X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Carolina RODRÍGUEZ / directora del low festival

«El público es cada vez más exigente y selectivo y está mejor informado»

Comparte la dirección de Producciones Baltimore,empresa promotora de Low Festival, Fuzzville, GetMad y WAM, y acaba de ser elegida para formar parte de la directiva de la Asociación de Promotores Musicales (APM)

16/07/2017 - 

VALÈNCIA.- Mucho se ha hablado durante la última década de los festivales de música de verano que han florecido por toda la geografía. Entre otros, por su calidad y repercusión tanto nacional como internacional, el Low Festival que se celebra en Benidorm en el mes de julio es uno de los que mejores críticas y valoraciones ha recibido por parte de público y prensa musical. Además ha sido galardonado en varias ocasiones por medios especializados. Al frente de este evento se encuentra el equipo formado por José Piñeiro y Carolina Rodríguez, o lo que es lo mismo, la empresa alicantina Producciones Baltimore. Rodríguez ha sido elegida recientemente para ocupar un puesto en la directiva de la Asociación de Promotores Musicales (APM) que reúne al 80% de los promotores privados del país responsables de unos 4.800 conciertos al año, con una audiencia global de 7,5 millones de espectadores y un volumen de negocio que llega a los 262 millones de euros de facturación. Carolina, cuya carrera profesional se remonta a comienzos de siglo, es un ejemplo del importante papel de la mujer en la industria musical española. Al frente de Producciones Baltimore, Carolina produce todo tipo de conciertos y festivales, no solo eventos multitudinarios como el Low Festival, también pequeñas giras en salas con un aforo de apenas un centenar de personas, como fue la última visita a España del grupo estadounidense Death Valley Girls. Algo que sin duda alguna muestra su entrega y pasión por el mundo de la música.

-¿Es la industria de la música un mundo en el que existe algún tipo de paridad o eres una rara avis en esto de la dirección de festivales y la promoción de conciertos?

-Hay un grandísimo número de mujeres que forman parte de este sector a las que se les está dando por fin visibilidad gracias a la concienciación por parte de promotores y profesionales de la necesidad de hacer saber qué lugar ocupamos. Tenemos que normalizar el género en el sector y defender una igualdad profesional, de oportunidades y de trato con el fin de hacer que se deje de ver a la mujer como el bicho raro dentro de determinados cargos.

En mi caso como mujer y directora, el fenómeno de dar la impresión o deducirse, en un primer contacto, que eres ‘la novia o esposa de’ es algo que, aunque suene a siglo pasado, sigue sucediendo y de entrada te da una idea bastante clara de la percepción que se tiene en muchos casos del puesto de la mujer en cargos de dirección. El tener que justificar o explicar que estás donde estás por méritos propios y no por ser un apéndice de otra persona es bastante incómodo. Esto ocurre en puestos de dirección, producción ejecutiva, organización... hasta que te conocen. Sigue resultando raro ver a una mujer en puestos elevados y desgraciadamente hay ocasiones en las que la marginación, aunque sea a un nivel ‘blando’, es evidente.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Por eso la visibilidad que se nos está dando ahora en jornadas exclusivamente dirigidas a ello como las realizadas en DCODE Lab, Monkey Week, BIME o las mesas redondas que organiza Eduardo Guillot, por poner solo algunos ejemplos, suponen altavoces fundamentales para la normalización de las mujeres en el sector en todos los sentidos (profesional y público).

Hay una asociación llamada MIM (Asociación de Mujeres en el Mundo de la Industria de la Música) de la que voy a formar parte en breve y que da voz y visibilidad a todo este tipo de cuestiones ya que ni nosotras mismas como mujeres nos percatamos a veces de la amplitud y variedad de casos que se pueden dar, y aquí todas tenemos voz. 

*Lea el artículo completo en el número de julio de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email