X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Juan Vidal: un paso más allá de la moda

El alicantino es uno de los diseñadores de moda más importantes de nuestro país y con mayor proyección internacional

26/03/2017 - 

VALÈNCIA. He elegido la única mesa de toda la terraza en la que el sol todavía a esta hora se cuela y roza mi cara lo suficiente para obligarme a llevar gafas de sol. Debe ser el radar que tenemos los valencianos para buscar siempre estratégicamente la luz, incluso en una fría tarde de febrero como ésta y en Madrid. Espero al diseñador de moda Juan Vidal (Elda, 1980), uno de los mejores creadores españoles y con mayor repercusión internacional y, entre otros muchos premios, Premio Nacional de Moda NuevoValor 2015 otorgado por el Ministerio de Industria Energía y Turismo. Espero, en realidad, a mi amigo Juan al que conocí hace ya casi 6 años, también en una terraza aunque la luz era otra, era la nuestra y hablamos durante horas sobre moda, arte, personajes, cine, lugares... Mientras nos hacíamos amigos, yo iba encajando las piezas de su inspiración y Juan Vidal me demostraba lo que yo ya había podido intuir viendo sus desfiles: que posee un talento desbordante y que su ropa va un paso más allá de la moda.

-Durante los años que nos conocemos has evolucionado mucho como diseñador y conseguido grandes logros profesionales. ¿En qué crees que has cambiado como diseñador de moda en estos años? ¿Sigues viviéndola de la misma manera?
-"Es una respuesta muy obvia, pero creo que he madurado, aunque no lo suficiente porque sigo viendo la moda con los mismos ojos, con ojos de deseo, de sueños difíciles de alcanzar en los que sigo creyendo positivamente".

Juan Vidal nace en Elda, Alicante en el seno de una familia vinculada a la moda, concretamente cuatro generaciones de sastres. Cursa estudios de Bellas Artes en la Universidad de Barcelona de Bellas Artes y, posteriormente, completa su formación especializándose en diseño de moda en la Escuela Superior Felicidad Duce.

-De no haber sido diseñador, ¿a qué te hubieras dedicado?
-"Dudo entre la fotografía y el cine".

-¿Recuerdas el momento exacto en el que sentiste que ya nunca podrías vivir alejado de la moda?
-"Soy incapaz de recordar el momento exacto porque nací rodeado de ella, pero si es cierto que cada vez que entro de lleno en el proceso creativo y la imaginación se alza para crear un nuevo universo, me doy cuenta de la pasión con la que la vivo".

-¿Cuál es la primera imagen relacionada con la moda que te impactó y continúa en tu memoria?
-"Tengo dos imágenes claras que podríamos decir que marcaron mi memoria. En la primera, reino todas las veces que he observado a mi madre vestirse para ocasiones especiales, cenas, eventos…, y también su manera de utilizar el lenguaje de la moda ante las adversidades".

"La segunda es la oportunidad que tuve siendo muy pequeño de presenciar un desfile de moda. Me estrené con Versace cuando Gianni aún vivía. Recuerdo hasta la música, los asientos con cojines de seda estampada, las dos pantallas enormes a ambos lados de la pasarela y los focos azules. Me dejó impresionado pese a mi corta edad".

 -En tus prendas se aprecia la precisión del trabajo minucioso de un buen sastre combinada con un punto de atrevimiento y fantasía, ¿de dónde te surge la chispa para unir dos conceptos tan distintos?
-"Comencé intentando emular a los mejores pero me faltaba chispa, lo comprendí gracias a la buena crítica de mi profesor durante mis estudios de moda en Barcelona y, desde entonces, sigo practicando. Creo en la magia que sucede cuando mezclas opuestos, cuando juegas con conceptos contrarios, creo en dar un paso más. Antes era demasiado sutil y la elegancia estaba por encima de todo, ahora no comprendo esta elegancia sin un toque de extravagancia que marque la diferencia". (Foto lateral: Antonio Terron).

-En la inspiración de tus colecciones siempre hay referencias al arte, ¿cómo influye tu formación en Bellas Artes en tu trabajo?
-El arte es algo implícito en mi trabajo porque necesito un apoyo que consolide aquello en lo que estoy realizando. Intelectualizar la moda es algo que me interesa, no importa tanto si es algo sutil como muy marcado, lo que me importa es que el arte esté presente y funcione como un pilar fundamental de la colección. A veces es el color, otras la forma, muchas de las veces me quedo con las impresiones y sensaciones que percibo. Al final el arte es un medio sensible y los sentimientos impregnan todas y cada una de mis colecciones.

-Además del arte, en tus diseños hay referentes como el cine, la música, algunos personajes, lugares... que, en un primer momento, parecería imposible que funcionaran pero que crean un cóctel perfecto ¿Cómo desarrollas ese proceso creativo y consigues que finalmente todo encaje y tenga sentido? 
-"A través de los sentimientos que me provocan. No deja de ser un viaje lleno de matices en el que aparecen temas hilados, dispares, opuestos... no importa, lo que me interesa es que me ayuden a transmitir un sentimiento, a enmarcar un concepto poético para luego servirme de todas las herramientas posibles que consigan enriquecerlo".

Odile, Eva, Chrystine, Candela, Victoria, Marguerite, Diana, Álex, Aurora, Hiroko, Linda, Sabine y, la última en llegar, Marie. Las colecciones del diseñador tienen siempre nombre femenino, son las “mujeres de Juan Vidal”, cada una es distinta y tiene su propia personalidad. 

-Tu lista de conquistas no para de crecer y todas son distintas y sorprendentes pero tienen como punto en común cierto misterio y contradicción que se traduce en tus prendas. ¿Cómo dirías que son las “mujeres de Juan Vidal”?
-"Las mujeres... son tan variadas, distintas y complejas que me gustaría acercarme a muchas de ellas. Intento que en una misma colección aparezcan diferentes siluetas, diferentes tejidos y diferentes familias de color y así poder llegar a diferentes mujeres". 

-También diseñas vestidos de novia a medida y por encargo en tu taller de Elda, ¿qué tiene de atractivo vestir a una novia? ¿La “novia de Juan Vidal” también juega a los opuestos? 
-"Es un trabajo más personalizado. Me gusta cuando una novia viene con la mente abierta y no tiene una idea preconcebida, también cuando parece que lo tienen muy claro y luego salen del estudio con una idea totalmente distinta. Cada novia es un mundo, he realizado vestidos de princesa y también trajes pantalón y, por supuesto, en ocasiones he combinado ambos opuestos en un mismo vestido".

 -La colección para el próximo otoño-invierno que has presentado en Madrid es “La Belle Marie qui fume”. Cuéntame como es Marie, la última chica en unirse.
-"Marie es algo difusa, está encerrada en su espacio y se basta con ella sola. Sabe quién es pero busca en su interior volver a encontrarse, brillar con energía. Se mueve en la oscuridad, su cuarto es pequeño, lleno de tejidos que pertenecen a otra época, ella está enredada en ellos, algo inquieta".

"Se pone kimonos sobre vestidos, se ata las prendas a la cintura, sin tener control de su aspecto… lo que importa está sucediendo en su interior. Hay un recuerdo de momentos anteriores vividos, un patchwork enorme de sentimientos que quedan reflejados en diversos patrones revisitados y actualizados de anteriores colecciones de la firma. Es una especie de regresión al pasado bañada por humo y una escasa luz verde tapada con pañuelos de chiffon de seda estampada". (Foto lateral: Mara Cozar).

-Te escucho y te confieso que siempre he pensado que no te interesa la obviedad y que te aburre lo fácil. ¿Juan Vidal está constantemente buscando el desafío? ¿No te cansas nunca de darle una vuelta más? 
-"No sé trabajar con un solo concepto. A medida que avanzo en mi carrera me vuelvo más abstracto. Sigo estando sujeto a algunas reglas personales que todavía no me he atrevido a romper aunque sigo trabajando en ellas".

-A lo largo de tu carrera profesional, ¿cuál crees que ha sido el desafío más importante al que te has enfrentado? ¿Y la mayor recompensa que has obtenido?
-"El hecho de montar una empresa de moda que nace de la nada ya es un gran desafío constante. La mayor recompensa es siempre el amor. Gente que ama tu trabajo y te lo demuestra con sinceridad, gente que se embarca en el proyecto a pesar de ser complejo y dificultoso, personas que te acompañan en el viaje y te dan alas. Gracias a todos".

¿Te sigues poniendo igual de nervioso antes de cada desfile?
-Si y no. Tiene una explicación, pero me la reservo.

Premio ModaFad, Premio a la mejor colección tres años consecutivos en Valencia Fashion Week, premio Tendencias Moda 2011, Premio ‘Who’s On Next’ 2013 otorgado por Vogue e Inditex, premio L'Oreal a la mejor colección de Mercedes Fashion Week (primavera verano 2014 y otoño invierno 2015), premio Fuera de Serie otorgado por la revista homónima de Grupo Unidad Editorial en la categoría de Personaje del año sección moda en 2014 y en 2015 recibe el premio Telva al Mejor Diseñador Nacional y el Premio Nacional De Moda Nuevo Valor otorgado por el Ministerio de Industria Energía y Turismo de España. Juan Vidal lo ha ganado prácticamente todo. 

-¿Qué importancia tienen los premios para ti?
-"Tienen la importancia que se merecen y cada uno de ellos tiene un valor diferente. El valor emocional es el que para mí tiene mayor importancia. Por otra parte, es un gran reconocimiento para todo el equipo que hay detrás de esta marca, no dejan de ser impulsos que te indican que vas en la dirección correcta".

-A pesar de todos los premios ganados y la repercusión mediática que estos conllevan y que tiene la moda, parece que te gusta mantenerte al margen de otros focos que no sean los de la pasarela. ¿Cómo es tu relación con los medios de comunicación? 
-"No soy especialmente sociable, soy una persona muy íntima, me gusta estar rodeado de mi gente y en espacios pequeños. Aprecio enormemente la labor de los medios de comunicación y lo bien que me han tratado siempre y estoy muy agradecido por el respeto mutuo y profesional que se me ha dado a pesar de no frecuentar espacios preparados precisamente para las relaciones sociales.  Uno a uno, en un espacio íntimo y con un café o una copa de vino, soy capaz de introducirte en mi universo. Si es en un espacio que no es favorable para ello me vuelvo torpe".

-Como sabrás tu admirado Cristóbal Balenciaga nunca concedió una entrevista y son muy pocas las fotografías que se conservan de él. ¿A veces no te dan ganas de hacer lo mismo?
-"Me encantaría. Martin Margiela en el otro extremo de la moda hizo lo mismo. Dos grandes genios, admirables y admirados a pesar de sus escasas palabras. Me encantaría y sí, a veces querría poder hacer lo mismo pero para eso primero debería estar a su altura y su altura es la cima".

-¿Cómo te gustaría que hablaran de tu moda? ¿Te afectan las críticas?
-"No sé como me gustaría que hablaran de mi moda pero sí me gustaría que no se quedaran en lo llanamente femenino. Trato de experimentar y crecer creativamente en la medida de lo que puedo y empiezo a tener ganas de experimentar con lo que me resulta imposible".

"Me afectan las críticas dependiendo de quien vengan, siempre va a ser así, y tampoco nadie será nunca más crítico que yo conmigo mismo. Soy consciente que el mundo esta cambiando y mi diálogo es romántico por lo que  sigo cometiendo errores y observando todo lo que sucede a mi alrededor".

 -En la moda actual hay varios diseñadores que con sus propuestas quieren alejarse del concepto clásico de elegancia y hay una tendencia creciente hacia el “feísmo”. ¿Qué les dirías a los que piensan que la elegancia y el estilo son aburridos? ¿Qué representan estos conceptos para ti?
-"Ahora mismo estoy borracho de conceptos, todo es muy diverso y hay moda para todos los gustos. El feísmo es interesante y está teniendo una buena acogida, para muchos eso posiciona la elegancia en un plano poco interesante. Pero, como ya he explicado antes, los conceptos limpios o puros de elegancia o feísmo, a mí, personalmente sí me parecen aburridos". (Foto lateral: Laura Encursiva).

-Si pudieras cambiar algo de la actual industria de la moda, ¿qué sería y por qué
-"Cambiaría su inmediatez, su fugacidad. Demasiada ropa que pensar, producir, vender y servir en muy poco tiempo, y además con ideas de consumo inmediato.  Eso no tiene la esencia que yo he vivido de pequeño, los tiempos han cambiado pero eso no implica que tengamos que traicionar nuestros principios por la industria. A veces tengo la sensación de estar luchando a contracorriente".

-Acabas de presentar tu última propuesta para el próximo otoño-invierno, ¿estás pensando ya en la siguiente colección? ¿alguna pista?
-"Estoy trabajando ya en la siguiente. Como te comentaba, los tiempos son más cortos y voy siempre de una colección a otra. Todavía no puedo darte ninguna pista, ¡es demasiado pronto para hablar de una nueva “amante” que aún no he besado!"

-¿Cuáles son los próximos proyectos y objetivos de Juan Vidal?
"Actualmente estamos trabajando toda la campaña de ventas de la nueva colección con presencia en showrooms de Nueva York, Paris y Milán. El objetivo constante es mantenerse y crecer, hacer de esta pasión una industria real, consolidada y estable".

-¿Como te ves dentro de otro seis años más?
-"Hoy pienso que me gustaría tener mi propia escuela de moda. Si es por soñar..."

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email