X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de septiembre y se habla de Quique Dacosta bestiari valencià arquitectura COCHE ELÉCTRICO
GRUPO PLAZA

El sueño de Félix Sesay, rescatado por el Aquarius: "Quiero ser cirujano"

Foto: EP
14/07/2018 - 

VALÈNCIA. (EP) Félix Sesay es uno de los 629 migrantes rescatados por el 'Aquarius' el pasado 17 de junio. Lleva un mes viviendo en València con su mujer, que también huyó desde Libia. Ahora están en una casa de acogida que les ha cedido la Cruz Roja.

Félix Sesay, nacido en Sierra Leona, proviene de una familia "muy pobre" y no contaba con ninguna ayuda para su educación. El migrante explica cómo tuvo que salir de su país y se hizo a si mismo cuando comenzó a trabajar en una compañía de pescado: "A partir de ahí empezó mi vida".

Sobre su futuro y desde las instalaciones de Cruz Roja en València, Sesay narra que tiene "un diploma como asistente médico" y explica que su "sueño" es convertirse en cirujano y continuar viviendo en España: "Me gustaría trabajar para la Cruz Roja, ser parte de ellos y devolver parte de lo que me han dado".

Cuestionado sobre comó fue la huida con su mujer desde Sierra Leona, Sesay explica: "No fue fácil, sufrimos mucho, el viaje lo hicimos en autobús y tardamos dos semanas. Fuimos de Sierra Leona a Guinea, después a Malí, Burkina Faso, Níger y llegamos a Libia".

Sobrevivir en Libia fue muy complicado, recuerda Sesay: "En Libia te quitan el dinero, te pegan palizas solo por ser negro. Aún no se como sobreviví todo ese tiempo". Félix Sesay relata con tristeza cómo su mujer embarazada de tres meses recibió una paliza "brutal" que provocó que perdiera al bebé. Él, añade, también recibió palizas que le han dejado cicatrices permanentes.

Félix Sesay detalla que cuando fueron rescatados por el 'Aquarius' notó una gran diferencia, sobre todo porque pudo "descansar, dormir y hablar"; en Libia, dice Sesay: "los negros no tenemos derecho allí".

Sesay explica que trabajó durante tres años en la organización Médicos Sin Fronteras y durante un año estuvo como voluntario en Cruz Roja. En esta ONG, Sesay realizaba una labor de "enterrador" y practicaba los tests de ADN a las personas ya fallecidas en plena crisis del ébola en Sierra Leona. Abandonó su país de origen después que una inundación acabase con la vida de más de 600 personas, entre las que se encontraba su padre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email