X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de septiembre y se habla de Quique Dacosta bestiari valencià arquitectura COCHE ELÉCTRICO
GRUPO PLAZA

ciudadanos propuso en mayo modificar el estatuto de autonomía para eliminar esta figura

El PSPV se queda solo en su defensa de los aforamientos

2/02/2018 - 

VALÈNCIA. En su compromiso con la "regeneración democrática", Ciudadanos registró en mayo del año pasado una proposición de ley en Les Corts para modificar el Estatuto de Autonomía con una finalidad: eliminar la figura del aforado de entre la clase política. Fue la primera iniciativa que presentó la actual síndica del partido naranja en la Cámara, Mari Carmen Sánchez, -previamente ya lo había hecho Carolina Punset- cuando tomó posesión del cargo después de que la dirección nacional cesara a Alexis Marí como portavoz por no seguir los dictados de Madrid. 

Desde que en octubre se aceptara la tramitación de la propuesta hasta este jueves, los grupos parlamentarios han estado elaborando enmiendas para enriquecer el texto. Desde Compomís, hasta Podemos, e incluso también el PP, enmarcado en el trabajo de renovación que inició Isabel Bonig entre el viejo y el nuevo Partido Popular. Sin embargo, de entre todos los grupos políticos que componen el arco parlamentario, hay uno que ha preferido distanciarse de este debate: el PSPV no ha presentado ninguna modificación ni enmienda a esta Proposición de Ley -el plazo terminó este jueves- porque su intención es oponerse a la iniciativa. 

La condición de aforado de los diputados del Parlamento valenciano, consellers y presidente de la Generalitat, recogida en el artículo 23.3 del Estatut, deriva en que durante su mandato no pueden ser detenidos ni retenidos por actos delictivos realizados en la Comunitat Valenciana, excepto en casos de "flagrante delito". 

Además, en caso de verse envueltos en una causa judicial, la instrucción y eventual juicio corresponde al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). En caso de que el aforado se halle en cualquier otro territorio fuera de la autonomía, es el Tribunal Supremo al que le correspondería juzgar su responsabilidad penal. Además están exentos de responsabilidades civiles por "actos cometidos y opiniones emitidas en el ejercicio de su cargo". Así ocurrió, por ejemplo, en el caso de los trajes, que instruyó y juzgó el TSJCV por estar Francisco Camps y Ricardo Costa aforados.

Artículo 23.3 del Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana.

De momento, Compromís es el único grupo parlamentario que secundaría la petición de Ciudadanos de suprimir este artículo. Eso sí, añade un matiz en forma de disposición transitoria: que los aforados que estén inmersos en un procedimiento judicial, lógicamente en el TSJCV, sigan sometidos a este tribunal hasta el final de la causa. Es decir, que la eliminación del aforamiento no suponga para ellos el cambio a un juzgado ordinario, para evitar que las causas se retrasen.

Los síndics Isabel Bonig (PP) y Fran Ferri (Compromís).Foto: KIKE TABERNER

Por su parte, las diputadas del PP, María José Catalá y María José Ferrer San-Segundo, firman dos enmiendas de modificación para mantener alguna excepción a la norma general que rige para los no aforados. De la misma manera que todos los grupos parlamentarios, piden que los diputados, consellers y el jefe del Consell mantengan la inviolabilidad, aún después de haber cesado en el cargo, por las "opiniones manifestadas y los votos emitidos en el ejercicio de sus funciones". Una forma de garantizar la libertad de expresión y el ejercicio del voto en la Cámara. Sin embargo, son contundentes en lo que refiere a la responsabilidad civil o penal en la que puedan incurrir, en cuyo caso pide que sean juzgados por tribunales ordinarios, tanto en la Comunitat Valenciana como fuera del territorio. Y aquí añade otra excepción: que no puedan ser detenidos o retenidos por la Policía sin mandamiento judicial, salvo en casos de flagrante delito. 

En cuanto a Podemos, el exsíndic Antonio Montiel y la actual portavoz adjunta, Fabiola Meco, registraron este jueves cuatro enmiendas y en una de ellas solicitan lo mismo que los populares, pero sin la parte que dice que no podrán ser detenidos sin mandamiento judicial. Además, añaden otra modificación en la que piden que se elimine el artículo 15.3 del Reglamento de Les Corts. Este recoge también la figura del aforamiento -que no inviolabilidad- de los diputados por los "actos y opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo". Lo hacen, indican, para eliminar todos los supuestos y legislaciones que contemplen esta figura para los políticos. 

Podemos aprovecha

El partido morado ha aprovechado este trámite de enmiendas para limitar el mandato del jefe del Consell a dos legislaturas, es decir, ocho años. Una propuesta con la que, a priori, el actual president de la Generalitat, Ximo Puig, estaría de acuerdo tal y como anunció en enero de 2017 en declaraciones a los medios en Riba-roja, cuando se reunió con empresarios en el Parque Lógístico. 

Aunque los socialistas se oponen al cambio legislativo que propone Ciudadanos y por ello ha preferido no presentar enmiendas, conviene señalar que todavía no se ha posicionado sobre las enmiendas del resto de grupos parlamentarios. Ahora bien, se entiende que votarán en contra de la de Compromís, ya que este grupo mantiene la eliminación del aforamiento sin matices -sólo añaden un supuesto- y también las de Podemos, que elimina esta figura y solo mantiene el derecho del político a no ser juzgado por lo que dice o vota en el ejercicio de su cargo, la inviolabilidad necesaria para ser libres de ejercer sus funciones en la Cámara valenciana. Queda por determinar qué posición adoptarán ante la propuestas del PP.  

La Proposición de Ley, no obstante, todavía tardará, previsiblemente, en debatirse, ya que desde que la reforma del Estatut de Autonomía se encuentra en la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, se ha aplazado su tramitación en más de 40 ocasiones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email