X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

quieren llevarla al próximo pleno

El PP hurga en la herida entre PSPV y Compromís con una propuesta contra la tasa turística

6/10/2017 - 

VALÈNCIA. Con la cuenta atrás en marcha para las próximas elecciones autonómicas de 2019, los desencuentros entre PSPV y Compromís han ido escenificándose con cierta periodicidad en las últimas semanas. La división de voto con la tasa turística o el SDDR en el pasado Debate de Política General son imágenes que incomodan en el Botànic, pero de las que la oposición ha sabido servirse en los últimos días para ahondar las divergencias del bipartito y para que escenarios en los que socialistas y valencianistas votan divididos, se repitan.

Para volver a mostrar esas diferencias, el PP de Isabel Bonig registró el pasado 29 de septiembre una Proposición No de Ley de tramitación especial de urgencia de rechazo a la tasa turística. En esta, solicitan que Les Corts se manifiesten de forma favorable al dictamen del Consell de Turisme, que se reunió el día anterior y expresó su oposición a la implantación de este impuesto que grava la actividad en el sector.

Ahora bien, la jugada de los populares para poner contra las cuerdas a los dos socios del Consell no termina ahí. La formación de la gaviota quiere que el parlamento valenciano inste al Ejecutivo valenciano a "seguir las recomendaciones del Consell de Turisme de la Comunitat" y a "no iniciar los trámites para la implantación de una tasa turística". Un mandato de la Cámara valenciana aprobado por mayoría simple con los votos favorables del partido morado y Compromís hace menos de un mes. El PSPV se abstuvo junto con Ciudadanos. 

Superado el debate en el que se abrió el melón de la tasa y se escenificaron la división entre los socios del Botánic, ahora la historia vuelve a repetirse al volver al pleno. Por ello, la PNL genera incomodidad en el seno del grupo parlamentario socialista. De hecho, todavía no saben qué postura adoptarán si los populares la incluyen en el orden del día de la próxima sesión. Temen que, si plantean una enmienda para no aceptarla sin condicionantes, pueda ser rechazada. Sin embargo, el escenario de apoyar una proposición del PP -mientras Compromís y Podemos la rechazarán de manera taxativa-, sería aún si cabe peor. Y todo con los socios parlamentarios morados exigiendo la tasa como prioridad para apoyar los presupuestos de la Generalitat Valenciana del próximo año. 

No en vano, el partido del puño y la rosa, del que depende regular su implantación por ocupar la cartera de Turismo en el Consell, se ha mostrado en numerosas ocasiones más reacio a la introducción de la tasa. De hecho, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, se ha manifestado en numerosas -y recientes- ocasiones en contra del gravamen. Así, los populares ensayan ahora la misma táctica que habían llevado a cabo en los diferentes ayuntamientos donde tienen la vara de mando donde presentaron mociones de rechazo a la tasa.

Otras divisiones anteriores

Aún así, la votación de la tasa turística no supondría la primera división que el Botànic ha experimentado a cuenta de iniciativas de los populares. En abril, el pleno de Les Corts aprobó una Proposición No de Ley del PP para instar al Consell a dirigirse al Gobierno con el propósito de incorporar en el Código Civil la custodia compartida como modalidad "más deseable" en caso de separación o divorcio. Lo hacían a cuenta de la sentencia del Tribunal Constitucional que derogaba la Ley Valenciana de Custodia Compartida. Contó con el respaldo de Ciudadanos y Compromís, pero con la oposición de los socialistas y Podemos.

La tensión entre los socios se ha elevado en estos últimos días. No en vano, la tasa turística se suma a la brecha que causó este domingo el referéndum independentista en Cataluña, especialmente a cuenta de las críticas de Compromís a los socialistas tras el discurso de su secretario general Pedro Sánchez. También a la proposición que presentó Podemos para condenar las detenciones de altos cargos del Gobierno catalán, que evidenció las diferencias entre morados y Compromís con el PSOE, que se alineó con Ciudadanos y PP para denegar la tramitación de esa PNL.

El Partido Popular vuelve a aplicar la táctica que ya utilizó en las vacaciones estivales: colarse entre las grietas entre PSPV y Compromís. Desgastar al adversario conociendo sus puntos flacos. La tasa turística, en esta ocasión, se ha convertido en la kriptonita del Botànic. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email