X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de tecnidex

García Portillo: "La siguiente generación de una empresa no tiene por qué ser siempre la familia"

8/01/2018 - 

VALÈNCIA. La empresa valenciana Tecnidex se ha convertido en una de las empresas referentes de la Comunitat Valenciana y en un sector que a la autonomía le toca muy de cerca, la agricultura. Especializada en "alargar la vida de la fruta", la empresa química con sede en Fuente del Jarro (Paterna) ha atraído el interés de multinacionales como AgroFresh. 

La compañía americana llego a finales de noviembre a un acuerdo con su único socio, Manuel García Portillo, para comprar el 75 % de la empresa, que ya factura 15 millones de euros. Dedicada a la elaboración de productos y servicios de sanidad hortofrutícola, García Portillo tiene claro que es necesario medicar a las frutas y vegetales cuando están enfermos para poder consumirlos. 

- ¿Qué motivó la decisión de vender el 75% de Tecnidex a la compañía americana AgroFresh?

- Yo siempre he tenido una máxima y es que hago lo que debo, no lo que quiero. Llevaba dos años trabajando en que a los 65 años, Manuel García Portillo, no tendría la responsabilidad de todo el proyecto Tecnidex. Yo puedo ser el creador, pero si no tomo decisiones de progreso puedo ser la persona que en vez de hacerlo crecer en determinado momento lo haga decrecer. La vitalidad tiene sus momentos. 

"Hago lo que debo, no lo que quiero"

Manuel García Portillo creó junto con tres socios más en su día Tecnidex. Soy el último socio que queda y, como socio único, tengo la responsabilidad de desarrollar el proyecto y de pasarlo a la siguiente generación, que no tiene por qué ser siempre una familia sino que puede ser otra empresa industrial que está en otro país, como es en Philadelphia, y quieren asentar su liderazgo en la poscosecha mundial. En este caso Tecnidex forma parte de ese liderazgo mundial. 

Tecnidex es líder en el segmento y en el sector cítrico. Ellos son líderes en el sector de la manzana y líderes en facturación en el mundo de las poscosecha, por lo tanto esa suma potencia el liderazgo y nos hace mucho más fuertes porque ahora tenemos pistas de aterrizaje en toda América y en Asia, filiales en las que desarrollar nuevos proyectos. Esto es como las franquicias, repetir la empresa en otros países. 

- ¿Quién buscó a quién?

- Fue un encuentro amoroso. Nosotros ya éramos colaboradores de ellos desde 2007 a 2012. Tecnidex desarrolló junto con AgroFresh, que era la propietaria de la patente 1-MCP, las ventas y el servicio en España. Pasamos sus ventas de 100.000 euros en 2007 a más de 2 millones en 2012. Por lo tanto, la relación entre Tecnidex y AgroFresh ya era conocida y ha sido siempre positiva. 

- ¿A qué se vinculó el cierre de la venta?

- Es muy sencillo. Yo le recomiendo a todo el mundo que siga las mismas reglas siempre que pueda. Tiene que ser bueno para el proyecto. Que esté basado en un beneficio a los clientes, a los proveedores y a la sociedad. La post-cosecha es un sector que es nicho y que tiene que crecer muchísimo. Por eso aquí en ningún momento se ha hablado de que sobren personas y sí de que faltan personas. También es bueno para los accionistas porque recuperan una parte de su esfuerzo y su inversión. 

"Yo quería seguir siendo socio de Tecnidex porque yo creo en Tecnidex"

Esas tres patas eran la garantía. Y a nivel de detalles, yo quería seguir siendo socio de Tecnidex porque yo creo en Tecnidex, pero no creo que sea el futuro portador del estandarte, que tiene que llevarlo mi equipo y con un director general que tiene que colaborar con ellos para hacer una integración maravillosa. 

- ¿Cuál va a ser su vinculación a la empresa a partir de ahora?

- Yo soy el presidente del consejo de administración. La empresa se estructura como las grandes empresas, porque AgroFresh está en la bolsa de Nueva York y por lo tanto es una compañía cotizada. En Tecnidex formamos cuatro personas el consejo de administración y un secretario externo y yo soy el presidente. Yo seguiré siendo socio de Tecnidex y presidente del consejo de administración pero habrá un director ejecutivo. 

- ¿Se plantea una salida de Tecnidex?

- No planteo una salida de Tecnidex porque seguiré siendo socio. ¿En qué sitio voy a tener mejor mis inversiones que en la empresa que uno cree? Sí que es verdad que no llegué a acuerdos con otras compañías porque una de mis decisiones es que yo quiero seguir formando parte de Tecnidex. Yo ahora puedo ser socio de por vida, otra cosa es que decida la salida porque no me enamoren. Pero si el proyecto sigue siendo igual de bonito seguiré aquí colaborando. 

- ¿Tiene planes al margen de Tecnidex?

-Muchísimos pero si algo tiene mi persona es que nos gusta cocer las cosas a fuego lento, no nos gusta la comida rápida. El proyecto yo hace dos años que lo tengo claro. Que tengo que ir enamorándome de otras cosas. Pero sí que es verdad que hay proyectos bonitos como es el desarrollo rural, como es la vuelta de la ciudad al campo. Espero que haya muchas personas que puedan volver de la ciudad al territorio. Ese es uno de mis proyectos.

"Tengo proyectos bonitos como es el desarrollo rural, como es la vuelta de la ciudad al campo"

Creemos que es la ciudad lo que tiene vida y el territorio es algo que estamos abandonando. Los alimentos no brotan en los supermercados y estamos perdiendo la vista de la vida de verdad, que está en el campo y en los pueblos. Ahí es donde hay agricultura, alimentos y ganadería. Si hubiera una crisis logística la ciudad sería un desastre. 

Lo que no podemos es resolver las cosas terciarias, que es lo que resuelve la ciudad, y poner en riesgo nuestra vida cotidiana, que son las relaciones personales y la alimentación. Por ahí va mi desarrollo creativo y de vida. Eso puede ser enología, la construcción de una almazara, producir alimentos sin tierra en el campo, porque yo creo que el ser humano, y sobre todo a partir de los 60 años, debe volver a la naturaleza y ver el sol todos los días y oler la tierra, y eso se nos está olvidando. 

Mi desarrollo futuro no va por desarrollar una agricultura rentable sino una cultura de autoabastecimiento y de autoconsumo. De que las personas que estén en ese territorio tengan la vida garantizada. En la ciudad hay pobres. En los pueblos y en los territorios no hay pobres de solemnidad. En el campo comen todos, en los pueblos comen todos y en las ciudades da mucha pena cuando ves a la gente que no puede comer. 

- ¿Van a notar los clientes de Tecnidex la alianza con AgroFresh?

- Absolutamente. La sociedad de las empresas está montada en el mundo de la competitividad y para ser competitivos necesitas escala. Evidentemente, todos vamos escalando. En un sistema de comercio que es el que nos hemos dado, lo que pasa es que tenemos que hacerlo sostenible. Por eso se habla de empresas B que no solo miran la productividad sino que necesitan conectar con la sociedad, con las personas de la empresa, humanizarlas, y esto es el futuro. 

"En estos momentos todas las empresas deben ser sostenibles"

En estos momentos todas las empresas deben ser sostenibles y todas las empresas tenemos negocios pero no todos los negocios tienen empresa. La empresa es vida, la forman las personas, tienes que cuidarlas y entre todos tenemos que hacer empresas rentables, productivas y humanas. 

- ¿Qué objetivos tiene Tecnidex en el horizonte?

- Tras la compra en los primeros bocetos que estamos haciendo pondrá 'Tecnidex by AgroFresh' y en el stand de AgroFresh será 'AgroFresh by Tecnidex'. Lo que hacemos es unirnos para ver cómo podemos ser más eficientes. Las empresas tienen que generar resultados, porque de eso vive todo el mundo. Las empresas crean riqueza, es la única fuente económica real porque empresarios y trabajadores estamos todos los días consiguiendo producir y el beneficio lo damos a Hacienda. El señor Montoro debería redistribuirlo adecuadamente entre los ciudadanos. 

Lo que vamos a hacer es ver las ineficiencias y cómo podemos ser más eficientes para ser más productivos y competitivos. En Estados Unidos, donde AgroFresh tiene sociedad, Tecnidex lo único que tiene que hacer es ir allí con su modelo y su proyecto pero ya tienes todas las puertas abiertas. Lo mismo en México o Chile. Lo que se va a producir son sinergias, y esas sinergias provocarán crecimiento. 

"Tecnidex está creciendo a un ritmo de un 15% anual en los últimos tres años"

Ahora Tecnidex está creciendo a un ritmo de un 15% anual en los últimos tres años y con esta incorporación de AgroFresh se va disparar el crecimiento. En 2016 cerramos con 15 millones de facturación y en 2017 cerraremos aproximadamente con 17 millones. 

- ¿Cuáles han sido las últimas innovaciones de Tecnidex?

- El Controltec Camp Pure Air es un proyecto muy bonito para nosotros porque no deja residuos sobre los frutos y purifica el ambiente de los recintos y de las cámaras, donde la fruta permanece. Higienizas la atmósfera, porque si hay bacterias pasan por una tecnología y además absorbe etileno, que es una hormona de maduración, y por lo tanto permite mantener el fruto más tiempo. 

Es una tecnología que lleva incorporada dos tecnologías internas. Una para reducir la maduración y el envejecimiento de los frutos y otra para que el recinto donde está el fruto esté más sano y por lo tanto se pudra y se deshidrate menos. 

- Estamos en un momento en el que una parte de la población apuesta por lo ecológico y critican los productos químicos que se les pueda echar a frutas y vegetales. 

- Esto es lógica, que es la que te lleva a todas las cosas. El ser humano tiene la capacidad de decidir sobre lo que quiere comer. Lo que sí que es malo es la ignorancia a la hora de tomar sus propias decisiones. Si tú quieres tomar un producto natural, con poca necesidad de productos agroquímicos, es muy fácil: producto de temporada cerca de la zona de consumo. 

Pero si tú quieres tomar plátanos que vienen en 20 días de transporte pues habrá que darle a ese producto la protección adecuada para que pueda llegar al mercado en perfectas condiciones. Los mercados de consumo se regulan como las estaciones y hay unas estaciones donde nosotros nos constipamos, que es otoño e invierno, y los frutos, que tienen vida, en otoño se constipan. 

"Los frutos también se constipan, como las personas"

Si ha llovido, ha hecho frío, si está sufriendo más en el campo necesita una protección. Como cuando el médico receta a una persona un medicamento. Lo malo es que vayas por la calle constipado y constipando a todo el mundo. Tienes que ponerte bueno. Pues los frutos también. Si quieres cítricos en agosto y manzanas en marzo tienen que estar dentro de unas cámaras. 

Pero es que además medioambientalmente es bueno. Los frutos no deben tener enfermedades y para eso hay que desarrollar todas las tecnologías para darle soluciones en cada momento. Lo que no puede ser es que los pobres suecos no coman naranjas y para eso hay unos días de transporte y hay que proteger al fruto. 

- En ese sentido va alineado su proyecto Farmapost. 

- La sociedad le ha dado la solución al reino animal, especialmente a los seres humanos, y no le ha dado la solución al reino vegetal. Lo que no es posible es que vegetales, que son los alimentos medicinales, nosotros mismos seamos los que creemos que son alimentos que están tratados y que es un problema.

Que dejes de tomar alimentos naturales que son las frutas y hortalizas porque nos están creando unos miedos que no son nada buenos no tiene sentido. Entonces tendremos que ir a tomar todos los días alimentos en latas, que es un producto que puede ser bueno pero complementario. Pero si no tomas frutas y hortalizas tienes un problema muy serio.

- ¿Hay que hacer pedagogía?

- Farmapost es un proyecto para que se apropie la sociedad de él. Lo que hay que volver a crear es la pedagogía. En un momento determinado se decidió que el médico dejara de ir con botiquín y se creó la farmacia. Esto es igual. Le pediría a las administraciones públicas, desde Europa pasando por España y las comunidades, que se involucre en que se hagan bien las cosas, porque hay un sistema sanitario que permite que la salud en las personas fluya y tiene que suceder igual en los alimentos que producimos. 

"Hay que comer más frutas y hortalizas y tomaremos menos medicamentos"

Fíjate la mente como la tenemos de estructurada. Estamos dispuestos a tomarnos un medicamento de la farmacia y no estamos dispuestos a tomarnos un fruto que lleva menos medicina que la que propiamente uno se toma directamente de la farmacia. La mente se distorsiona y, sobre todo, muchos mensajes mal dados provocan que un elemento saludable no sea ingerido por una persona. Hay que comer más frutas y hortalizas y tomaremos todos menos medicamentos de la farmacia. 

Tenemos que hacer las cosas bien y desarrollar el sistema sanitario agrícola para que haya seguridad alimentaria para poder consumir los mejores medicamentos que hay que son frutas, hortalizas y legumbres. 

- ¿Y cómo se resuelve?

- Esto es un proyecto para la sociedad. Para desarrollar. Pero igual que hacía falta una marca que fuera la farmacia pues una marca para los productos agrícolas que se llame Farmapost. En la farmacia toda la industria deposita sus medicamentos, y lo mismo debe ocurrir con Farmapost. ¿Por qué no se tienen que llamar medicamentos los productos que se utilizan en el campo?

- ¿Han tomado relevancia las pymes valencianas en los últimos años?

- Yo creo que las empresas de la Comunitat Valenciana ha evolucionado muy en positivo. Eran unas estructuras muy familiares y el maridaje entre lo que son profesionales y las familias se debe claramente diferenciar. La cuestión es que hay un consejo de administración que son los responsables de poner la economía a trabajar en las empresas y toma las decisiones estratégicas.

Eso antes en la Comunitat Valenciana, por proceder de una riqueza muy arraigada al terreno, eran más amos que empresarios. Pero luego se pasaron a la palabra empresario y ahora son empresarios directivos y equipo de empleados. 

- Usted es presidente de Ainia, ¿se han estabilizado los institutos tecnológicos?

- No debo hablar en nombre del conjunto de institutos pero yo creo que sí. Que estamos en un momento donde las deudas que de alguna forma tenía la administración con los institutos se ha ido mejorando, aunque aún sigue habiendo una necesidad de financiación para que los institutos no sean realmente competidores de las empresas. Los institutos deben tener unos recursos de la administración pública para que puedan desarrollar investigación básica y puedan aportar esos conocimientos a la industria en la que se desarrolla la actividad.

"Los institutos tecnológicos necesitan financiación para no competir con las empresas"

El concepto de instituto está muy bien concebido porque en la universidad está más el conocimiento más teórico pero los institutos tecnológicos -que usan conocimiento de la universidad también- se dedican a seguir generando conocimiento. 


 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email