un diálogo en el marco de la ley para llegar a un acuerdo que sea beneficio" para Cataluña y el conjunto del Estado y, por ello, entiende "positivo" cualquier paso "en ese sentido". A su juicio, los problemas tienen que resolverse mediante "el diálogo y los acuerdos" y, por tanto, todo lo que vaya por ese camino es "bueno", aunque el camino sea "largo y no exento dificultades".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email