X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nivelará los precios con los del nuevo concurso de sanidad

El Hospital General de València asegura que rebajará a Eresa el precio de las resonancias

31/03/2018 - 

VALÈNCIA. El Hospital General de València rebajará a Eresa (grupo Ascires) el precio de las resonancias magnéticas. Así lo aseguran fuentes del consorcio, quienes señalan que adecuarán los importes pagados a los que la Conselleria de Sanidad obtenga en el concurso que recientemente sacó a licitación y que rebaja los precios hasta un 50%. Actualmente, el hospital realiza los pagos a través de enriquecimiento injusto ya que no existe un contrato vigente que avale el servicio.

El departamento que dirige Montón sí denunció los contratos en tiempo y forma en el General –un año antes del vencimiento– y alegó que no podía anticipar la ruptura antes de su finalización porque se exponía a una demanda millonaria de la empresa. Sin embargo, finalmente se decidió que Eresa continuara prestando el servicio tras la finalización del contrato al no disponer el hospital de abordar la prestación de las resonancias que asumía la empresa.

De hecho, Valencia Plaza preguntó en una entrevista a Carmen Montón por la prórroga en el hospital y aseguró que no era necesario realizar un concurso como en los otros departamentos al ser "por unos meses". Una fórmula que nada tiene que envidiar a la anterior, ya que según la Sindicatura de Comptes el Hospital General de València contrata con Eresa "sin soporte legal" desde 2012. 

Eresa factura hasta ahora, presumiblemente, con los mismos precios que los del concierto de Erescanner Salud –controlada por Eresa– para el resto de hospitales públicos con los que tiene un concierto -y que termina a finales de este año-. También un informe de la Sindicatura de Comptes consideró que esta externalización del servicio, al contrario que las concesiones hospitalarias, no solo no era más barata sino que suponía un sobrecoste para la Conselleria de hasta 16,7 millones de euros en toda la red de hospitales públicos.

El nuevo concurso de resonancias de Sanidad -donde no se incluye el General- abundaría en la tesis de que los precios que cobra Eresa están fuera de mercado y que el servicio que presta ha supuesto una sangría para las arcas públicas. 

Las cifras que hasta ahora movía el General con las resonancias no eran nada desdeñables para no estar enmarcadas en un concurso. Según desglosó a este medio el gerente del hospital, Enrique Ortega, el consorcio tenía previsto pagar en 2016 4,99 millones de euros a Eresa por las resonancias, a lo que se sumaba el servicio de medicina nuclear con un presupuesto de 3,47 millones y el de TAC, presupuestado en 3,96 millones en 2016. En total, 12,42 millones de euros. 

De hecho, el Hospital General de Valencia también ha pedido a la Conselleria de Sanidad que el grupo Eresa siga prestando el servicio de TAC para el centro más allá de julio de 2018, al margen de las resonancias. La gerencia del hospital preveía un ahorro de 3 millones por la reversión de estos dos servicios, que de momento aún tardará en llegar. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email