X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de septiembre y se habla de arquitectura bestiari valencià Ale-Hop COCHE ELÉCTRICO
GRUPO PLAZA

posible salto a la política municipal de la secretaria autonómica de hacienda

El Bloc postula a Clara Ferrando como 'número dos' de Ribó para las elecciones de 2019

2/03/2018 - 

VALÈNCIA. La candidatura de Compromís al Ayuntamiento de València apunta a tener una novedad importante en los puestos cabeceros de la lista. Así, el Bloc pretende que la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, dé el salto del Gobierno valenciano al consistorio del Cap i Casal como 'número dos' por detrás del más que probable aspirante a repetir como cabeza de cartel, el actual alcalde Joan Ribó.

En este sentido, cabe recordar que la coalición elaboró su candidatura -al menos así lo hizo en 2015- a través de unas primarias abiertas en las que existieron unas complejas reservas de puestos para garantizar la pluralidad de las distintas sensibilidades de Compromís: Bloc, Iniciativa, Verds-Equo y Gent de Compromís. Con este diseño, la lista final fue encabezada en los cinco primeros puestos por Ribó, seguido de Consol Castillo, representante de la formación nacionalista; Glòria Tello, del partido de Mónica Oltra; Pere Fuset, del Bloc, y Giuseppe Grezzi, de Verds-Equo.

De cara a 2019, fuentes de la formación nacionalista apuntan a que Ferrando tendría una buena ocasión para incorporarse al grupo municipal en el próximo mandato dado que, aseguran, Consol Castillo no tiene previsto repetir en el cargo. De esta manera, y aunque a priori se deberían celebrar unas primarias para configurar la candidatura, la secretaria autonómica gozaría del respaldo que implica la bendición de la cúpula del Bloc para aspirar al segundo puesto del cartel electoral que, según el sistema aplicado en los anteriores comicios, debe ser ocupado obligatoriamente por un dirigente de la formación nacionalista.

Este cambio de la política autonómica a la local no resulta extraño si se analiza la trayectoria de Ferrando, quien ya formó parte del grupo local del Bloc en la legislatura previa a las elecciones de 2015, manteniendo una estrecha relación con dirigentes como el ahora concejal Pere Fuset. De hecho, según las fuentes consultadas, en la anterior cita electoral llegó a barajarse la posibilidad de que Ferrando se presentara a las primarias abiertas para formar parte de la lista al consistorio. 

Una opción que se descartó finalmente por varias causas. En aquel momento, Ferrando todavía no era tan conocida entre la militancia como para afrontar con garantías unas primarias y se encontraba trabajando además en la banca privada, por lo que, con tales implicaciones, prefirió no dar el paso en ese proceso. Más tarde, con el Pacto del Botánico ya alcanzado, se recuperó su nombre y fue propuesta como 'número dos' en la Conselleria de Hacienda, puesto que ocupa desde 2015.

Ahora bien, el Ayuntamiento de València sigue resultando atractivo para Ferrando. Fuentes próximas a la secretaria autonómica admiten que la posibilidad de participar en la gestión local siempre ha interesado a la dirigente, que además cuenta con la confianza de la dirección del Bloc para afrontar un reto de estas características.

Campillo, Tello, Soriano, Galiana, Ribó, Castillo, Lozano y Grezzi, concejales de Compromís en el Ayuntamiento. Foto: EVA MÁÑEZ

Sobre esto, conviene recordar además que dentro del mestizaje acordado en el Botánico, a Ferrando le ha tocado ocupar un alto cargo como representante de Compromís en una conselleria controlada por el PSPV-PSOE. Una circunstancia que ha producido un fuerte desgaste en dirigentes de ambas formaciones según el departamento al que han sido asignados. En el caso de Ferrando, aunque han existido ciertas tensiones -sobre todo al inicio de la legislatura-, la convivencia a día de hoy puede considerarse estabilizada, si bien todo apunta a que la secretaria autonómica sigue manteniendo su deseo cambiar de aires y pasar a formar parte del grupo municipal.

Primarias todavía por decidir

Un grupo que, por otro lado, no apunta a sufrir grandes cambios. En este sentido, en la situación municipal se replica lo que ocurre en el ámbito autonómico: el Bloc es favorable a las primarias abiertas mientras que los miembros de Iniciativa no se muestran tan convencidos del modelo utilizado en 2015 y, básicamente, defienden la continuidad general del grupo con el argumento de consolidar la gestión iniciada en estos años. 

En cualquier caso, ya sea por método de primarias abiertas globales o por procesos de selección de candidatos independientes de cada una de las patas de Compromís, lo cierto es que Ferrando tendrá buenas posibilidades de figurar en un puesto de altura en la candidatura municipal si finalmente se decide a dar el salto.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email