X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de fe religión JUVENTUD Skate diseño financiación autonómica Casa vella
GRUPO PLAZA

sin consenso en el período de renovación y a quién le corresponde los nombramientos

El sistema de elección de los miembros del Consell Jurídic divide al tripartito

17/10/2017 - 

VALÈNCIA. Cuando el Consell renovó a los tres miembros del Consell Jurídic Consultiu (CJC) que le correspondían el pasado 25 de octubre, Podemos se molestó. La formación morada se enteró del nombramiento de Margarita Soler, Faustino de Urquía y Asunción Ventura por la prensa y el gesto sembró la discordia entre el bipartito que forman PSPV y Compromís con su socio parlamentario morado.

Tras aquellas designaciones, el partido que ahora lidera Antonio Estañ presentó una Proposición de Ley para "desgubernamentalizar" el órgano consultivo. La iniciativa de Podemos recogía que los seis miembros del CJC fuesen elegidos por el parlamento valenciano, y no a partes iguales con el Ejecutivo valenciano como está contemplado ahora mismo en la ley.

Después de haber superado el primer escollo –la renovación del órgano al completo costó más de un año de cerrar–, este lunes finalizó el plazo para que los grupos parlamentarios registrasen las enmiendas a la propuesta de Podemos. Y entre los socios del Botànic no hay puntos de encuentro, de momento, en el articulado básico que se quiere modificar.

Quien es más reticente a que se reforme el sistema de elección actual de los consejeros es el PSPV. Los socialistas quieren que el Gobierno valenciano mantenga la competencia de nombrar la mitad de los miembros electivos. Compromís, no obstante, se muestra más laxo en este sentido y matiza que cuatro sean elegidos por Les Corts y dos por el Consell. Un "punto intermedio", según la diputada de la coalición Mireia Mollà, que pretende ser un punto de partida para generar consenso. 

Ahora bien, no es el único aspecto en el que los grupos del Botànic no han coincidido. Tampoco lo han hecho en los períodos de renovación de mandatos. Mientras Podemos quería que se nombrase a los seis consejeros electivos durante un período de seis meses y ninguno pudiera renovar en el cargo, la formación valencianista y los del puño y la rosa no ven del todo claro este artículo. 

La exigencia de Podemos reduce a la mitad de tiempo el mandato de los consejeros, y PSPV y Compromís buscan un cambio que no sea tan brusco. Si actualmente los nombramientos se hacen sobre un tramo de seis años renovables a otro tanto -es decir, en total 12 años-, Compromís propone que sean cuatro renovables a otros cuatro años. Los socialistas, por su parte, incrementan este margen en un año: cinco años renovables por otro lustro.  

Tras el malestar que generaron los nombramientos de octubre, -el entonces líder morado Antonio Montiel señaló que si esa iba a ser la actitud del Consell, se plantearía revisar punto por punto el Acord del Botànic-, en esta ocasión resultará necesario llegar a un consenso entre todos los socios para sacar adelante una reforma. 

Todavía quedan casi 20 meses hasta las próximas elecciones y resulta conveniente no tensar la cuerda que une a los tres partidos. Especialmente con un Podemos que en cada aparición se muestra más exigente con el Gobierno valenciano -desde las líneas rojas que han marcado para apoyar los Presupuestos de la Generalitat de 2018, hasta su preferencia por que se celebren todas y cada una de las sesiones de control que permita el calendario parlamentario-. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email