X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

debate interno sobre el perfil que sucederá a moragues

El entorno de Puig quiere un delegado del Gobierno de corte institucional y sin peso orgánico

12/06/2018 - 

VALÈNCIA. La entrada en La Moncloa de Pedro Sánchez tras su exitosa moción de censura a Mariano Rajoy conlleva una serie de nombramientos que, como fichas de dominó, deben ir cayendo en los próximos días. Una de las instituciones más importantes por su proyección pública y cuyo inquilino o inquilina debe decidirse es la Delegación del Gobierno: un puesto de notable responsabilidad dado que implica la comunicación directa con el Ejecutivo central y exige, además, una fluida interlocución con el Consell.

Hasta el momento, dos son los nombres que vienen sonando con mayor fuerza. Por un lado, el de la diputada y secretaria general provincial del PSPV de Valencia, Mercedes Caballero, muy próxima al responsable de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Por otro, el ex alcalde de Elche Alejandro Soler, un activo importante para los buenos resultados de Pedro Sánchez logrados en Alicante durante las primarias y que, además, ostenta el control de la agrupación ilicitana.

Dos dirigentes que cumplen a la perfección el parámetro de confianza que requiere cualquier nombramiento, dado que ambos han demostrado su lealtad al proyecto de Sánchez en los momentos difíciles. Un factor que, a la hora de mantener abierta una vía de comunicación constante entre València y Madrid, algunos consideran imprescindible.

Ximo Puig y Mercedes Caballero se abrazan en el congreso del PSPV. Foto: EFE

No obstante, existen otras visiones desde el entorno del presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Así, fuentes próximas al jefe del Consell apuntan a un perfil para el puesto de corte más institucional y sin un peso orgánico destacado o, al menos, alejado de las últimas batallas internas que ha atravesado el PSPV-PSOE.

En este sentido, las citadas fuentes prefieren un delegado del Gobierno con un conocimiento profundo del actual Ejecutivo autonómico y que posea una capacidad de interlocución amplia con los socios en el Consell, Compromís. Además de todo ello, en ese perfil deseado también debería figurar cierta experiencia relacionada con el Gobierno de España. Un conjunto de características en las que la trayectoria dentro del partido o en los últimos procesos orgánicos no aparece o, al menos, ocupa el último lugar de la lista.

Las fuentes consultadas por este diario rechazaron posicionarse sobre otros nombres que han surgido en los últimos días además del de Caballero y el de Soler, como son el director general de Emergencias, José María Ángel, y el alcalde de Torrent, Jesús Ros. Sobre esto, tampoco concretaron si el presidente Puig hará una propuesta para el cargo a Sánchez o se limitará a esperar que desde Madrid se ponga sobre la mesa el candidato elegido.


Noticias relacionadas

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Presupuestos, minué o trampantojo

Las cuentas del Estado de nuevo se están convirtiendo en una suerte de danza o minué para unos, llámese Pablo Iglesias, o trampantojo para otros, o sea Pedro Sánchez, que a fuer de pretender ser un ilusionista virtuoso busca su permanencia en la Moncloa con las cesiones que correspondan.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email