X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en "coherencia" con el nuevo código de buen gobierno de la generalitat

El Consell cierra su oficina exterior en Panamá por ser un "paraíso fiscal"

8/02/2017 - 

VALENCIA. La Conselleria de Economía Sostenible cierra su delegación exterior en Panamá. La directora general de Internacionalización, María Dolores Parra, ha decidido no renovar este año el contrato que regulaba la relación con el delegado comercial que en los últimos años ha actuado como enlace de las empresas valencianas en ese mercado centroamericano. La razón: estar considerado como un paraíso fiscal.

Según explicó Parra a Valencia Plaza, se trata de una medida "política" que no se adopta por pérdida de interés en ese mercado, sino por "coherencia" con el nuevo Código de Buen Gobierno de la Generalitat, que limita a la administración a la hora de contratar con empresas que tengan cuentas en paraísos fiscales.

"Allí ya están la Cámara de España y el Icex. Si algún empresario valenciano quiere ir, le vamos a apoyar, pero si el Código de Buen Gobierno nos insta a no trabajar con empresas que no tengan cuentas en paraísos fiscales, no vamos a tener nosotros sede en un paraíso fiscal", aclara la directora general de Internacionalización.

No obstante, Panamá dejó de estar técnicamente considerado un paraíso fiscal a finales de 2014, cuando la Dirección General de Tributos publicó un informe en el que sacó de su lista al país centroamericano y a otras quince jurisdicciones como Hong Kong, Singapur, Principado de Andorra, Luxemburgo o Emiratos Árabes Unidos. La consideración de un país o territorio como paraíso fiscal viene establecida por el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio.

Hasta el año pasado, la Generalitat contaba con un servicio de consultoría en Panam´ prestado por Cámara de España. El contrato de esta delegación ha sido el único que la Generalitat no ha renovado en 2017.

Tras el recorte de las oficinas propias en el extranjero llevado a cabo por el anterior Consell por motivos económicos, la Conselleria de Economía mantiene su presencia en mercados estratégicos con personal propio instalado en oficinas del Icex o bien con delegados comerciales.

De las 28 sucursales y personal propio que en 2011 todavía tenía la Generalitat en países como Brasil, Rusia o EE UU actualmente solo quedan las de Rusia, China y Marruecos, donde el personal es funcionario.

"Donde el Icex tiene sede propia, estamos renovando el convenio para que nos alquilen el espacio", explica María Dolores Parra, quien justifica la necesidad de "unificar" para que los empresarios de la Comunitat tengan claros sus apoyos a la hora de la promoción exterior.

Donde no existen oficinas del Icex o no tienen espacio para alquilar, la Conselleria de Economía mantiene el modelo de delegados comerciales, consultores externos con contratos que se renuevan en función de los intereses estratégicos del momento en cada mercado.

El tipo de vinculación depende de la importancia del mercado. Los estratégicos, que implican más carga de trabajo para los consultores, se mantienen con contratos de más de 60.000 euros, pero con dedicación exclusiva.

Cuando se trata de un mercado en el que se trabaja por proyecto, se destinan hasta 50.000 euros a modo de bolsa que se van librando a medida que se cumplen unos hitos, especifica María Dolores Parra.

Nuevos mercados

Esta estrategia de delegados permite "más flexibilidad" a la Conselleria de Economía a la hora de estar en diferentes mercados, ya que es más sencillo salir de un país para entrar en otros.

Como muestra, este año se van a sacar nuevos contratos de consultores para Irán o Vietnam por 18.000 euros, una suerte de contrato por servicios "a modo de prueba" en estos países. También se quiere contar con delegados comerciales en Chile y La India.

La directora general de Internacionalización incide en la "mejora del control" que se ha llevado a cabo en este modelo de delegaciones. "Se ha reforzado el control, verificando las agendas y rescindiendo los acuerdos en el caso de que haya tres quejas de empresas", explica Parra. Las revisiones son mensuales y a las delegaciones se les exige cinco acciones proactivas como condición para mantener el acuerdo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email