X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL CONSELL SE ABSTIENE EN LA VOTACIÓN PERO APORTARÁ EL PORCENTAJE MÁXIMO

El Plan Estatal de Vivienda contará con un presupuesto de hasta 214 millones en la Comunitat

16/03/2018 - 

VALÈNCIA. La Comunitat contará con una ayuda estatal máxima de 164,5 millones de euros para subvenciones en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, una cantidad que se elevará a cerca de 214 millones de euros si, tal y como está haciendo el Consell en la actualidad, el Gobierno Autonómico aporta al plan un 30% extra durante todo el periodo.

Las cifras las dio a conocer este jueves el Gobierno de España, que subrayó que los 164,5 millones de euros de aportación estatal suponen un incremento de más de 72 millones de euros con respecto a la cuantía máxima establecida en el anterior Plan de Vivienda 2013-2016, que ascendió a 91,7 millones en el caso de la Comunitat.

El reparto de los fondos estatales fue acordado en el marco de la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo que se celebró este jueves bajo la presidencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y a la que acudieron los competentes en la materia de las comunidades autónomas. La Comunitat fue una de las cuatro que se abstuvo en la votación por discrepancias con la hoja de ruta del Estado.

Para poder lograr esta cuantía máxima, la Comunidad Valenciana, como el resto de las comunidades y ciudades autónomas, tendrá que aportar un 30% adicional a la financiación que le corresponde en este plan, lo que supone un total de 49,35 millones de euros para el periodo de cuatro años. Dicha aportación se decidirá cada año, y para el presente ejercicio 2018 la Conselleria de Vivienda de la Generalitat ya cuenta con presupuesto asignado para acometerla, según confirman a Valencia Plaza fuentes del departamento.

Según Fomento, la gestión de las ayudas del plan corresponderá, como en los anteriores, a las comunidades autónomas. La colaboración entre ellas y el ministerio se instrumentará mediante los convenios correspondientes, en los que se establecerá la previsión de financiación a aportar en cada anualidad por la Administración General del Estado, así como los compromisos de cofinanciación de las actuaciones que asuma la comunidad autónoma.

El detalle del plan

Este nuevo Plan Estatal de Vivienda tiene dos grandes objetivos: contribuir al incremento del parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural. En este sentido, contempla ayudas para el alquiler de viviendas a personas cuyos ingresos, sumados los de todos los miembros de la unidad de convivencia, no superen 3 veces el IPREM. Estas ayudas serán de hasta el 50% de la renta y para alquileres de hasta 600 euros mensuales o, en algunos supuestos, hasta 900 euros, según detalló el Gobierno de España.

El límite de la ayuda es, con carácter general, del 40% de la renta. Este porcentaje se eleva hasta el 50% para los menores de 35 años y los mayores de 65. Para los jóvenes, se otorgan además ayudas para la adquisición de vivienda en municipios de menos 5.000 habitantes, lo que ayudará a reducir la despoblación en el ámbito rural.

También se conceden ayudas de hasta el 100% de la renta a las personas en situación de desahucio de su vivienda habitual para el alquiler de viviendas disponibles de las entidades financieras u otros propietarios.


Además, recoge ayudas para la promoción de viviendas, ya sean públicas o privadas, destinadas al alquiler durante un plazo no inferior a 25 años. Estas viviendas no pueden alquilarse por encima de un nivel de renta y se destinarán a familias con ingresos limitados.

Asimismo, se conceden ayudas a la rehabilitación edificatoria: mejora de la eficiencia energética, conservación y mejora de la accesibilidad de viviendas y edificios; ayudas a la regeneración y renovación urbana y rural con un énfasis en los supuestos de infravivienda y chabolismo o ayudas a la rehabilitación y a la regeneración y renovación urbana y rural.

Por otro lado, se conceden ayudas a la promoción de viviendas para personas mayores y personas con discapacidad con objeto de destinarlas al alquiler durante un plazo mínimo de 40 años. Se trata de viviendas con instalaciones y servicios comunes adaptados y con alquiler limitado. Están destinadas a arrendatarios con pocos ingresos.

Las comunidades van a tener una semana para que trasladen a Fomento qué programas del Plan quieren integrar en el convenio con el Gobierno. Así, según De la Serna, las comunidades van a tener "mucha más flexibilidad" y van a poder tomar decisiones respecto a qué plan de los enumerados quieren destinar más recursos.

Las discrepancias del Consell

El Consell, pese a prestar su colaboración con la aportación del 30%, trasladó este jueves su "malestar y disconformidad" con el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Considera que ha salido adelante "sin el consenso con las comunidades autónomas" y que "establece mecanismos que contribuyen a aumentar la burbuja del alquiler y con un recorte del 75% en la inversión".

Así lo afirmó este jueves la directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, tras asistir a la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo en el Ministerio. Un encuentro que calificó de "pantomima" porque "se tendría que haber producido antes de que el Consejo de Ministros aprobara este plan que no ha sido consensuado con las comunidades autónomas".

Para la responsable autonómica de Vivienda, el plan hasta 2021 supondrá "una perversión sobre el derecho a la vivienda", porque "no establece mecanismos para controlar el precio del alquiler, ni tampoco medidas para que las comunidades puedan ampliar el parque público".

Rebeca Torró. Foto: EVA MÁÑEZ
Torro advirtió además que el programa "no solo no contempla mecanismos para controlar el precio del alquiler, sino que además establece medidas que contribuirán a aumentar la burbuja del alquiler".

Según destacó, "el Gobierno central ha fijado nuevos máximos de renta de alquiler, que pasa de 600 a 900 euros". Por contra, defendió que el Ejecutivo "debería dar seguridad jurídica a los arrendatarios y no dejar que los alquileres estén sometidos a los vaivenes de un mercado descontrolado".

La directora general calificó de "lamentable" en que el Gobierno de España "siga con su política restrictiva de inversión en materia de vivienda, al reducir un 75% la inversión en este plan, lo que sitúa en el 0,03% del PIB". Algo "muy por debajo de la media de otros países europeos que superan el 1,5%", afirmó.

También trasladó el malestar del Gobierno valenciano porque "el Ministerio ha cambiado la regulación de la financiación del plan respecto a años anteriores" y "ahora se condiciona la financiación a que obligatoriamente las autonomías aporten el 30% del total de la financiación del plan". Se trata de una situación que "perjudica a la Comunitat Valenciana por la discriminación histórica en las inversiones del Estado y la infrafinanciación", dijo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email