X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA AL CANDIDATO AL COLEGIO DE MÉDICOS DE VALÈNCIA

Agustín Navarro: "Queremos devolver al Colegio de Médicos de València sus funciones de origen"

26/04/2018 - 

VALÈNCIA.  Queda prácticamente una semana para las elecciones al Colegio de Médicos de València y son tres las candidaturas que quieren ponerse al frente de la institución. Entre ellas, la liderada por Agustín Navarro, médico de Urgencias del Hospital Universitario Casa de Salud de Valencia, servicio del que ha sido responsable durante casi dos décadas.

Navarro también fue Jefe del Área Clínica de Urgencias y del Área de Continuidad Asistencial del Departamento de Salud y del Hospital de Dénia, además de tener experiencia de más de una década en la sanidad pública. Su equipo está formado por profesionales de varios ámbitos, que incluyen tanto la sanidad pública como la privada. 

- ¿Qué posición debe ocupar el Colegio de Médicos de València en la sociedad valenciana?

- La gente olvida que el Colegio de Médicos es una corporación de derecho público y que su función es ejercer la defensa de la profesión y el impacto que ese ejercicio profesional tiene en la sociedad. Cuando un profesional de la medicina no trabaja en condiciones razonables, o cuando la medicina no se ejerce con arreglo a la deontología profesional, el Colegio de Médicos tiene que intervenir. ¿Por qué? Porque la sociedad está huérfana.

La administración valenciana, las instituciones privadas, las compañías de seguros, todos tienen intereses comerciales y el Colegio de Médicos está para velar que todos esos intereses comerciales no afecten a la salud de los pacientes. El Colegio tiene que explicarles que no pueden recortar en gastos o recortar profesionales para trabajar. Las medicina debe ejercerse en condiciones adecuadas, con cantidades de personal suficiente y de una forma óptima para los pacientes, y esto lo diremos si somos elegidos. 

La actual junta del Colegio de Médicos obedece a intereses espurio, porque tiene la póliza de responsabilidad civil, un caramelo muy goloso para determinadas empresas. Nosotros, precisamente, aún a costa de que nos cueste un disgusto, promovemos un marco de libre competencia. Queremos hacer un concurso de sistema público de proveedores, buscar cuatro o cinco ofertas y que se elija la que sea mejor, porque no tenemos ningún tipo de interés.

- ¿Qué va a aportar su candidatura al colegio?

- Nosotros vamos a gestionar una estructura de servicios cotidianos para su actividad. Gestoría, asesoría que es crítica ante una incidencia, y una serie de actividades que puedan necesitar. Está la agencia de viajes, el Club Gastronómico, y está muy bien, nosotros en eso no vamos a entrar ni lo vamos a quitar. Pero queremos darle al colegio la función que debe tener y es ayudar a los médicos ante sus problemas. 

- ¿Qué profesionales forman su candidatura?

- La candidatura está compuesta por gente de mucho prestigio. Cristóbal Zaragoza, que es el único jefe de Servicio de la Comunitat Valenciana que tiene dos servicios a su cargo. Primero el de Cirugía de Aparato Digestivo del Hospital General y al mismo tiempo jefe del servicio de Cirugía Menor Ambulatoria. Está la doctora Amparo Navea, que ha sido presidenta de la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo. Está la doctora Serna, cirujana plástica o el doctor Martínez Costa de La Fe, donde además trabaja Mercedes Hurtado, y así hasta un total de 15 profesionales. 

En mi caso, a parte de ser médico, tengo un perfil de gestor organizativo de entidades sociosanitarias. Nosotros aportamos la gestión y la independencia porque no tenemos ningún compromiso con nadie, cosa que no pueden decir los demás. Queremos devolver al Colegio sus funciones de origen.

- Su mujer estuvo en la anterior junta y desde otra candidatura han insistido en la desaparición de 500.000 euros.

- La Junta de Gobierno de Rosa Fuster fue investigada por el caso del desvío de 500.000 euros, y entre ellos mi esposa, Rosa Fornes, que entonces era vicepresidenta primera. No obstante, como confirma el auto dictado por la Audiencia Provincial de Valencia el 3 de octubre del 2016, el Juzgado de instrucción nº 4 de Valencia, la querella planteada fue sobreseída respecto de mi esposa y otros miembros de la Junta, siguiendo la investigación respecto de Rosa Fuster, el que era Gerente, Andrés Martínez y el Tesorero ya fallecido.

En ambas resoluciones queda acreditado y confirmado que mi esposa nada tuvo que ver con esa supuesta desviación de dinero y nunca fue informada de gestión alguna relacionada con los hechos investigados. En definitiva es rotundamente falso que yo ni nadie cercano a mí tuviera ninguna relación con la desaparición de ningún dinero, un bulo que difunden desde otras candidaturas.

- Hablaba de devolver al Colegio sus funciones de origen. ¿Alguna a destacar?

- Hay una cuestión que es la medicina privada, olvidada por completo. Casi un 50-60% de los médicos o más trabajan en el sector privado. Muchos de ellos, como yo, de forma exclusiva. Yo lo hice por decisión propia, pero también estuve en la parte pública y finalmente decidí trabajar en el sector privado. Estos médicos están olvidados porque están sometidos a la dictadura de mercado y queremos resituarles en la posición que se merecen. Las compañías de seguros de salud tienen su interés comercial y las juntas previas no han tenido ningún interés con esto.

Yo trabajo en un hospital privado, muchos compañeros lo hacen para compañías, y a veces para que puedan pagar la reparación de una lavadora tiene que visitar a seis pacientes. A un médico se le exige intelectualidad, conocimiento, actualización, seguro de responsabilidad civil y muchas compañías pagan calderilla. Conozco lo que es la gestión sanitaria, y el negocio es el negocio, pero no puede ser solo para una parte. Los médicos deben estar en una parte central del proceso asistencial. Si no, ¿en qué se van a convertir, en empleados que acometan las directrices de una empresa? ¿Y los pacientes qué?

- ¿En qué perjudican estas presiones a los pacientes?

- A veces los médicos se ven sometidos incluso a la presión de no pedir todas las pruebas necesarias, a pesar de tener que seguir los protocolos, y el Colegio tiene que estar ahí para denunciarlo. Además, las compañías de salud han bajado las primas a los pacientes de manera que cada vez es más barata y muchas veces a costa garrapiñar al médico, que tiene que pagar los gastos de su consulta. Trasladan el riesgo a los profesionales y los profesionales están soliviantados con esto, por lo que el Colegio tiene que defender el justiprecio de lo que puede costar una asistencia y un tiempo mínimo en atender al paciente. Hay que buscar un punto de equilibrio entre la prestación asistencial y el producto. El Colegio no está para marcar precios pero sí para decir cuál es la operativa real de todo esto y hay que negociar con las compañías aseguradoras.

El otro día me preguntaban por el modelo Alzira. El Colegio no entra en cuestiones políticas, si es público o privado. Nosotros hablamos de colectivos profesionales y para mí igual de médico es uno que trabaja en una consulta privada de ocho de la mañana a ocho de la noche que uno que trabaja en La Fe. Cada uno tiene su problemática. Sin embargo parece que se han olvidado de los médicos privados e incluso de los que trabajan en el sector público, que casi el 60% tienen su consulta privada por la tarde.

- Pone en valor su perfil de gestor.

- Mi perfil de gestor es incontestable. He hecho varios master en Gestión. Ahora en el Colegio no hay gestores y muchos de los médicos además son liberados sindicales. Si son de un sindicato, no trabajan, no están en el día a día con los compañeros, no conocen la problemática, es difícil que puedan conocer sus necesidades. El Colegio no está para defender las cuestiones laborales, para eso están los sindicatos. A la hora de constituir la legislación de un sindicato y de un Colegio, van en paralelo.

Nosotros no es que estemos con un sindicato. Las cuestiones profesionales llevaremos desde el Colegio y lo que es laboral buscaremos un sindicato afín a la medicina para que gestione lo que es su competencia, si no estaríamos cometiendo intrusismo. Intrusismo que han acometido sindicatos posicionándose dentro del Colegio. 

- Hablando de intrusismo. ¿Qué medidas piensan tomar? ¿Qué opinan sobre la homeopatía?

- Nosotros defendemos el correcto ejercicio de la profesión, la profesionalidad de sus médicos. València es el único Colegio de España que no se ha posicionado nunca contra las pseudociencias. En la junta tienen un vocal que es presidente de la Asociación Española de Médicos Naturistas, y vuelve a presentarse. ¿Qué es medicina naturista? ¿Natural? Que salga el sol por la mañana es natural. Natural es que cuando llega el invierno llueva, eso es natural.

Otra cosa es que ellos digan que hacen homeopatía, acupuntura, como algo acompañante, como un efecto placebo, que le digan que quizá usted se encontrará mejor. Pero hay que recordar, por ejemplo, la muerte de un niño en Italia por una otitis porque le dieron medicina alternativa y no le dieron un triste Augmentine. 

Esto no es ciencia y no está en el currículum de la carrera de Medicina. Yo no lo estudié y no está en ninguna parte. No está homologado a nivel científico. Y nosotros bebemos de fuentes científicas. Cuando mando el tratamiento un paciente, al margen de los libros estudiados, lo voy actualizando con la guía clínica o con los artículos de referencia del sector, buscando en repertorios científicos. 

Prometer curaciones milagrosas está prohibido en el código deontológico y hay que perseguirlo. La neumonía se cura con antibiótico y la insuficiencia respiratoria con oxígeno. Seamos serios. ¿Por qué las otras dos candidaturas no se postulan respecto a este tema? Hay un colectivo en el Colegio de Médicos que hace medicina alternativa y que están alineados con el vocal nacional. Mercedes Hurtado no va a decir nada porque sabe que el vocal va a llevarle 250 votos. Encima, el Colegio no se ha democratizado hasta el extremo de que un médico de Xàtiva no va a dejar su consulta para ir a votar físicamente a València.

Si se hacen votaciones en el Colegio de forma que pueda haber una urna en los hospitales públicos y privados de la provincia y en algunos centros especializados de mucha actividad, donde van 60 médicos a pasar consultas, es más fácil bajar a votar aunque estés de guardia. ¿Y por qué no han puesto facilidades? Por que saben que el colectivo de medicina naturista les va a votar. 

- Existe un problema de baja participación. 

- En las últimas elecciones participaron algo más de 3.000 personas y somos 15.000. La participación es muy baja, por lo que la lucha es, de forma permanente, captar colectivos de este tipo. Pero nosotros no le tenemos miedo a esto, porque vamos a hacer gestión operativa. Si hacemos gestión operativa haremos que puedan votar e intentaremos que sea telemáticamente. Lo hemos contemplado solo como posibilidad porque no sabemos la complejidad técnica de poder hacerlo. Desde la candidatura hemos registrado las 25 propuestas ante notario, no nos andamos con tonterías. Si luego llegamos y no lo cumplimos nos lo podrán reprochar. Igual no podemos desarrollar este proceso, pero sí poner una urna en cada hospital y entonces cambiaremos los estatutos para esto. 

También cambiaremos el estatuto para hacer un concurso público de proveedores para que no haya connivencia e intereses con empresas. Somos los únicos que tenemos un programa serio, los demás hacen declaraciones espontáneas o brindis al sol, pero no tienen nada concretado. Nosotros queremos dar una asesoría propia del Colegio porque en estos momentos la junta directiva actual ha adjudicado a una empresa esta función, a la que le paga una cantidad de dinero por los intereses propios de esa empresa y por lo tanto no es independiente.

Además esa compañía está vinculada a la correduría que en estos momentos está allí. Todo queda en casa y por eso es un negocio. Queremos que la asesoría jurídica sea propia porque si eres un colegiado y tienes un problema, vas a tu colegio, que es el que te arropa y les explicas tu problema para que te den soluciones. 

- El actual contrato de la póliza de responsabilidad civil dura ocho años. ¿Lo cancelarán si entran?

- No entendemos por qué se hizo un contrato a tanto tiempo. En nuestro caso, si entramos, se hará uno a cuatro años. Y cuando venga otro, si le gusta que siga y si no le gusta que haga una propuesta alternativa. Pero primero miraremos el contrato, porque es muy sospechoso que el periodo de contratación sea a ocho años vista ya que compromete a esta legislatura, a la próxima y parte de la siguiente. ¿Qué derecho se cree tener para hacer estas cosas? A mí me irrita porque esto forma parte de un juego perverso donde el juego de palabras es fácil. Escuché a alguien decir que los políticos torturan a las palabras hasta confesar el significado que no tienen. 

Te van diciendo transparencia todo el tiempo, ¿y qué es transparencia? Transparencia no existe porque se ha pedido el contrato y la junta directiva no lo ha facilitado. La única forma de saber qué pasa es que alguien entre, lo mire, lo resuelva, lo gestione, y que diga qué pasa de verdad. Por lo tanto, hay una desafección de los médicos porque van allí y no están los interlocutores que ellos creen que tienen que estar. Hay médicos que han tenido problemas en Primaria o en Urgencias y nadie les ha dado respuesta. Nosotros, si no podemos darle respuesta a un tema laboral, ya se lo trasladaremos a un sindicato pero no estamos comprometidos con ninguno.

- Pero sí que ha salido apoyándoles el Sindicato Médico. 

- El Sindicato Médico nos apoya porque ha visto quién está, quién puede ir y quién puede resolver. Pero nosotros no tenemos un compromiso documentado de ninguna índole con el sindicato. Otra cosa es que el sindicato, vuelvo a repetirlo, es un sindicato médico, y no está sujeto a intereses de terceros, solo al colectivo. El Sindicato Médico es solo de médicos y ha entendido que hacemos propuestas serias y va en la línea de defensa de la medicina y de la profesión, pero podríamos entendernos con cualquier sindicato. Nosotros tenemos un médico afiliado al CESM, un médico afiliado al CSIF, otro al SIMAP y otro a UGT, con lo cual no somos sospechosos. La única condición era que ninguno estuviera liberado sindicalmente.

- ¿Entonces el Colegio no debe entrar en cuestiones laborales?

- Lo que pasó en el Hospital Clínico por ejemplo fue inaceptable, y ahí la comisión deontológica tendría que haber llamado a capítulo a quién participó y tuvo algo que ver con todo esto, porque la comisión deontológica está para eso y para proteger a la sociedad. Si quieres un perfil define una bolsa de perfiles, pero no seas endogámico. 

- Al margen de prestar más atención al médico de la sanidad privada, ¿cuáles son sus otras propuesta estrella?

- Sobre todo la democratización. Si se democratiza, en el caso de no hacerlo bien, te echarán porque la mayoría votará. El que están en Ontinyent no va a venir en las circunstancias actuales, por eso insistimos en que es un capítulo importante. Por otro lado la transparencia. Si nosotros hacemos un contrato con una compañía de seguros, ¿por qué se ha hecho? Porque hemos pedido tres o cuatro propuestas. Y con el tema de los seguros de salud, queremos hablar con las compañías, porque no se puede pagar a médicos por debajo del precio del convenio de sanidad. En algunos casos se está trabajando a pérdidas y eso está prohibido.

- ¿Cree que hay más colectivos olvidados?

- Nadie se acuerda de los estudiantes de los últimos años de Medicina. El Colegio, por su compromiso formativo, debería reunirse con las universidades para establecer acuerdos de colaboración. Que el Colegio pueda prestarles formación y además les ayude a integrarse en el sistema laboral. Cuando eres estudiante estás perdido, pero cuando entran a ver un paciente se siente agobiados y hay que acompañarlos. Además, cuando el médico termina la residencia lo dejan en la calle y vuelta a empezar. 

- ¿Qué medidas han propuesto para resolver el problema de las agresiones?

- Cualquier agresión de la que se tenga constancia se denunciará de oficio y el Colegio se personará además de hablar con quien corresponda para que se minimice el impacto. La mayoría de agresiones se producen en consultorios, por saturación, porque a lo mejor está solo el médico y la enfermera y no hay nadie para recepcionar. Yo hasta ahora solo he visto dos cosas de la actual junta, un vídeo muy bonito que está muy bien para concienciar a la sociedad pero que desde luego no va a resolver el problema. Y luego el interlocutor policial, que está en su oficina. 

Si se detectaran las mayores bolsas de agresión se podrían poner sistemas para evitarlo. Sin embargo, como está pensado ahora, una vez ejecutado el problema a ti ya te han dado una bofetada y tienes un disgusto. 

- ¿Hay que modernizar la estructura del Colegio?

- Hay que encontrar sistemas telemáticos y poner una app donde te digan qué se va a hacer. El Colegio en tu bolsillo. No vas a poner todo lo que ocurra pero sí las actividades más frecuentes que tienes que desarrollar en el Colegio. La página web está bien, pero es liosa, habría que encontrar alguna manera para hacerla más amable y cuando buscas algo encontrarlo con más facilidad. Otro punto que ha pasado desapercibido, que es la formación. La función del colegio es establecer sistemas formativos y de actualización, no solo cursos poco relevantes. Hay que intentar tener acuerdos con la universidad e incluso con la administración. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email