X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de octubre y se habla de Marina d'Or RTVV obinesa congreso pspv
GRUPO PLAZA

la aportación actual sólo cubre el 40% de los gastos

El Principal de Alicante necesita 300.000 euros en ayudas: sólo abrir las puertas le cuesta 550.000 euros

9/08/2017 - 

ALICANTE. El Teatro Principal de Alicante necesitaría ayudas por valor de 300.000 euros sólo para equilibrar su presupuesto anual. Esta es la situación que le ha expuesto el director del Principal, Francesc Sanguino, al conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, con quien se ha reunido este martes para ver cuál es la situación real del coliseo alicantino, que arrastra un déficit acumulado en los últimos años de 800.000 euros. ¿Quién debe aportar esos 300.000 euros? Pues esa es la cuestión. A Sanguino le gustaría que el teatro volviera a la situación que tuvo hasta 2010, cuando el Ayuntamiento de Alicante y la Caja de Ahorros del Mediterráneo aportaban 480.000 euros y la Conselleria de Cultura, otros 200.000 euros, con lo que el teatro disponía de fondos suficientes para pagar los gastos y tenía un remanente para contrataciones. Actualmente, parte con 240.000 euros para un presupuesto de 550.000.

Pero la realidad, desde 2010, incluso más adelante, 2012, es peor porque las ayudas de la Generalitat han desaparecido y el consistorio y el otro propietario, el Banco Sabadell, como heredero de la CAM, sólo aportan 120.000 euros cada uno; es decir, 240.000 euros para hacer frente a los 550.000 euros de presupuesto que tiene el teatro, que debe asumir todos los gastos de personal y funcionamiento, además de hacer contrataciones. 

En definitiva, que a Sanguino le gustaría volver a la situación anterior y tener más margen de maniobra. Y ese es el panorama que le ha expuesto que el máximo responsable del coliseo le ha expuesto a Alcaraz, quien se ha comprometido a mediar con Cultura para que las ayudas al teatro alicantino cristalicen. "Hay buena voluntad por parte de Cultura", ha dicho el titular de Transparencia, quien ha recordado las reuniones mantenidas por los responsables de Cultura, Albert Girona y Abel Guarinos, para abordar la cuestión. A lo que Sanguino ha añadido que sólo quiere el mismo tratamiento que cualquier teatro de la Comunitat Valenciana y ha lamentado la situación singular del Principal de Alicante, cuya propiedad es medias entre el ayuntamiento y el Banco de Sabadell. Sanguino no sólo ha recibido la promesa de que las ayudas se ejecutarán sino que tanto Alcaraz como el alcalde en funciones, Natxo Bellido, han dado su respaldo a la gestión de Sanguino, fuertemente cuestionado por la oposición, Partido Popular y Ciudadanos. "Estamos muy orgullosos con el cambio que ha habido en él, algo que comparte "la mayoría de alicantinos y alicantinas; un teatro público no tiene por qué dar beneficios", aunque, ha apuntado Bellido, hay que ser "exigente con la gestión económica".

Actualmente, el teatro se encuentra con las cuentas sin aprobar: 2016 se cerró con un déficit de 335.000 euros, lo que sumado a los años anteriores, incluidos los de la gestión en la etapa del PP, suma 800.000 euros. Los patronos, el ayuntamiento y el Sabadell, le han reclamado a Sanguino un plan de viabilidad para aprobarle las cuentas del 2016. El director atribuye el agujero de 2016 a que durante ese ejercicio no se programaron grandes espectáculos, como musicales, y bajó mucho la asistencia al teatro.

La infrafinanciación

El conseller Alcaraz ha reconocido los problemas económicos del ente cultural, pero los ha achacado a la "infrafinanciación -estatal- en este caso de infraestructuras culturales". Sin embargo, ha afirmado que por parte del Consell hay un consenso en "dotar de mayor financiación para la cultura en Alicante", aunque ha especificado que no le corresponde a él directamente esta competencia. Al respecto, ha explicado que desde la Generalitat estudiarán las fórmulas que pueda haber para dar esta inyección económica, al tiempo que ha aumentado que por una situación "burocráticamente desgraciada" el Principal no pudo participar en la última convocatoria de ayudas. Así, ha mencionado, entre otras, ayudas directas, nuevas líneas de subvención o que haya más obras subvencionadas por la Generalitat.

En todo caso, ha insistido en que esto tiene que ver con la financiación estatal y ha ironizado con que quizás llamarle "teatro Montoro" ayudaría. Además, ha criticado que Alicante "nunca había contado para el PP desde el punto de vista cultural". Así, ha asegurado que la anterior Conselleria de Cultura no invirtió en infraestructuras culturales, exceptuando algunas exposiciones en el Mubag o actuaciones en el teatro Arniches.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email