X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Fernando Rueda: “Tanto el PP como el PSOE han intentado utilizar el CNI en beneficio propio”

10/12/2017 - 

VALÈNCIA. Fernando Rueda es, sin ningún género de dudas, el periodista que mejor conoce las alcantarillas del espionaje. Ha escrito los libros sobre el CESID: Espías KA: licencia para matar, Por qué nos da miedo el CESID, Servicios de inteligencia: ¿fuera de ley?, Operaciones secretas, Las alcantarillas del poder, Espías y Traidores, La Casa: El CESID. Ahora presenta La Casa II sobre el CNI. Rueda atiende a Valencia Plaza en una entrevista en la que el máximo especialista en el espionaje español trata de resolver las dudas existentes sobre nuestros agentes secretos, sus operaciones y el uso real que los diferentes gobiernos han hecho de la inteligencia española.

En su libro usted dice que los espías siempre consiguen lo que quieren, ¿hasta qué punto lo consiguen, hasta qué punto nos tenemos que sentir espiados los periodistas?

El CNI lo que hace es, de alguna forma, investigar para los asuntos que ellos les interesa. Que son, por una parte los que tienen que informar al Gobierno y otros asuntos que ellos les permite tener información por si alguna vez les es necesaria. Mientras tú no entres en eso, y lo que cuentes vaya a su bola y tal no hay ningún problema. El problema es cuando coinciden tus investigaciones con asuntos que ellos están investigando. Es decir, si tú estás ahora mismo sacando informaciones sobre el CNI entonces es posible que llegue un momento en que quieran saber quién es tu fuente, si las informaciones son buenas querrán saberlo, no tanto por ti sino por las fuentes.

¿Entonces cuando se publican las ‘miserias’ del Gobierno al CNI no le interesa?

Eso al CNI no le afecta excepto que haya determinadas informaciones que piensen que te las está dando alguien que quiere perjudicarles. El periodista normalmente no es el objetivo directo sino la fuente que puede estar pasando determinadas informaciones. Cuando cuento en el libro el capítulo de arranque, lo que estoy diciendo es que el CNI tiene unas capacidades sin límite, y que en esas capacidades hay gente dentro que puede montar una operación para acabar incluso con su propio director. Al final tienen unos conocimientos, unas técnicas y unas capacidades que les permiten llevar a cabo este tipo de asuntos.

Hay cosas que parecen fallar. ¿Si CNI en un momento determinado tiene mucho peso en la lucha contra ETA cómo puede fallar tanto con el tema catalán? ¿No sabían dónde estaban las urnas? ¿por qué dejan pudrir un asunto así o es que le interesaba a alguien?

El CNI hace misiones exitosas y hay otras en las que fracasan, como cualquier servicio secreto. Yo cuento unas misiones en las que triunfan y otras en las que no. Triunfa claramente en el tema de ETA. Misión concreta: fin de ETA. Utilizan los medios técnicos y las unidades operativas y consiguen dar la información para detener a las cúpulas de ETA. Luego hay otras misiones en las cuales no triunfan, por ejemplo, Cataluña.

¿Y eso?

En Cataluña les encargan dos misiones. Una, conseguir la información del ‘procés’, conseguir información de los independentistas. Ahí consiguen unas informaciones y otras se les escapan. Informan al Gobierno diciendo qué va a hacer Puigdemont, Mas en su momento y a veces consiguen información y a veces no. Qué ocurre, que llega un momento clave que es por ejemplo el tema de las urnas y se les escapa, no lo descubren, con lo cual tienen un gran fracaso. Sin embargo más importante que ese fracaso, que es el que le ha quedado a todos que es el de las urnas, es el fracaso de que el CNI actúa como agentes de influencia en Cataluña.

¿Cómo?

Les encargan hace cuatro años que consigan que la gente que va en contra de la independencia, que está a favor de la unidad de España, se manifieste y tienen el gran fracaso porque los Serrat del antiproceso no entran en juego hasta unas semanas antes del ‘procés’. Ahí hay un gran fracaso.

¿Hasta qué punto cuando está Rajoy en el Gobierno influye el CNI para dejar caer el tema catalán? ¿Es fallo del CNI o imposición del Gobierno?

La realidad de eso no lo sé. El servicio secreto funciona de la siguiente forma: a ellos les encargan una misión en dos sentidos, una obtener información, dos ser agente de información. Su misión es informar al Gobierno directamente de la misión, pero quien toma las decisiones es el Gobierno.  Un servicio secreto informa, cuenta, pero la decisión sobre qué hay que hacer la toma el propio Gobierno, no la toma el servicio de información y esto no es ni defensa ni ataque.

Foto: BIEL ALIÑO/UNIÓ DE PERIODISTES

A eso me refería, ¿el fallo del CNI ahora es un fallo de ellos o un fallo supeditado a que el Gobierno les haya cortado las alas?

Eso son siempre temas políticos. El Gobierno recibe una información y con eso hace lo que cree oportuno, porque son ellos quienes toman ese tipo de decisiones.

¿Quién manda en el CNI?

Políticamente de Soraya Sáenz de Santamaría. En el CNI manda su director que es Félix Sanz y por encima de él, Soraya Sáenz. El cargo político implica que ejerces la dirección política, pero en un servicio secreto, el mando sobre el día a día es lo decisivo. Un servicio secreto se diferencia claramente de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en que ellos si lo que hacen son misiones normales no tendría sentido, porque las misiones normales las hace ya la policía. En qué se diferencian entre ellos, en los procedimientos. El CNI utiliza una serie de procedimientos diferentes. Policía y Guardia Civil trabajan para los jueces y ellos para el Gobierno, con lo cual ellos no tienen por qué justificar, como hacen los otros, sus acciones desde el principio o blanquearlas porque su trabajo acaba cuando piden una orden para actuar.

¿Puede el CNI pinchar teléfonos y realizar acciones sin orden judicial?

Cuento en la Casa II como las medidas técnicas de las que dispone el servicio secreto son realmente para asustarse y para tener miedo. Tienen una división técnica capaz de intervenir cualquier tipo de sistema de comunicación. Estamos hablando de teléfonos, pero también de ordenadores. Tienen de todo. Tienen el sistema SITEL de intervención telefónica que ese sí funciona con orden judicial, pero en la división técnica no, tienen satélites de comunicaciones que son capaces de intervenir los sistemas, tienen acceso a todas las bases de datos de Policía y Guardia Civil.

¿Y eso como ciudadano no da miedo?

Da mucho ‘miedito’. Ese es el control que da mucho miedo. Es decir, esos sistemas les permiten utilizar lo que se llama la minería de datos, que si pones todos esos sistemas en conexión más otros, y pones un nombre te puede barrer todo lo que haya en bases de datos, escuchas etcétera sobre una persona. Mientras eso se dedique a perseguir a delincuentes y a sospechosos fantástico.

¿Y cómo puedo saber yo como ciudadana que eso es así?

No lo sabes

¿Y quién controla al CNI? ¿Quién controla que esa gente haga un uso debido de esas tecnologías?

El CNI tiene un juez que es un magistrado del Tribunal Supremo el cual controla las órdenes que le pasa el servicio secreto para entrar en domicilios etcétera.

No hablo de eso.

No existe ningún control. Oficialmente hay dos controles para todos. El control de Gobierno, que obviamente no lo ejerce porque la vicepresidente del Gobierno no ejerce ese tipo de control sobre lo que me pregunta, existe una legislación que no se ejecuta y, por otro lado, el juez del que hablaba que controla las órdenes que le solicitan. Pero es obvio que tienen la capacidad de poder actuar en todas esas cosas sin necesidad de pedir órdenes judiciales.

Muchos españoles no conocemos el CNI y nuestra referencia es la serie Homeland. ¿De uno a diez en cuanto a veracidad y realidad qué nota le daría?

Homeland es de las series que más se acerca a la realidad.

¿Un ocho?

Sí, un siete o un ocho sí, sí, sí.

Y partiendo de ese siete u ocho ¿Qué habría de parecido dentro del CNI con respecto a lo que vemos en Homeland? ¿Tenemos un Saúl Berensson?

Sí, claro. Dentro del CNI hay gente muy activa, hay gente muy importante, hay gente que hace muchas cosas y que alguna forma le saca partido a esas cosas. Hay que fueron agentes operativos y que después se han convertido en agentes de inteligencia y que saben un montón de los asuntos. Con perfiles parecidos a Saul Berensson por supuesto que hay.

¿Según sus conocimiento está ahora mejor en CNI o rea mejor cuando se llamaba CESID?

No tengo los suficientes datos para valorar eso. Puedo valorar globalmente lo que ha pasado en el CNI y, por tanto valorar lo años con el director Félix Sanz. La etapa de Sanz es una etapa en la que mucho de los éxitos no son de Sanz, sino que vienen motivados por la etapa anterior que es la de Alberto Sáez. Es decir, el centro criptológico nacional lo hace Jorge Dezcallar, lo abre en 2003. Esa decisión es la que lleva a que ahora tengamos un mínimo de protección con respecto a todo el tema tecnológico. Todo el tema de terrorismo, de ETA y  yihadista y que ahora hay muchos éxitos, y que está muy bien, sin embargo la base de es Alberto Sáez. Félix Sanz es un director que supone un paso atrás su nombramiento porque ya llevamos dos directores civiles, y supone que Zapatero después de la rebelión en el CNI decide poner un general, es decir, es una vuelta atrás. Alguien que a los rebeldes que se han enfrentado con el anterior director no solo no les castiga, sino que a algunos les premia.

¿Manejaba mejor el CNI el PSOE que el PP?

Depende. En la etapa de Felipe González el CESID se convirtió en un servicio secreto real, lo que pasa que al final estuvo implicado en el GAL y otros asuntos. Luego llega Aznar y tiene una etapa negra con Javier Calderón, y una etapa mejor con Jorge Dezcallar, así que depende. Luego vino Zapatero y tuvo una mejor etapa pero que terminó mal. No creo que sea tanto de PSOE o PP sino que los dos partidos hacen exactamente lo mismo que es intentar utilizar al servicio en beneficio propio.

¿En serio los políticos utilizan al CNI en beneficio propio?

Sí. Es verdad que hacen grandes servicios de estado, pero siempre tienden a buscar algún beneficio o cosas que les puedan beneficiar.

Esas son las cosas que como ciudadano dan miedo, hasta qué punto mis dirigentes utilizan mis espías para beneficio propio ¿Conoce algún ejemplo de ello?

Hay que buscar cosas históricas que están probadas. Por ejemplo en la etapa del gobierno de González como el servicio secreto participó en todo el tema del GAL. De como el servicio secreto hizo un misión para Serra que era hacer una investigación de todos y cada uno de los militares antes de que ascendieran a general, para saber si eran o no eran franquistas.

¿Y eso no sigue pasando a día de hoy?

Sí, claro

¿Los ascensos en la cúpula militar y de la Guardia Civil siguen dependiendo de los informes que recibe el Gobierno del CNI?

En teoría eso no se debe hacer. Yo tengo confirmado que se hizo en esa época para evitar que coroneles franquistas llegaran a general.

No le hablo de eso.

No. Ahora no se pasan informes excepto que se lo pidan. No lo hacen excepto en determinados casos. Ejemplo, cuando Félix Sanz fue a ascender antes de ser designado jefe del Estado Mayor del ejército, el ministro de defensa Pepe Bono le encargó al director del CNI que hiciera un informe sobre él.

¿Pero hasta que punto puede el CNI supeditar la carrera de un militar?

El CNI no. El CNI hace una investigación como si fuera una agencia de detectives.

Pero eso no es legal.

Ya, no quieren reconocerlo, pero eso se hace. No es que recomienden o no, es que buscan a ver si tiene puntos negros, si tiene negocios, asuntos, y todas esas cosas y, y con todo eso elaboran un informe para garantizar que no van a meterse en líos.

Y por último ¿por qué hay que leer la casa II?

Es una investigación para tratar de que todo el mundo que no sabe lo que es el mundo de las alcantarillas del poder, donde se mueven los servicios secretos ,puedan conocerlo un poco más. Saber un poco más de esa realidad y saber que los espías que parecen de película son de verdad, y hacen cosas a veces muy limpias, y a veces muy sucias.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email