X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El país de origen y el nivel socioeconómico determinan el consumo de alcohol en Europa

16/05/2017 - 

MADRID, (EP). Investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim (Noruega) han constatado que la cultura del alcohol de cada país y los niveles socioeconómicos de la ciudadanía son los factores que más influyen en la diversidad del consumo a nivel europeo y en el tipo de bebida preferida.

Así se desprende de los resultados que publica la revista 'European Journal of Public Health', que muestran como los ciudadanos de Reino Unido, Irlanda y Portugal son los que más beben por países, mientras que cuanto mayor es el poder adquisitivo también aumenta el consumo de alcohol.

Los autores también han constatado diferencias en la bebida más consumida en función de cada país ya que, mientras que los europeos del este prefieren el vodka, en el sur suelen beber más vino y en el norte la cerveza.

En el trabajo participaron colaboradores de más de 40 países europeos que desarrollaron un cuestionario adaptado a los hábitos de consumo de alcohol, que tenía en cuenta información tanto del tipo de alcohol como de la cantidad consumida.

Los resultados de la encuesta muestran que el consumo de alcohol en los países europeos varía ampliamente, que los hombres consumían casi el doble de unidades de alcohol que las mujeres salvo en Israel y Europa Central y Oriental, donde beben aún menos.

Además, los irlandeses son los que más beben mientras que el mayor consumo excesivo de alcohol se da en Portugal, con Reino Unido en segundo lugar.

En los países nórdicos, los habitantes de Dinamarca figuran en la lista de mayor consumo de alcohol en general, mientras que el consumo de fin de semana es más habitual entre los ciudadanos noruegos.

El estudio también ha servido para confirmar lo que los científicos ya sabían sobre el estatus social y el consumo de alcohol, que las personas más ricas son las que más beben mientras que el consumo excesivo es mayor en estratos sociales más bajos, según ha reconocido Terje Andreas Eikemo, uno de los autores de este trabajo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email