X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

presupuestos generales del estado

El Botànic presenta enmiendas a los Presupuestos por más de 4.000 millones de euros

4/05/2018 - 

VALÈNCIA. Dentro de dos semanas, el Congreso de los Diputados afronta el segundo asalto para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Los diputados de la Cámara Baja abordarán el debate de las enmiendas parciales después de que el Ejecutivo central consiguiera la semana pasada el apoyo de Ciudadanos, PNV, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias y Foro Asturias para tumbar las enmiendas a la totalidad. Y los partidos que integran el Botànic se preparan para esta segunda fase. 

Después de recibir la negativa del Ministerio de Hacienda de rechazar incluir en el proyecto de las cuentas generales del próximo ejercicio los 38 millones de euros para el Transporte Metropolitano de València que solicitaron medio centenar de alcaldes y la Generalitat, los diputados valencianos de PSOE, Compromís y Unidos Podemos quieren que se aprueben algunas de todas las enmiendas que han registrado y que ascienden a más de 4.000 millones de euros para la Comunitat Valenciana. 

Aunque reconocen la dificultad para que esto suceda, la propuesta es de máximos. En este sentido, la coalición valencianista es la que ha sido más ambiciosa. Ha registrado un total de 303 enmiendas por valor de 3.618 millones de euros. Le sigue el PSOE, que en clave valenciana ha pedido 553 millones de euros más de inversión para la Comunitat. Aunque la formación morada no cuantifica el montante total de millones que piden para la autonomía, sí que subrayan que han presentado más de 200 enmiendas parciales. 

Compromís

De las más de 300 modificaciones de la coalición valencianista que lidera Joan Baldoví en el Congreso, 84 enmiendas son para València por valor de 1.003 millones; para Castellón, 58 iniciativas por 1.445 millones; y para Alicante, 53 enmiendas por 642 millones, mientras que las 34 incitativas restantes son a nivel Comunitat Valenciana.

El grueso de las iniciativas se centran en el área de Fomento. Así, reclaman 134 millones para el tramo del Corredor Mediterráneo València-la Encina; 133 millones para acabar con el punto negro que hay en la carretera de Favara; un millón para la conexión ferroviaria Aeropuerto Elche-Alicante; 70 millones para el Tren de la Costa 10 millones para el tramo Dènia-Alicante y 60 millones para Gandia-Oliva-Dénia-.

En materia cultural, los valencianistas tampoco están dispuestos a mantener las inversiones previstas por el Ejecutivo central que quedan bien lejos de las realizadas en otros territorios. No en vano, solicitan 2 millones al IVAM; 2,2 al Pío V, la segunda pinacoteca más importante de España; y 3,5 al Palau de Les Arts, que en este ejercicio sólo le ha sido concedido 600.000 euros. 

Por otra parte, reclaman 35 millones de las cuentas estatales para que el Consorcio Valencia 2007 pueda sufragar parte de su deuda con el Instituto de Crédito Oficial (cifrada en 340 millones) que arrasta desde la celebración de la Copa América y que ha aumentado hasta los 450 millones de euros debido a los intereses generados. Así, Compromís pide que esta inversión porque el Ejecutivo central no se hizo cargo de la inversión "tal como hizo en acontecimientos similares en otras ciudades como Sevilla, Barcelona o Zaragoza".

Podemos

También el grueso de las demandas de los morados se centran en el área de Fomento. Los diputados valencianos del grupo confederal Unidos Podemos piden, entre otras muchas enmiendas, una inversión de cuatro millones de euros para crear un apeadero en el polígono Juan Carlos I, donde entre otras muchas industrias, se encuentran los talleres de Ford. La línea C-2 de cercanías transcurre por allí, pero sin embargo no tiene parada alguna. De aprobarse, los morados creen que podría reducirse considerablemente el uso de vehículo privado, ya que aproximadamente "18.000 trabajadores acuden desde poblaciones cercanas a este núcleo industrial". 

Con una cuantía superior, solicitan 15 millones para invertir en la línea T2 de Metrovalencia que une el centro de Valencia con el barrio de Nazaret para su puesta en funcionamiento. Así como la inversión de 53 millones de euros para la conexión ferroviaria con el aeropuerto de Alicante-Elche. 

Tanto Podemos como Compromís, piden además que el Gobierno incremente en 120 millones la dotación para el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, ya que éste preveía 1.000 millones a distribuir en cinco años y en este ejercicio el Ejecutivo de Mariano Rajoy tan solo ha reservado 80 millones de euros. 

PSPV-PSOE

Por su parte, los socialistas valencianos solicitan, más allá de una reforma del sistema de financiación autonómico y del cumplimiento del mandato estatutario de que el Gobierno central invierta en la Comunitat conforme a su peso poblacional dentro de España junto a Compromís y Podemos, un catálogo de inversiones de 414.479.160 euros en infraestructuras. De los 123.249.000 euros que piden en ferrocarriles, reclaman 10 millones solo para el Corredor Mediterráneo, aunque incluyen otras partidas relativas para los tramos de La Encina y de Alicante. El capítulo con más peso de ese apartado son los 40 millones que exige el partido del puño y la rosa como compensación a la Sociedad València Parque Central.

Sin embargo, la cifra que proponen para trenes de cercanías es incluso mayor que la solicitada de alta velocidad. De este apartado, destaca los casi 68 millones de euros que piden en mejorar líneas ferroviarias que conectan ciudades medianas de la Comunidad. Para el Tren por la Valencia-Alicante-Aeropuerto reclaman 17 millones de euros. Y para la línea Alcoi-Xàtiva, seis. Con una exigencia de 35 millones de euros en inversiones de mejora de las carreteras en la Comunitat, contemplan 22 para la liberalización parcial de la A-7. También demandan los 38 millones para la Autoridad del Transporte Metropolitano de València en connivencia con sus socios parlamentarios.

Ahora bien, las demandas de los socialistas no solo se centran en materia de infraestructuras. También hay exigencias en materia cultural o educativa. De esos apartados, concentran las cifras más gruesas la adecuación del entorno del Museo de Bellas Artes de València con 2,5 millones de euros y los otros dos que pide el PSPV-PSOE para rehabilitar el castillo de Sagunto.

Las enmiendas para el Ministerio de Interior y para el de Agricultura no se quedan atrás. Los socialistas exigen un total de 21 millones para reformar las instalaciones y los equipamientos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y solicitan casi 40 millones para mejorar cauces e infraestructuras de regadío o que transportan el agua, aumentando en un 73,5% lo previsto en las cuentas del Gobierno central.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email